Cookie MonsterEsta web utiliza cookies. Si sigues navegando, entendemos que aceptas las condiciones de uso.

Do you speak english?

¿If you prefer, you can visit the Literautas site in english?

Apuntes, tutoriales, ejercicios, reflexiones y recursos sobre escritura o el arte de contar historias

Cómo escribir una novela (3): los personajes principales

¿Qué tal llevas el proceso de creación de la novela? ¿Te gustan las propuestas que hemos visto hasta ahora? Espero que sí, porque este capítulo nos mete ya de lleno en la historia: vamos a comenzar a dar forma a los dos personajes principales: el protagonista y el antagonista.

los personajes principales en una novela

Toda historia, toda novela, guión, cuento, obra de teatro… tienen al menos una cosa en común: un personaje protagonista. Después de todo ¿qué es una historia sino «algo» que le sucede a «alguien»? En los cuentos o relatos cortos, ese «alguien» no es tan importante. No tenemos que desarrollarlo, ni necesita una evolución ni un pasado. Muchas veces, ni siquiera necesitamos saber cómo es su carácter. En el cuento, el/la protagonista nos representa a todos. Es un símbolo, una metáfora. Es el ser humano ante una circunstancia extraordinaria y lo verdaderamente importante no es a quién, sino qué sucede.

La novela, en cambio, tiene otros mecanismos. En ella los personajes son el elemento principal. Nos importa tanto el «qué ocurre» como el «a quién le ocurre» y, en muchos casos, el conflicto de la historia se esconde dentro del propio protagonista. Su evolución, su aprendizaje, son lo que nos atrapa durante la lectura. Por eso, cuando queremos crear una novela, tenemos que trabajar mucho los personajes principales, y eso es lo que vamos a ver a continuación, como siempre, paso a paso y empezando por el protagonista.

Nota: si tu novela tiene más de un personaje protagonista, repite los pasos que te propongo con cada uno de ellos.

Como ya iréis viendo, estos pasos que os propongo en los siguientes párrafos están tan relacionados entre sí que a veces es difícil separarlos. En realidad son un todo que dan forma al personaje, así que lo mejor es atacar los pasos en orden, reflexionando sobre ellos, buscando cómo podrían ayudarnos a construir una historia mejor, pero sin tener miedo a volver atrás para añadir una nota o cambiar algún elemento anterior si vemos que esto hace funcionar mejor el conjunto.

Paso 1. Identidad

Lo primero que tienes que preguntarte y que puede que ya sepas gracias a haber trabajado el storyline en los pasos anteriores, es quién es el protagonista. ¿Qué es lo que define a este personaje? ¿Es un pescador anciano con muy mala suerte? ¿Un científico loco? ¿Un bombero con miedo a las alturas?

Otro aspecto a reflexionar en este paso es la edad del personaje. Deberías conocerla de manera concreta —es decir, el personaje tiene cuarenta y siete años, en lugar de decir que tiene cuarenta y pico—, aunque no vayas a usar ese dato para la historia.

Si quieres, también puedes darle un nombre en esta fase del proyecto. No es obligatorio, pero te ayudará a que el personaje cobre forma en tu cabeza. En ocasiones, ponerle nombre a algo o a alguien nos ayuda a visualizarlo mejor.

Paso 2. Statu quo

También ha llegado la hora de definir la situación inicial del personaje antes de que comience la historia. ¿Cómo es su mundo, su día a día, su vida ordinaria? Por ejemplo, en la saga de La Guerra de las Galaxias, Luke Skywalwer lleva una vida monótona y aburrida en la granja en la que vive con sus tíos, en un planeta apartado.

Como ves, no se trata de explayarse, sino de aclarar un poco los aspectos clave de esa vida «ordinaria» antes de que la historia se ponga en marcha.

Paso 3. Objetivo

Lo siguiente a definir es el objetivo que tu personaje tendrá en la trama. ¿Qué es lo que quiere, o lo que tiene que conseguir? ¿Ha de hacerse con un documento importante para demostrar su inocencia? ¿Quiere conquistar a la chica de sus sueños? ¿Se ve obligado a investigar un asesinato? ¿O necesita pescar algo de una vez para no morir de inanición, como en El viejo y el mar?

A veces el objetivo es algo sutil, que no parece tan obvio como los ejemplos anteriores. Es el caso de la novela Nada, de Carmen Laforet, cuyo objetivo es vivir en la gran ciudad y estudiar una carrera.

