Cookie MonsterEsta web utiliza cookies. Si sigues navegando, entendemos que aceptas las condiciones de uso.

Do you speak english?

¿If you prefer, you can visit the Literautas site in english?

Apuntes, tutoriales, ejercicios, reflexiones y recursos sobre escritura o el arte de contar historias

Decálogo para crear personajes protagonistas

En el post anterior os hablaba sobre cómo dar a conocer a nuestros personajes. Como es un tema que me gusta mucho y me parece interesante para desarrollar cualquier historia, quiero seguir hablando un poquito más sobre él a través de este decálogo que he preparado sobre la creación de personajes: cómo crear protagonistas multidimensionales y que gusten al lector.

Personaje protagonista

El protagonista es el personaje principal de una historia, el que da el impulso a la acción y a través del cual se viven los hechos. En una misma historia puede haber uno o varios protagonistas (incluso existen casos donde se cambia de protagonista en medio de la historia, como ocurre en Psicosis). En el caso de haber varios protagonistas en una narración, existen dos formas de clasificarla:

Historia con protagonistas plurales: todos los personajes protagonistas comparten un mismo objetivo y sufren las mismas consecuencias y beneficios en la lucha por alcanzarlo. Es el caso por ejemplo, de la serie El Equipo A, Los doce del patíbulo o la saga de historias juveniles de Los Cinco.

Historia con múltiples protagonistas: todos los personajes protagonistas de la historia tienen objetivos individuales y sufren consecuencias y beneficios de forma individual, a veces incluso el beneficio de uno es el sufrimiento de otro. Este tipo de protagonistas se da, por ejemplo, en la tan de moda Juego de Tronos o en la serie de ciencia ficción Battlestar Galáctica, donde, a pesar de tener todos un objetivo general de alcanzar la Tierra, cada personaje tiene sus propios objetivos en una trama mucho más compleja.

Al margen del número de protagonistas en una historia, hay una serie de puntos que nos ayudarán a construirlos y a partir de ellos he desarrollado el decálogo que os comentaba con los diez aspectos que debe tener todo personaje protagonista para gustar al lector. Los protagonistas deben ser

1. Diferentes y únicos

Todos los personajes de la historia han de ser diferentes, distintos entre sí, tanto en las historias con varios protagonistas como las de uno solo. A través de los distintos personajes hay que buscar el complemento (personajes que se complementan entre sí y forman un equipo, un todo) o el contraste y la confrontación (las tensiones entre personajes generan conflictos, y ya sabéis que CONFLICTO es igual a HISTORIA).

2. Coherentes

Todo personaje ha de ser, además de coherente con la historia a la que pertenece, coherente consigo mismo y su forma de ser. Nada chirría más que ver a un personaje al que conoces actuar de una manera que no le corresponde sin justificación alguna. Por ejemplo: un personaje que es altruista y desprendido, caritativo, de pronto le contesta de forma desagradable a un anciano que le pide que le ceda su asiento en el autobús. También podemos ver como ejemplo el caso opuesto: un personaje avaro, egoísta, mezquino y ruin que, sin un detonante o una justificación dentro de la historia, se muestra de repente generoso con sus semejantes.

3. Sorprendentes

Sin dejar de lado la coherencia que comentaba en el punto anterior, el personaje ha de sorprender con sus acciones. Es decir, actuando siempre dentro de una forma lógica, esperable según su carácter o su bagaje, no debe resultar previsible o será aburrido.

4. Contradictorios

También es bueno que el personaje tenga contradicciones, conflictos internos. Nos gusta (y nos sorprende, en relación con el punto 3 del decálogo) que un personaje dude o se plantee sus objetivos por un problema moral. Como lectores, esto nos ayuda a ponernos en su lugar y nos hace la experiencia de la lectura más gratificante y enriquecedora.

