Cookie MonsterEsta web utiliza cookies. Si sigues navegando, entendemos que aceptas las condiciones de uso.

Do you speak english?

¿If you prefer, you can visit the Literautas site in english?

Apuntes, tutoriales, ejercicios, reflexiones y recursos sobre escritura o el arte de contar historias

Claves para organizar mejor el proceso de escritura (2ª parte): borrador

Hace unos días, en la primera parte de esta serie de posts, os hablaba de la preescritura, hoy quiero hablaros de la segunda, que corresponde a la escritura del primer borrador.

Tal vez a causa de mi formación audiovisual, me gusta imaginarme todo el proceso de la escritura como el rodaje de una película. Para ello, pensemos en nosotros mismos, los escritores, como una productora de cine. La preescritura, por tanto, correspondería a lo que en cine podría ser la escritura del guión.

Durante la preescritura se monta la trama, se construye el esqueleto de la historia, se preparan las bases con las que se trabajarán en las siguientes fases. Si hacemos bien esa parte del trabajo, cuando lleguemos al rodaje (la escritura del primer borrador), podremos concentrarnos en lo que es importante entonces: la interpretación de los actores, los decorados, la iluminación, la posición de la cámara, el tono, etc.

Así que, asumamos que, en efecto, hemos hecho un buen trabajo en la primera fase del proceso de escritura y tenemos una completa planificación de nuestra historia. ¿Cómo nos enfrentamos a la escritura del primer borrador?

Fase 2. El primer borrador

Luces, cámara… ¡Acción!

Durante este proceso de escritura, debes olvidarte del número de palabras que tienes que escribir. No te obsesiones con la gramática, el vocabulario o la puntuación, de la misma forma que durante el rodaje de una película se rueda mucho más material del que luego se utilizará.

Me gusta la palabra “acción” para describir esta fase del proceso. Los recortes y los efectos especiales déjalos para el montaje o las revisiones posteriores. Ahora, limitate a escribir. Escribe y escribe como si no hubiera un mañana.

Planifica tus jornadas

Que escribas y escribas no quiere decir que tengas que terminar tu borrador de una sentada, especialmente si se trata de un texto largo como una novela, sino que escribas hasta el final sin pararte a corregir, sin retocar nada.

Tampoco tienes porque escribirlo de forma lineal. Ya que has hecho bien tus deberes y tienes una buena planificación de tu historia, puedes escribir cada día la escena que más te apetezca o te convenga según tus circunstancias, como en el rodaje de una peli.

Calienta motores

Una buena forma de comenzar tu sesión de escritura cada día, es releer lo último que escribiste el día anterior, o bien la escena previa a lo que pretendes escribir a continuación. Pero releer no es reescribir. Hazlo para entrar en materia, para coger el hilo de la historia. Si te pones a corregir el texto a estas alturas, es posible que entres en un bucle.

Un truquillo que suelen emplear algunos escritores es el de no terminar una escena o un capítulo, para que sea más sencillo retomarlo en la siguiente sesión de escritura. Además de que será más fácil coger el ritmo de la historia de nuevo, también tendrás más ganas de ponerte a escribir porque te habrás quedado a medias.

Silencio, se rueda

Normalmente tardamos unos treinta minutos en alcanzar la concentración total en la historia que estamos escribiendo, y eso sólo si nos dejan. Por eso, para la escritura del borrador, olvídate de distracciones. Fuera teléfonos, fuera internet, fuera interrupciones. Si puedes, cuelga del pomo de tu puerta un cartelito de “no molestar” como éste.

Y, por supuesto, si tardamos treinta minutos en poder concentrarnos del todo, intenta dedicar al menos una hora completa a cada sesión de escritura para que resulte productiva.

La importancia del formato

Otro aspecto a considerar durante la escritura del primer borrador es dónde lo vamos a escribir. Habrá quien se sienta más cómodo trabajando con una libreta o quien prefiera escribir directamente en el procesador de textos del ordenador. Escoged vuestro sistema, pero intentando que afecte a vuestra creatividad lo menos posible.