Paso 4. Motivación

Diferencio motivación de objetivo porque, en algunos casos, existe un matiz entre ambos conceptos que nos ayuda a comprender mejor al personaje. En el caso de Nada que vimos en el párrafo anterior, no sería así —la motivación y el objetivo de la protagonista son iguales—, pero en otras novelas son diferentes.

Por ejemplo, el hombre que se ve obligado a investigar un asesinato: su objetivo sería descubrir al asesino, pero la motivación podría ser la venganza, o salvar su propio pellejo demostrando su inocencia.

Paso 5. Obstáculos (conflicto)

Ya sabemos qué tiene que hacer el protagonista en la historia y por qué. Veamos ahora qué obstáculos se encontrará por el camino. ¿Quién o qué va a intentar que no consiga su objetivo? Y, lo que es tanto o más importante, ¿cómo lo hará?

Recuerda que, cuanto más duros sean los obstáculos a los que ha de enfrentarse, mayor será el conflicto de la novela y, por lo tanto, el interés. Una historia en la que el protagonista no encuentra ninguna dificultad para conseguir sus objetivos, nos resulta aburrida.

Paso 6. Adhesión

Otra cosa que es imprescindible revisar cuando creamos al personaje es su adhesión a la historia, los motivos reales que tiene para continuar buscando o luchando por conseguir algo. Fíjate en que he marcado la palabra continuar porque, aunque al comienzo de la novela estas motivaciones estén claras —el héroe está enamorado se lanza a conquistar a la chica de sus sueños, por ejemplo—, a medida que aparezcan los obstáculos la tarea se irá volviendo más difícil. El personaje necesita un motivo de peso para no abandonar. Esto es lo que se conoce como la adhesión del protagonista a la historia.

Por poner un ejemplo algo extremo pero que creo explicará mejor a qué me refiero: si tenemos un hombre cuyo objetivo es pescar el pez más grande del lago para ganar un concurso, pero cuando se lanza a por ello descubre que una extraña criatura está atacando a los participantes. ¿Realmente le compensaría continuar y jugarse la vida? ¿Solo por un premio? Sin embargo, si el hecho de ganar ese premio fuese de vida o muerte para él, si necesitase el dinero para pagar una delicada operación a su hija enferma, sí se entendería que no renunciase al objetivo.

Paso 7. Imperfecciones

Algo a lo que suelo aludir cuando hablo de la creación de personajes es a las imperfecciones, porque a ningún lector, por norma general, le gustan los personajes perfectos. Lo que nos enamora de ellos son sus imperfecciones, sus fallos, sus debilidades; y estos, además de hacer más «gustable» al personaje, también consiguen que el conflicto sea más profundo.

Por eso recomiendo, siempre que sea posible, buscarle alguna debilidad al protagonista y, por supuesto, que se trate de una debilidad importante para la historia, ya sea como factor determinante de la trama principal, ya sea como parte de una trama secundaria.

Es el típico caso de las novelas de aventuras en las que el protagonista ha de enfrentarse a su mayor miedo para vencer el objetivo final, al descubrir que la última prueba para encontrar el tesoro en el interior de la pirámide consiste en atravesar un estrecho sendero que se abre paso en medio de un altísimo abismo. ¡Qué mala pata! Justo cuando desde el comienzo de la historia habíamos visto que el pobre protagonista sufre de un pánico atroz a las alturas porque de pequeño le ocurrió algo traumático relacionado con ellas. ¿Será capaz de vencer su miedo, o se quedará atrapado en la pirámide para siempre?

Paso 8. Dilema

El dilema consiste en crear un nuevo conflicto, allende el que nos da la lucha objetivo-obstáculos, que atañe directamente a la moral del personaje, a su sistema de valores. Imagina el caso del ejecutivo cuyo objetivo sea triunfar en su carrera y su defecto un terrible miedo al compromiso que le hace vivir una vida frívola y alocada. El dilema surge cuando descubre que se ha enamorado de su rival y ha de decidir si continuar con su carrera hacia el éxito o renunciar a todo por amor.

Por supuesto, cuanto más profundo sea el dilema, cuanto más ataña a la escala de valores del personaje y, ¿por qué no?, del lector, más interesante resultará. Ten en cuenta que el dilema es un elemento narrativo que ayuda a los escritores a reforzar el tema del que trata la novela.

Paso 9. Arco de personaje

Otro elemento relacionado con las imperfecciones del personaje, pero también con el dilema y con todos los pasos que vimos anteriormente —ya te comenté que todos los pasos para la creación del personaje están relacionados entre sí, alimentándose unos de otros—, es el arco de personaje o, dicho de otro modo, lo que vendría siendo la evolución del personaje a lo largo de la trama. ¿Qué aprende? ¿Cómo cambia su carácter?