Por ejemplo (ojo spoilers!! Si no has leído el El conde de Montecristo salta directamente al punto número 5 o deja este post y vete a leerlo inmediatamente porque te estás perdiendo una gran obra). Bueno, y aquí va el spoiler: cuando Edmond Dantés conoce al hijo de su enemigo y empieza a tomarle afecto, surge un fuerte conflicto interno entre sus deseos de venganza y sus sentimientos. Es una de las partes con más fuerza de toda la novela.

5. Activos

Al igual que el conflicto, la acción es fundamental para la historia. Si el protagonista es un ser pasivo, no hace nada, no nos interesa en absoluto. El protagonista tiene que hacer cosas, aunque sea por obligación o sólo de manera psicológica, el conflicto y los hechos lo empujan a la acción.

6. Motivados

Un protagonista puede provenir de ámbitos muy distintos que resulten desconocidos para el lector, pero tiene que tener una motivación, un objetivo, sueño, deseo o meta universal, que sí sea comprensible e identificable para el lector (amor, poder, venganza, lealtad, supervivencia…). Además, sin motivación, tampoco hay motivo para la acción.

En este punto también cabe distinguir dos tipos de motivaciones: la superficial (que el personaje sabe de forma consciente que persigue) y la profunda (que el personaje desconoce pero persigue de forma inconsciente y le hace evolucionar mucho más que la consciente).

Por ejemplo, el personaje de Star Wars Han Solo tiene unas motivaciones conscientes, que son egoístas (el dinero y salvar el propio pellejo). Sin embargo, a la hora de la verdad (y esto es otro punto importante a tener en cuenta: bajo presión es cuando se muestra la verdadera naturaleza de un personaje) le traiciona su motivación inconsciente (el compañerismo) y se arriesga por salvar a sus compañeros. Esta motivación es la que le hace evolucionar y acabar convertido en un héroe de la rebelión.

7. Morales

Los personajes protagonistas deben regirse por un código moral o ético. Esto no quiere decir que tengan que ser santos ya que no todos los códigos morales son iguales y lo que para mí es ético para otra persona puede no serlo.

Lo que significa eso es que, como escritores, debemos conocer los límites y el código moral de nuestros personajes principales y hacer que se rijan por ellos. Esto nos ayudará también a desarrollar posibles conflictos internos y a mantener la coherencia de la que hablábamos antes.

8. Imperfectos

No sé a vosotros, pero a mí nada me repatea más que la perfección. Me gustan las personas con defectos, manías, cicatrices, debilidades o traumas. Sin pasarse, claro, pero con sus cosillas. Eso es lo que hace a un personaje más humano y nos ayuda a identificarnos con él.

Por ejemplo, Superman es un personaje que sería perfecto de no ser por esas historias que han escrito algunos autores en las que se nos muestra como un ser frágil y vulnerable emocionalmente. No tanto por la kriptonita, que también es una debilidad pero mucho menos intensa si lo pensamos bien, como por su sensación de soledad (siempre será un ser único, extraño, diferente), sus ganas de encajar y el peso que tiene en su conciencia la responsabilidad, el miedo a no ser capaz de llegar a tiempo o a no lograr estar en todas partes a la vez. Estas vulnerabilidades son lo que hacen que el personaje me guste, que lo entienda. Tal vez no sepamos lo que es ser un extraterrestre con superpoderes, pero todos podemos identificarnos con sus emociones humanas y entender cómo se siente.

9. Ingeniosos

Esto no quiere decir que tengan que ser la bomba de agudos, siempre con la respuesta graciosa a punto, ni que sean súperinteligentes y lo sepan todo (eso de hecho suele provocar el efecto contrario y se hacen personajes repelentes). Pero sí es bueno que tengan una cierta inteligencia o, al menos, ingenio. Que nos haga sonreír. Un tipo que te hace sonreír es un tipo que te cae bien.