Por ejemplo, yo antes solía escribir mis borradores en el ordenador, pero me llevaba demasiado tiempo. Tenía la costumbre de revisar cada párrafo, volviendo hacia atrás y borrando lo escrito, con lo que a veces perdía cosas que podrían estar bien si las dejase reposar hasta la reescritura del borrador. Todo esto mejoró cuando me decidí a escribir el primer borrador en papel, en un cuaderno sin pauta (porque me siento más libre) y con bolígrafo (nada de lápiz que también se puede borrar). Además, al pasarlo a limpio en el ordenador ya hago la primera revisión del texto.

Ése es el sistema que he encontrado y que mejor me funciona por ahora. ¿Y vosotros? ¿Tenéis ya claro cuál es el sistema con el que mejor trabajáis?

Enlaces relacionados:

Tutorial completo | Claves para mejorar el proceso de escritura

  • Compartir en Facebook

¿Te ha gustado esta entrada? Recibe en tu correo los nuevos comentarios que se publiquen.

33 comentarios

  1. 1. Iraide dice:

    🙂 Me ha gustado mucho el artículo, y el recordatorio de que para esta fase no es necesario ir revisando lo escrito.

    Por cierto, la iniciativa NaNoWriMo (http://nanowrimo.org/) me parece una motivación añadida para aquellos que estén escribiendo su primer borrador y quieran llevar un control de cuánto avanzan cada día. El proyecto propugna que, en un mes, se hayan escrito 50.000 palabras.

    Un abrazo,

    Iraide

    Escrito el 13 noviembre 2012 a las 14:59
    • 2. Literautas dice:

      Gracias, Iraide.

      Le he estado echando un vistazo a NaNoWriMo y tiene muy buena pinta. Creo que lo probaré para la próxima novela que me plantee, a ver qué tal ^^

      un abrazo y gracias por tu comentario

      Escrito el 15 noviembre 2012 a las 13:31
  2. 3. Jota A dice:

    Cuando empecé a escribir seguía el mismo procedimiento: borrador en papel (A4 doblados por la mitad, manía absurda) y posterior traslado a un procesador de textos (el writing para M.S. D.O.S., pedazo dinosaurio estoy hecho xD). El problema vino cuando se acabó el estudiar y el tiempo libre se redujo de forma drástica.

    Actualmente no concibo escribir nada largo si no es en un teclado. Puede parecer un tontería pero se escribe más rápido de esta forma y el ritmo de escritura se aproxima más al ritmo de la mente que mediante la escritura manual. He descubierto que cuanto más se sincronicen estos dos ritmos, es más sencillo construir textos que fluyan correctamente.

    Y en lugar de asimilarlo a una producción audiovisual, lo equiparo a cocinar. Te provees de buenos ingredientes, buscas la receta adecuada y luego cocinas los platos, dejando los “caramelizados” para el final. Aunque no soy cocinero, eh. 😛

    Un saludo,

    J.A.

    Escrito el 13 noviembre 2012 a las 18:16
    • 4. Literautas dice:

      También me gusta la metáfora cocinera, porque además es otro mundillo que me apasiona jeje
      Y bueno, lo del ritmo de escritura teclado-papel, yo creo que más o menos me lleva lo mismo. Soy rápida en el teclado y soy rápida con el boli. La única diferencia es que, siendo rápida con el boli el resultado es bastante más ilegible. Menos mal que soy buena descifrando el galimatías de letra que me sale a veces jeje

      Pero está claro que cada quien tiene que encontrar su propio sistema 🙂

      Un saludo y gracias por tu comentario

      Escrito el 15 noviembre 2012 a las 13:34
  3. 5. Inquieta dice:

    Veo que cada “maestrillo tiene su librillo”, jajaja Creo que voy a aprender mucho de vosotros, soy una novatilla pero ya tengo mis gustos muy definidos en cuanto ponerme a escribir.
    Yo soy de ponerme frente a la pantalla, romper el paso de esa primera línea que tanto me cuesta y entonces enrollarme. Y sí, el teclado es para mi la prolongación de mis pensamientos y diría que el sonido del tecleo me relaja y hace que me meta en las historias de forma casi hipnotica.

    En fin… que me gusta leer estas sugerencias, además me hace reafimar eso de que se ha de releer y rectificar sin miedos, pero sin precipitación.

    Estoy encantada con la labor de Literautas.
    Saluditos.