Si quieres más información sobre este paso, puedes leer la entrada qué es un arco dramático de personaje y cómo se crea.

Paso 10. Breve biografía

Ahora que ya tenemos claros los aspectos más importantes del personaje respecto a la historia que le va a tocar vivir, vamos a volver la vista hacia atrás, hacia su pasado. Una biografía —puedes hacerla tan extensa como quieras, aunque tampoco es necesario que entres en todos los detalles, basta con marcar los sucesos más importantes— nos ayudará a comprender mejor cómo es el personaje y cómo reaccionará ante los obstáculos y dilemas que le vayamos planteando.

Paso 11. La voz del personaje

Para terminar, una de las partes que más me gustan de la creación de personajes: el momento en el que dejamos de imaginar cómo es para pasar a escucharlo en persona. Elige uno de los momentos de su biografía —o varios, si quieres explorar más allá– y escríbelo en primera persona, como si fuese el personaje quien lo relata. Hazlo sin pararte a pensar en la trama o en ningún tipo de estructura, sino dejándote llevar, metiéndote en la piel del personaje e intentando sentir lo que él o ella sentiría.

Paso 12. El antagonista

Para el último paso doce del ejercicio de esta entrada ya podemos olvidarnos del protagonista. A estas alturas estará creado y definido, y le toca la hora a su contrario: el antagonista.

Siempre que puedas —es decir, si el antagonista de tu novela está representado bajo la forma de un personaje—, intenta seguir los once pasos anteriores para construirlo y conocerlo mejor.


Hasta aquí el ejercicio de esta entrega. Un poco más largo y complicado que los de las semanas anteriores, pero es que ya estamos entrando de lleno en la historia. Os recomiendo trabajar bien a estos personajes principales porque, teniendo claros los pasos que os propongo aquí, os resultará mucho más sencillo avanzar en los que están por venir.

Dentro de dos semanas publicaremos la siguiente parte del tutorial. Mientras, espero que os divirtáis dando forma a vuestros protagonistas y antagonistas. Y no os olvidéis de comentar vuestros progresos. ¿Os están gustando los pasos que os propongo? ¿Encontráis alguna dificultad?

¡Feliz escritura!


Leer el tutorial completo en:

Cómo escribir una novela paso a paso

Entradas relacionadas:

El conflicto en una historia
Da forma a tus personajes según su función en la historia
Cómo elegir el nombre para tus personajes

Apps para escritores de Literautas

  • Compartir en Facebook

¿Te ha gustado esta entrada? Recibe en tu correo los nuevos comentarios que se publiquen.

21 comentarios

  1. 1. Mara dice:

    Creo que este siempre ha sido el punto debil de mis historias, siempre dejo muchas cosas colgadas del personaje principal, las tengo en la cabeza pero nunca me siento a escribirlas para definirlas del todo asi que esta vez voy a seguir todos los pasos a ver que tal va estando todo más definido.
    Los pasos que estas marcando los encuentro muy utiles, he escrito ya tres novelas cortas para el Nanowrimo y otras dos para el CampNano siguiendo un metodo propio (con ideas que cogía de varios libros) y la verdad es que me veo más centrada con estos pasos que vas marcando. Tal vez sea por cambiar o porque me ayuda más a definir los objetivos pero los encuentro increiblemente utiles.
    De ponerle una pega sería que lo encuentro algo lento aunque por otra parte tambien me sirve para asentar las ideas y a no agobiarme.

    Escrito el 6 marzo 2017 a las 14:45
  2. 2. Rika dice:

    Un artículo muy útil para realizar fichas de personajes, que a tantos traen por el camino de la amargura. En particular está muy bien que se resalte que el personaje debe tener errores y conflictos, algo que no suele incluirse bien en muchas historias.
    Creo que hacen falta algunos ejemplos de personajes que cumplan bien estos pasos (y otros que no) pero por lo demás un artículo redondo y completito.
    ¡Un saludo!

    Atte. Rika~

    Escrito el 6 marzo 2017 a las 17:26
  3. 3. Sergio dice:

    Mara, perdona mi ignorancia pero ¿Nanowrimo y CampNano es una especie de asociaciones que montan concursos de escritura o blog o algo por el estilo?.Gracias. Es una entrada muy completa y clara creo que nos va a ayudar mucho. De nuevo por tu inmenso y agotador trabajo.Buen dia a todos y mucha suerte en vuestra novela.