10. Misteriosos

Y por último pero quizá de lo más importante: nada enamora más que el misterio. Saberlo todo del personaje desde el inicio puede ser como encontrarse con ese tipo que te cuenta toda su vida nada más conocerlo. Lo que queremos cuando nos interesa alguien es descubrirlo poco a poco, intrigarnos, preguntarnos qué hay detrás de ese silencio, de esa mirada triste que se instala durante un brevísimo instante en sus ojos. Ahí reside la magia.

Y hasta aquí mi receta para crear protagonistas inolvidables. ¿Qué opináis vosotros?¿Le añadiríais algún otro ingrediente?

Entradas relacionadas:

Cómo elegir el nombre para tus personajes
La senda del héroe
Cómo dar profundidad a un personaje

  • Compartir en Facebook

¿Te ha gustado esta entrada? Recibe en tu correo los nuevos comentarios que se publiquen.

26 comentarios

  1. 1. Jota A dice:

    Oh my god! Una referencia a Battlestar Galactica… casi se me cae una lagrimita.
    Sobre la construcción de un grupo variopinto de protagonistas el mejor master que se puede hacer son los catorce capítulos de la serie de Joss Whedon, Firefly. Además este hombre sabe definir un personaje con una sola línea de dialogo: “Sí, perdimos la guerra, pero aún creo que no luché en el bando equivocado.” Capitán Malcom Reynolds.

    Escrito el 25 julio 2012 a las 12:26
  2. 2. Literautas dice:

    jajaja No he podido evitar esa referencia 😛

    Me ocurre con frecuencia al leer libros de escritura. La cabeza se me va inmediatamente a esa serie como ejemplo. Creo que de principio a fin es una clase magistral de cómo contar una historia y, especialmente, de cómo crear buenos personajes 🙂

    En cuanto a Firefly, ¡todavía no la he visto! Y mira que son pocos episodios (qué lastima que la cancelasen), pero es una de esas asignaturas que tengo pendientes. Espero solucionarlo pronto ^^

    Un saludo y gracias por tu comentario 🙂

    Escrito el 25 julio 2012 a las 12:49
  3. 3. Carme dice:

    Hola de nuevo,

    he hecho mi primera aparición por aquí esta mañana (para apuntarme al taller), aunque llevo días cotilleando en el blog.

    Sinceramente, me gustan mucho los artículos que escribes: son útiles, van al grano, son amenos… Me ha gustado especialmente el de los consejos de Ray Bradbury (de los que he leído hasta ahora), que he encontrado muy inspiradores.
    La apariencia del blog me gusta mucho también, me parece muy cuidada, acogedora, muy clara.
    Os pongo en “mis favoritos” desde ya, si no os importa 🙂

    En este artículo me ha tocado el corazoncito la referencia a Monte-Cristo. Desde que leí la novela por primera vez se convirtió en uno de mis libros favoritos. El conflicto que surge a causa del hijo de Mercedes me parece uno de los grandes puntos de la novela. Cómo desde el “ah, tiene un hijo”, dicho como quitándole importancia al asunto, hasta la escena con Mercedes, la tensión va aumentando… Para cuando llega la mañana del duelo, la tensión resulta casi insoportable. Recuerdo aquella primera vez en que seguía leyendo a las 3 de la mañana, los ojos cayéndoseme de las cuencas, y sin poder soltar el libro.

    Un saludo

    Escrito el 22 agosto 2012 a las 17:53
  4. 4. Literautas dice:

    Hola, Carme

    ¡Muchas gracias! Nos ha hecho mucha ilusión tu comentario 🙂

    Y entiendo perfectamete lo que comentas del Conde de MonteCristo porque también lo tengo en la estantería de mis favoritos y también estuve enganchada leyéndolo hasta las tantas, con el corazón en vilo. Es uno de esos libros que, cuando lo ves en cualquier estantería, no puedes evitar que se te escape una sonrisa no sé si cómplice o nostálgica, pero vamos, que te toca el corazoncito, como bien has dicho ^^

    Un saludo

    Escrito el 22 agosto 2012 a las 21:39
  5. 5. tyess dice:

    Muy de acuerdo. Nunca lo había pensado así, pero la verdad es que leyendo tu entrada sólo puedo asentir y recordar que sí, eso es lo que me gusta leer en un personaje. Sobre todo misterio, contradicción y motivación. Que si tienen eso luego ni me fijo si cumplen lo demás. Jaja. En cuando a diseñar mis propios protagonistas, digamos que es bueno poder ponerle nombre a lo que debo lograr… No soy de las que se esmera mucho, simplemente son como son. Y para ser que soy muy exigente con los personajes, debería cuidar más como los desarrollo. Por cierto, creo que nunca mencioné que ahora utilizo tus fichas de personaje para ir poniendo juntos los detalles 🙂

    Me encantan tus referencias, por cierto.

    Escrito el 21 octubre 2012 a las 17:19
    • 6. Literautas dice:

      Hola, Tyess

      Muchas gracias por tu comentario, me alegra mucho que las fichas te sean útiles. ^^

      En el tema de los personajes, como en tantos otros, está claro que cada escritor tiene que encontrar su propio estilo. Habrá quien necesite una ficha enorme y detallada con todos los detalles sobre cada personaje antes de lanzarse a escribir, y habrá a quien le baste con un pequeño esbozo y luego a tirar millas. Así que tampoco te obsesiones, hazlo como te resulte más eficaz ^^

      De cualquier forma, sí creo que hay que hacer una pequeña reflexión sobre nuestros personajes en temas importantes como los que has comentado precisamente que te llaman la atención al leer: misterio, motivación, contradicción, relaciones con otros… Así, al habernos parado a darle al menos una vuelta antes de ponernos a escribir, es más sencillo que nos salgan coherentes y profundos. 🙂

      Un abrazo y muchas gracias por tu comentario

      Escrito el 22 octubre 2012 a las 11:19
  6. 7. María dice:

    Hola!!
    Lo primero que tengo que decir es ¡¡¡guau!!! Esta es la primera vez que me animno a dejar un comentario en un blog. Aunque nunca he llegado a desarrollar una novela (empecé una con 12 años, pero ya no sé donde quedó), es un sueño que siempre he querido llevar a cabo. Sin embargo, siempre he tenido muchas dudas de cómo empezar, de cómo crear los personajes y de muchos más aspectos para crear algo medianamente grande. Hasta el momento me he limitado a pequeños escritos como minihistorias, poemas o letras de canciones sin música, jeje). Pero ante este post (ahora hojearé el resto del blog), me quito el sombrero. Es buenísima la presentación que has hecho de cómo tiene que ser un personaje, la claridad con la que lo has expuesto y no sé porqué la confianza que transmite tu receta para animar a ponerse a pensar en escribir.
    Muchas gracias por compartir estas claves. No sé si llegaré a escribir mi libro algún día y las tendré en cuenta, pero desde luego te invito a que sigas con este tipo de post.
    Un saludo.

    Escrito el 19 abril 2013 a las 15:41
  7. 8. Literautas dice:

    Hola, María!!

    Muchas gracias por tu comentario! Me alegra muchísimo que te sirva de ayuda este post. 😀

    Ánimo con esa escritura, verás que todo es ponerse, como cualquier otra disciplina. Cuestión de práctica y tiempo 😉

    Yo también espero que llegues a escribir ese libro y poder leerlo algún día 😉

    Un abrazo

    Escrito el 22 abril 2013 a las 19:52
  8. 9. Angeles dice:

    Increíble… El blog, buenísimo. La verdad, estos tips son un incentivo a seguir escribiendo, pues a veces, uno no tiene idea de cómo hacerlo, ve que vamol mal, que no está queando bueno, y se desilusiona. Pero acá, uno aprende, se corrige, y continúa en la ardua tarea de escribir una novela.