    Escrito el 6 marzo 2017 a las 18:37
  4. 4. Mara dice:

    Hola Sergio, supongo que sí que se podría decir que son. El Nanowrimo es en noviembre y se trata de un “reto” en el que tienes que escribir 50000 palabras en 30 días, no es concurso, se hace por la satisfacción de escribir pero en la página llevas el recuento y ayuda a motivarte (nanowrimo.org). El CampNanowrimo es lo mismo pero más “libre”, tu eliges el número de palabras a escribir en un mes y se celebra en abril y julio (campnanowrimo.org) y tienes unas “cabinas” (salas de chat) para hablar con otras personas que tambien estan escribiendo. Te puse las páginas para que les eches un vistazo. Si tienes una idea realmente es una buena forma de motivarte.

    Escrito el 6 marzo 2017 a las 19:41
  5. 5. Rita dice:

    Hola a todos.
    Este mes voy retrasada: entre el trabajo, el reto de la novela, la escena del mes… no tengo tiempo a penas. Intentaré ponerme al día. Me gusta mucho la entrada que toca hoy porque me encanta crear fichas de personaje. Pero antes tengo que acelerar un poco para no quedarme atrás (aunque las fichas ya las tengo empezadas ;P).
    Me encanta esta frase: “La perfección hace la imperfección; la imperfección, la perfección.”.
    Gracias, Literautas, por este artículo y por el reto de la novela.
    Nos leemos.

    Escrito el 7 marzo 2017 a las 01:33
  6. 6. R.J. Esperanza Pardo dice:

    Buenos días a tod@s

    Quisiera pedir algún consejo u opinión antes de lanzarme a la aventura.
    La que historia que tengo pensada parte de un hecho extraordinario y fantástico pero se desarrollará inspirándome en la realidad. El “problema” es que esta realidad a la que voy a tener que aludir se refiere a un sector industrial del primer mundo que se nutre de mano de obra de un país tercermundista y esta alusión es bastante explícita. Lógicamente es una novela y lo que les pasará a los personajes ficticios será también ficticio, pero sí aludiré a la explotación laboral que ejerce esa empresa X (inventada claro) que los medios vienen denunciando hace tiempo. Igual veo un problema donde no lo hay (?)
    Otra duda es si es aconsejable o necesario que haya solo un único tema, o es normal que se me mezclen temas relacionados entre sí, por ejemplo: la ambición, el poder, la injusticia, la lucha por la supervivencia, la esperanza…
    La tercera duda es respecto a si seré capaz de ubicar una historia en un lugar donde nunca se ha estado (aunque estoy recopilando datos sobre las costumbres de ese lugar, cultura, ciudad…).
    Muchas gracias, soy un mar de dudas…

    Escrito el 9 marzo 2017 a las 12:00
  7. 7. Rita dice:

    R.J.Esperanza Pardo, no creo que haya problema con la primera duda. Hay cientos de novelas que denuncian injusticias sociales, explotación laboral, mano de obra y temas del estilo.
    Es aconsejable que haya un tema central, lo que viene siendo el eje de la historia. Más que aconsejable, es así. Luego están las subtramas, que yo creo que hay siempre en todas las historias. Es normal que se mezclen los temas siempre y cuando dejes claro cuál es el principal.
    Por último, esa tercera duda sólo puedes resolverla escribiendo y descubriendo si realmente eres capaz de ambientar la historia, por poner algún ejemplo, en Marte o en una galaxia lejana o un lugar en la tierra inexplorado… Hay novelas que escriben sobre lugares a los que el hombre no ha llegado. Y sin embargo, todo depende del escritor. Se empieza, como tú bien señalas, documentándose, investigando y recopilando la máxima información posible; todo lo que necesites para tu historia.
    En fin, espero que esto te ayude 🙂
    Saludos!

    Escrito el 9 marzo 2017 a las 16:10
  8. 8. Denise dice:

    Excelente información, soy pésima con la construcción de personajes, así que voy a probar el ejercicio para ver cómo me sale 😀

    ¡Saludos!

    Escrito el 9 marzo 2017 a las 17:56
  9. 9. R.J. Esperanza Pardo dice:

    Hol, Rita. Lo que dices tiene mucho sentido común, la única forma de averiguar si se es capaz de conseguir algo es intentándolo. Intentaré centrarme en un solo tema principal y no irme por los cerros de Úbeda, me has ayudado, claro que sí, mil gracias!!
    Un cordial saludo

    Escrito el 9 marzo 2017 a las 18:19
  10. 10. Arnia dice:

    Hola a tod@s!!!