    Escrito el 23 junio 2013 a las 21:56
    • 10. Literautas dice:

      Gracias, Ángeles. Me hace mucha ilusión tu comentario porque esa es precisamente nuestra intención con el blog. Ánimo con esas novelas 😀

      Un abrazo

      Escrito el 27 junio 2013 a las 17:12
  9. 11. Nahuel Veron dice:

    WHOOOO!!!! Si que es un dolor de cabeza para escritores y guionistas (yo quiero ser escritor ) hacer personajes solidos, la verdad es que es una ardua tarea , yo por esto he dejado de escribir mi libro.

    Escrito el 27 septiembre 2013 a las 05:36
  10. 12. Ana dice:

    Qué bueno!!

    Acabo de terminar de ver Battlestar Galactica y me emociona ver referencias a la serie (ahora, que yo he visto la de 2003!). Y Firefly…qué buena y que lástima que la cancelaran!

    A todo esto, el motivo principal de este “comentario” es felicitar al equipo de literautas por crear una web donde prima el deseo de escribir, ayudando desinteresadamente, ofreciendo pautas y consejos para que saquemos lo mejor de nosotros mismos a la hora de sentarnos frente al temido folio en blanco.

    ¡¡GRACIAS!!

    Escrito el 20 noviembre 2013 a las 17:24
  11. 13. Literautas dice:

    ¡Hola, Ana!

    Qué grande es esa serie, ¿verdad? Ayyysss… me han entrado ganas de volver a verla. Si no tuviese tantas cosas pendientes para ver y leer, me ponía ya mismo. 🙂

    Muchas gracias por tu comentario. Nos hace mucha ilusión saber que te gusta la web y te ayuda en tu escritura. 😀

    ¡Un fuerte abrazo!

    Escrito el 20 noviembre 2013 a las 20:41
  12. 14. Karina dice:

    Desde hace varios días estoy leyendo los aportes; todos de gran ayuda. Tomé el impulso de volver a escribir después de un tiempo, ya tengo el argumento y estoy empezando a componer y profundizar los personajes. Gracias!!

    Escrito el 9 enero 2014 a las 21:04
    • 15. Literautas dice:

      Gracias a ti por tu comentario. Nos alegra que te guste y te sirva de ayuda. 😀

      Un abrazo!

      Escrito el 14 enero 2014 a las 12:38
  13. 16. Ana dice:

    Concuerdo con todo lo publicado.

    Escrito el 1 marzo 2014 a las 21:26
  14. 17. Enriqve dice:

    Hola Literautas,

    Estoy estudiando sobre guión cinematográfico e investigando un poco por internet he llegado a vuestra página. Me ha gustado mucho el post sobre la creación de personajes y me preguntaba si me podrías recomendar algún libro para profundizar sobre cómo crear buenos personajes.

    Muchas gracias
    Saludos
    Enrique

    Escrito el 11 abril 2014 a las 19:55
  15. 18. David Moreno Ruiz dice:

    Hola amigos.

    Vi esta página, y no pude resistirme a decir mi opinión. No soy escritor profesional; añado que, como pasatiempos escribo historias, y algunos esbozos que enseñado gustaron a público muy distanciado e incluso poco lector. Si sirve mi experiencia a la causa, me gustaría citar que observar el entorno y saber definir-lo funciona bastante bien, junto a coger lo bueno y característico de quienes te relaciones, y narres sobre ello. También es útil hacer una tabla con debilidades, puntos negativos y pequeñas muletillas “manías” de dicho personaje. ¡Saludos y suerte en vuestras historias!

    Escrito el 25 junio 2014 a las 22:25
  16. 19. Nikki dice:

    Excelente post, ¡gracias por compartirlo!

    Justamente me encuentro afinando detalles de la personaje principal de mi historia, y tus consejos me han hecho caer en la cuenta de varios aspectos que no tenía considerados. Te lo agradezco mucho.

    ¡Saludos desde Chile!

    Escrito el 26 junio 2014 a las 07:55
  17. 20. KMarce dice:

    Buenos aportes, concisos y prácticos. Concuerdo con David Moreno, la inspiración para crear un personaje está en cualquier lado, hay que volverlo “real y tangible” con palabras; por ello es fundamental hacer su Biografía,(al menos a los principales) en donde no tengas una sola duda de como actuaría en determinada escena. Las manías, (como que siempre levanta la ceja cuando ve a una chica linda), le da realismo a un personaje, que deberías de conocer tanto como si fuera tu mejor amigo. Estoy de acuerdo que deben ser fieles a su caracter, pero el factor sorpresa bien montado, tambien ayudará a crear realismo al personaje o darle un giro a una escena.

    Escrito el 9 diciembre 2014 a las 07:13
  18. 21. Señor Sorpresa dice:

    Hola, pues aquí estaba yo, vagueando por la red a más horas de las que quisiera acordarme cuando me he topado con este blog. Me gusta mucho lo que dices y cómo lo dices, yo llevo algún tiempo escribiendo (en alguno que otro forillo, historias cortas, cosas en grupo) y mientras leía tu decálogo noté que muchos de los puntos son cosas que hago inconscientemente, como reglas no escritas que afloran al momento de escribir. Igual leí los 5 consejos de Paul Auster (mi escritor favorito) “como dar profundidad a tu personaje” el de los nombres también y creo que me volveré frecuente por aquí porque es motivante leerte. Aunque antes de eso tengo una cita pendiente con el Conde de Montecristo, que ya me contagiaron las ganas de leerlo y hasta me comí unos cuantos spoilers. bye bye \(^-^)/

    Escrito el 13 diciembre 2014 a las 11:56
  19. 22. Caro dice:

    ¡Muchas gracias por todos los consejos! Todos son buenísimos y me han ayudado por completo =)
    Besos.

    Escrito el 19 abril 2015 a las 16:13
  20. 23. Miguel dice:

    Hola, muy bueno su artículo. Yo tengo una duda en cuanto al punto de vista del personaje principal. Y es cuando el narrador explica lo que éste personaje piensa. Ejamplo:
    Juanito se despertó tarde.
    ‹‹Diablos, si no me apuro no voy a llegar››. Pensó mientras se vestia y arreglaba.
    En este ejemplo, lo que piensa Juanito no se lo dice a nadie, si no lo piensa para si mismo. Mi gran duda es si dentro de la historia varios personajes pueden mostrar lo que piensan mediante el narrador o sólamente el principal?
    Si alguien sabe la respuesta se los agradezco.

    Escrito el 5 mayo 2015 a las 18:54
  21. 24. Literautas dice:

    Miguel, sí que se puede mostrar lo que piensan todos los personajes. Para ello has de usar un narrador omnisciente: http://www.literautas.com/es/blog/post-809/el-narrador-omnisciente-tipos-de-narrador-2/

    Si solo mostrases lo que piensa el personaje principal, sería un narrador equisciente: http://www.literautas.com/es/blog/post-873/ejercicios-con-el-narrador-equisciente/ o un narrador en primera persona: http://www.literautas.com/es/blog/post-1247/el-narrador-en-primera-persona-tipos-de-narrador-6/

    Espero haber aclarado tu duda.
    ¡Muchas gracias a todos por vuestros comentarios!

    Un abrazo,

    Iria

    Escrito el 13 mayo 2015 a las 19:24
  22. 25. José Luis Escolar dice:

    Muy buenos artículos, sugestivos y sencillamente escritos de fácil entendimiento para los que estamos comenzando con el apasionado arte y oficio de escribir. Realmente me ha motivado a pensar seriamente en desarrollar esta mi vocación.
    Gracias por su tiempo empleado en escribirlos y difundirlos desinteresadamente para beneficio de los demás.

    Escrito el 6 julio 2015 a las 21:12
  23. 26. luisa amanda dice:

    excelente

    Escrito el 1 julio 2016 a las 01:31

Deja un comentario:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.