    Geniales estas entradas. Ya llevo avanzada la creación de los personajes. Ahora toca seguir aumentando sus características, que iré haciendo en los próximos días, mientras espero con muchísima impaciencia la cuarta entrega.

    Me está ayudando mucho ésto, pero a mi también se me hace dura la espera. Aunque, me ayuda a asentar las bases bien, muy bien, como dice Mara.

    Por cierto, Mara: Gracias por compartir lo del CampNanowrimo, no lo conocía. Había oído hablar de Nanowrimo pero no sabia que existiese otra modalidad. Le echaré un ojillo a ver…
    Saludos.

    Escrito el 9 marzo 2017 a las 19:35
  11. 11. Jesús A. Telles S. (Barquisimeto - Venezuela) dice:

    Tengo problemas con mi antagonista. Es que no sé bien cómo definirlo, porque es un demonio. Mi protagonista, cuando niño sufrió mucho porque este demonio ocasiona la muerte de sus padres, aunque él lo ignora hasta tiempo después que se entera. Lo que no sé es cómo definir bien ese roce o conflicto entre ellos.

    Escrito el 9 marzo 2017 a las 23:58
  12. 12. Gabryel dice:

    Hola literautas, sigo esta pagina desde hace mucho, en su momento me ayudo y me empujo a volver a escribir… habia dejado luego del fallecimiento de mi hermano y mi ruptura con mi novia, pero de a poco he reconstruido todo. Los tengo en alta estima y primero les queria dar las gracias por los consejos y ayudas, fueron importantes para mi en un momento oscuro de mi vida. Segundo, queria decirles que los tengo como pagina sugerida en mi blog de libros, asi que espero tengan nuevos visitantes pronto, porque se merecen mucho exito y reconocimiento por el gran trabajo que hacen. No pongo la direccion de mi blog por que no quiero hacer spam, si hay algun interesado se lo paso, es un blog mas que nada para compartir libros y tambien me interesa mucho ayudar a potenciales escritores con consejos.

    Escrito el 10 marzo 2017 a las 08:20
  13. 13. K. Marce dice:

    Saludos a todos, y contenta a los que se han animado a seguir la serie, no sólo leyendola sino tomando cada tema como esa tarea pendiente, así van avanzando en sus novelas.

    He leído los comentarios, de donde también se aprende. Yo no estoy creando una novela con Literautas; ya que tengo varias en proyecto, pero una en concreto con al ánimo de terminarla. Así que crear otra nueva, no me es posible. Y las otras está demasiado avanzadas. Aunque es claro que estos temas ayudan durante el proceso de “corte” o corrección; por eso sigo la serie.

    Deseo dejar mi granito de arena, en cuanto a algunas consultas que se han presentado en los comentarios:
    *R.J., lo que te menciona Rita es muy cabal. Debes recordar que un tema es muy diferente a una trama y objetivo. Como explica Iria, lo importante es el objetivo-motivación del personaje. Los temas, pueden entrelazarse a esa motivación. Es como una moneda que tiene dos caras. Puedes hablar de todos los recursos que has planteado. Es decir, si hablas de la explotación en una mega empresa, es lógico que se toquen “temas” como lo es la ambición, el control, la arrogancia, la deshumanización, la indiferencia, el inconformismo, la rebeldía, etc. Las motivaciones, objetivos de los personajes, crean “la trama”. Y puedes meter subtramas. Con una idea tan pesada (tema delicado) como lo es la explotación laboral, es bueno que marques espacios de menos peso al lector. No sólo le darás un respiro, con un subtrama que involucre un romance o amistad. A veces, hasta una “pizca” de humor es bueno en un libro con un tema tan serio.

    Sobre escribir acerca de un lugar que nunca has visitado, todo se deberá basar en aquello que investigues. Debes ubicarte no sólo en espacio, sino tiempo. Me ha tocado investigar muchisímas horas para buscar como se llamaba una simple calle que nadie tomará muy en cuenta a la hora de leer; pero quien SÍ sabe acerca de esa calle; no me perdonará si me equivoco. Por ejemplo, esa calle en la época actual se llama “Trinity Street”; pero en “la época” de mi novela se llamaba “Findersiluer Lane Street”. Algo que averigüé buscando el mapa la ciudad en esa época, porque no encontré datos escritos de sus antiguos nombres. Así que cuando escribes una novela ficcionada (en donde tú creas por completo ese mundo) no importa mucho que inventes nombres, o costumbres, pero sí cuando lo haces en ciudades reales; por lo que debes documentarte tanto como puedas, para no sentirte insegura sobre lo que escribes.
    Mucha suerte con la novela.

    *Jesús, sobre tu antagonista. Creo que la tienes fácil, porque hay mucha documentación tanto religiosa como no, sobre la demonología. Y tu preocupación es como interactúan ambos personajes. Tienes que definir si a este ser demoníaco le darás o no un cuerpo material. Ya que mucho del desarrollo es sí será córporeo o no. Recuerda que si posee un cuerpo, deberás analizar si éste se materializa y puede desmaterializarse; o en efecto tiene un cuerpo “físico” con poderes como fuerza, mover objetos, atravesar paredes, etc. Penosamente no he leído libros sobre ese tipo de personaje, pero puedes “inspirarte” en películas, por ejemplo: “Fallen” con Denzel Washington, en donde el espirítu de un asesino, “salta o posee” los cuerpos de otros. Recuerda que un demonio, puede molestar/influenciar a una persona, o poseerla. Otros ejemplos son “Constantine”, “El exorcismo de Emily Rose”, “Devil´s Advocate” y la clásica “El Exorcista”, que de hecho está basada en un libro del autor William Peter Blatty, quien creo murió este año.

    *Gabryel: Gracias por la información de tu blog. Pero Literautas no tiene problemas con compartir el esfuerzo de los escritores. Por ello podemos dejar nuestra Web en el cajón de comentarios de la página. Si te interesa, sólo le das click al nombre de cualquier persona en los comentarios, y si ellos tienen blog te direccionará a ellos (yo lo hice contigo).

    Y para aportar algo, un granito de arena, en mi propio blog tengo una serie de entradas en donde despellejo a los personajes antagonistas, los secundarios y otra información que quizá les sea de utilidad… ¿Cómo llegar a ellos? Sólo denle click a mi nombre, y llegaran a mi página de WordPress, aunque también tengo una en Blogger. Si tienen consultas, dejenme sus comentarios o me escriben directo en la caja de Contacto de dicho blog.

    Saludos ¡Nos leemos!

    *

    Escrito el 11 marzo 2017 a las 22:30
  14. 14. R.J. Esperanza Pardo dice:

    K. MARCE, no sabes cuánto agradezco tu ayuda. Es una suerte que estés aquí!

    Un abrazo!

    Escrito el 12 marzo 2017 a las 14:18
  15. 15. Sergio dice:

    Solo decirte Gabriel que es impresionante tu voto d constancia y motivación de escritura. Nada ni nadie nos tiene que hacer cambiar si nosotros no queremos. La muerte, la rupturas o el sufrimiento ya lo has demostrado son diría yo oportuidades d escribir algo diferente o al menos e empaparnos como experiencias que son. Mi mas sentida admiración por valenti a y constancia. Por gente como tú estamos aquí. Yo aunque lo veo a ese Sergio cómo otra persona fui obsesivo compulsivo y me ayudó mucho los libros a estar pendiente de mi a atender algo que no fuese mi enfermedad. Escribo para desahogarme por q m gusta y para ayudar a los que están enfermos o en un momento de la vida en la a lo están pasando mal. Muchas gracias por abrirte a ti y a todos. L tolerancia… Directamente este es un blog en el que se puede respirar siendo quién eres por que aunque dijad como piensas políticamente o en cualquier ámbito te van a respetar y no ignorar o despreciar q es lo importante. Muchas gracias a este blog y a todos a riesgo de ser empalagoso y cansino( llevo la tira de comentarios) por ser y dejar ser principalmente . Saludos haya donde viváis

    Escrito el 12 marzo 2017 a las 18:47
  16. 16. Ebea dice:

    Me gustaría comentar al respecto de la frase “La perfección hace la imperfección; la imperfección, la perfección.”.

    Leí en una ocasión(no me preguntéis dónde por que no lo recuerdo)Se lo decía un hombre a una robot que ansiaba ser humana para poder enamorarse.
    “Si fueses completamente perfecta jamás podrías ser quien eres, tus imperfecciones te hacen humana”
    El hecho era que la robot, con todos sus fallos de programación y su voluntad, era incluso más humana que los propios humanos con los que vivía.
    (De hecho me pasé toda la historia convencida de que en realidad la protagonista era una humana que vivía entre robots)

    Los personajes me cuestan un montón y creo que son precisamente los que llevan la carga de toda la historia porque… no sé, puedes contar algo grande o pequeño pero los personajes son los verdaderos importantes. Porque al igual que alguien salva el mundo como si ha salido a comprar el pan, dependiendo cómo ese personaje sea puede ser una historia digna de contar.

    Al respecto del taller, tengo mucho que comentar para todos. Yo estoy trabajando muy duro con la novela, ¡la primera que me propongo en serio! Y creo que esto es especial, ya no sólo por la ilusión que este taller concreto puede provocar en algunos que desean escribir una historia digna de contar, sino porque representa genuinamente el trabajo de construcción de una novela. He visto que algunos han abierto su corazón en esta página contando temas personales, me ha hecho gracia en cierto modo porque… es curioso cómo a veces en el lugar menos esperado encuentras una conexión con un desconocido y cómo los sucesos de otro pueden llegar a afectar a uno mismo.

    Por delante quede el hecho de que soy una novata en esto de la escritura, tengo limitados conocimientos en literatura y mi formación académica es limitada. Nunca he logrado terminar ninguna historia que haya intentado escribir y hasta hace bien poco nunca había dejado que nadie leyese mis escritos. En cierta manera parece que mis protagonistas están condenadas a vivir sus días en un drama perpetuo en la oscuridad de mi disco duro.

    No sé, creo que básicamente me sucede algo parecido a Sergio, solo que cuando escribo, yo lo hago para poder extraer de mí esa parte que no debe estar en mi cabeza o en mi vida sino en su sitio, en una historia ficticia.
    Pienso que hasta ahora escribo principalmente para mi y creo que es por eso que nunca he permitido a nadie leer mis trabajos y también que no los finalice, ya que cuando consigo quitar de dentro ese malestar es cuando ya no consigo continuar la historia.

    Y sí, digo malestar, porque yo la escritura libre la practico como técnica de evasión para la ansiedad. Me lo enseñó una psicóloga siendo todavía una niña, escoger un personaje y contar qué cosas le suceden, hablar con él, preguntarle cosas, hacer de “deus ex machina” y solucionarle la vida. Cuando escribo, cuento cosas que jamás diría en voz alta. A mis personajes le pasan cosas que a mí nunca me han sucedido o que hubiese deseado que fuesen diferentes. He escrito miles de cosas que nadie ha leído y que es posible que no lean nunca porque son pensamientos y miedos que viven muy dentro de mi. De hecho, durante muchos años según finalizaba los escritos, me deshacía de ellos con mucha vergüenza y temor por la posibilidad de que otros los leyesen y pensasen que yo no estaba bien.

    Por fortuna, mi vida ha cambiado. Yo antes era otra persona, alguien totalmente diferente a quien soy ahora, alguien que siempre estaba bien, a pesar de no estarlo en absoluto. Que hacía cualquier cosa por que todos viesen una parte buena de mi que estaba muy lejos de estar bien. de hecho, es que muchas veces no me reconozco ahora cuando hago ciertas cosas que antes eran inconcebibles para mi. Como salir a la calle sin maquillar, perfectamente vestida y peinada. O incluso me sorprenden las cosas que antes llegaba a hacer para no reconocer que no podía más con la situación.
    Y por eso he vuelto a la escritura porque aquí es fácil que le pasen cosas malas a la gente buena y que aún así se solucione todo. Y porque aquí cuando escribes puedes contarlo todo y el lector puede saberlo todo. Quise volver a la escritura y he decidido hacerlo de una manera sana. Relacionándome con gente que también escribe, corrigiendo mis escritos, planificando mis trabajos, permitiendo que la gente lea lo que hago… convirtiendo las cosas que suceden en cosas que se superan, las malas experiencias en historias que contar con grandes finales felices…

    Con mucha vergüenza por supuesto, permitir que otras personas lean lo que escribo todavía me sigue resultando algo difícil en según qué cosas pero… no sé, de pronto parece que todo esto de sentarme ante una pantalla y escribir me ayuda y sobre todo me gusta. Y además me he dado cuenta que si me piden que escriba sobre algo que no está relacionado conmigo, que soy capaz también y que consigo la misma liberación al escribir y que… cuando lo finalizo me siento bien.

    Porque el ambiente que se vive en Literautas es… ¿cómo explicarlo? Sano. Estamos aquí porque queremos, participamos sólo cuando podemos, vamos siguiendo las pautas de trabajo para ir mejorando poco a poco(en este caso en la escritura de una novela) y nos respetamos los unos a los otros en los diferentes niveles de cada uno. O… al menos es lo que yo he percibido hasta el momento, que la relación en estos talleres se hace de otro modo.

    Y todo esto viene porque el ambicioso proyecto de escribir una historia, una novela de principio a fin en un año es realmente un sueño para mi. Es algo que que creo que debo trabajar y cumplir y que… por primera vez creo que sí puedo lograr por mi misma siguiendo las directrices. Deseo poner fin a todas esas historias que siempre están pululando por mi cabeza. Y no sé, creo que este taller ha sucedido en el momento que yo necesitaba y que cada paso del mismo es un paso mío también hacia lograr poner fin a muchas cosas.

    En fin, no sé qué más añadir, salvo que creo que se me ha ido mucho lo que quería contar. Dar las gracias a Literautas por la iniciativa, a la gente por participar y dejar los comentarios buenos y malos, que siempre, siempre ayudan.
    Y no olvido pedir perdón por haberme salido del tema que tratamos aquí y ser una moñas.

    Escrito el 15 marzo 2017 a las 12:01
  17. 17. Sergio dice:

    Buenas tardes o buenos días depende desde que país nos escribes. Me h encantado y empatizamos mucho con tu comentario. Pocas personas lo saben excepto mi familia y mi mejor amigo que hace como 4 años fui obsesivo compulsivo y aparte de manías físicas tic nerviosos que los llaman, tenía que contarle todo lo que escuchaba, hacia o pensaba a mi madre. Me hice tímido por las circunstancias, me ignore y fui ignorando a consecuencia y por ser alguien que no era. Mi padre con el que siempre he tenido una gran buena relación ya que es muy cariñoso le evitaba y eso le comía por dentro al no entender lo q era lo q m hacia ser asi. La lengua española, la política, y la escritura me hicieron cambiar y ahora me di una persona distinta a la anterior. Creo que es más o menos como tú dices. Ojalá me encuentre en mis estudios y a lo largo de mi vida gente, tolerante, educada, con respeto, servicial, luchadores, escritores. A fin de cuentas el mundo tendrá que ser Literarias un ambiente parecido. Tal vez algún día haga una historia en la que hable del mundo Literaturas suena una buena utopía. Muchos abrazos y felicidad y disfrute en todo lo que hagais. Saludos

    Escrito el 16 marzo 2017 a las 15:57
  18. 18. Ebea dice:

    Mucho ánimo Sergio, es posible que algún día el mundo sea mejor. aunque es más probable que con esfuerzo, ambos logremos recrear un mundo como literautas.

    La verdad es que poco después de enviar el comentario me empecé a sentir fatal por haber abierto mis sentimientos ante prácticamente desconocidos. Es una eterna lucha entre ser yo misma o ser otra que dice y hace siempre lo correcto y lo que se espera de ella. Cuán difícil es lograr una vida pacífica.

    Un saludo y abrazos a todos

    Escrito el 17 marzo 2017 a las 10:40
  19. 19. Sergio dice:

    no hay nada de malo en pasar de vez en cuando por el psicólogo o abrirse asi si no se desahoga uno hace conocer sus males para que otros le asesoren. además aquí no es como la red social retrete de twitter en la que el anonimato se tranforma en una falta de respeto. Ademas aunque el mundo es un pañuelo y asi me gusta que sea, no nos vamos a mirar a los ojos(para mi desgraciadamente, serian unos amigos con cosas en común muy buenos)asi que razón de mas para poder ser aun mas como es uno abrirse y ser feliz siéndolo y sin hacer daño a los demás.Y punto. Me hace gracia o no participo o lleno y abro debates por doquier en Literautas, revoluciono esto de vez en cuando, cuando no desaparezco jeje. Igualmente Ebea.

    Escrito el 17 marzo 2017 a las 11:26
  20. 20. Laura dice:

    Hola RJEsperanza Pardo.
    Con respecto a tu ubicación, tan realista, no es problema, como ya te han indicado. Simplemente inventas el país, trata de que sus características sean igualmente bastante realistas, pero con el simple invento de nombres no vas a tener problemas.
    Al respecto, si quieres, te recomiendo a Gioconda Belli que trata esas problemáticas, cambiando los nombres de los países, pero totalmente creíbles.
    Y serían interesantes subtramas con conflictos morales entre los personajes para dar más interés a tu novela.

    Escrito el 20 marzo 2017 a las 00:43
  21. 21. Alex dice:

    ¡uff! bastantes campos a llenar. Me pongo manos a la obra enseguida.

    Gracias por enseñarnos tanto literautas. Como observacion, yo uso la app para android StoryPlanner que ustedes mismos sacaron, pero de acuerdo a este curso le faltan espacios para crear al personaje como se plantea aquí. Supongo que es cosa de gustos la forma de crear a los personajes. Un saludo!!!

    Escrito el 25 mayo 2017 a las 02:26

Deja un comentario:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.