    Escrito el 13 noviembre 2012 a las 19:05
    • 6. Literautas dice:

      Hace años, cuando le cogí el truco al teclado, empecé a tener la sensación de que deberían cambiar la expresión de “hablar por los codos” por “hablar por los dedos”. No os parece a veces que eso es lo que pasa, cuando te pones a escribir a lo loco en el ordenador? jajaja 😛

      Y me gusta que tengas las cosas claras en cuanto al sistema que mejor te va. Eso es muy bueno. ^^

      Un abrazo y muchas gracias por tu comentario! 🙂

      Escrito el 15 noviembre 2012 a las 13:37
  4. 7. Pedro J dice:

    Casi me caigo de la silla cuando Jota A ha dicho lo del A4 doblado por la mitad, como si fuera un folleto, para ponerse a hacer un borrador… cosa que yo mismo también hacía… En lo que sí que cambié de manera drástica es a la hora de ponerme a planificar. Al principio pensaba que bastaba con un par de media docena de ideas ancladas entre sí para dar un poco de cohexión e incluso tenía una especie de borrador mental el cual, mientras iba escribiendo, se iba desarrollando. El único “pero” a todo esto era que a lo mejor en un momento de la escritura se te podía ocurrir una subtrama que bien podría acompañar a la trama principal, y tenía que reestructurar de nuevo todo el borrador mental. Ahora, con algo más de edad, intento planificarme de manera más “ordenada”, sobre todo siguiendo consejos de gente que lleva tiempo escribiendo. El tema de los cuadernos que ya tocasteis en otro post anterior me ha venido de perlas y, aunque no tengo nada concreto y firme para escribir, si que es cierto que hoy por hoy, a la hora de hacer borradores tanto de una situación, como de personajes, o incluso de anotaciones que se me ocurren porque sí, todo es un bullir de ideas.

    Un abrazo.

    Escrito el 13 noviembre 2012 a las 19:21
    • 8. Literautas dice:

      Sí, está claro que la planificación minuciosa ayuda mucho más por eso que comentas. Una cosa es que se te ocurra un detalle para añadir o modificar a medida que escribes, pero cuando ya aparece una trama que obliga a cambiar toda la planificación, el trabajo puede ser interminable. Por eso merece la pena dedicarle un poquito más de tiempo a la planificación 🙂

      Un abrazo y gracias por tu comentario

      Escrito el 15 noviembre 2012 a las 13:54
  5. 9. Ismael dice:

    Mi proceso creativo solía ser diferente, más enfocado a la poesía; me llenaba de experiencias y luego las evocaba en papel, o directamente en un .txt con la facilidad de no limitarse al idioma común. La metáfora deja mucho espacio a la creatividad. Hace unos años decidí imponer un parón cambio en la trayectoria literaria y dejé por completo la poesía (mi mente lo precisó) Ahí decidí probar la prosa y sin una técnica clara me lancé a escribir relatos y narraciones más largas inacabadas en su mayoría. Gracias a ello apareció la carpeta: “reposo y olvido”, llena de carpetas con iniciativas literarias. Al pretender una extensión “larga” el proceso tomó formas por sí mismo, por ejemplo, en una escena cualquiera, voy imaginando los personajes y el mundo en que interactuan. Si estaban charlando sobre algo, en mi imaginación habían llegado muchos capítulos adelante, entonces apretar enter enter enter y soltar el diálogo que mantendrán con su qué ayuda mucho, luego corto y pego en otro documento lo surgido y lo titulo para reconocer qué es y echar mano, si se ha de echar, en su momento. Los consejos que das aquí son magníficos y voy a hacer hincapié en poner en práctica los métodos una temporada, a ver que engancho.

    Cuando descubrí Literautas hace poco más de una semana, estaba con un cuento fantástico que ya forma parte de la carpeta “reposo y olvido” Por lo aprendido aquí, he llegado a la conclusión de que todo escribiente conoce zonas de reposo y olvido sin ayuda previa 🙂

    PD: En mi caso, cuando algo reposa demasiado tiempo, pasa a olvido. Y ¡anda que no cuando se rescata un olvido eh!

    Escrito el 13 noviembre 2012 a las 20:57
    • 10. Literautas dice:

      También es un sistema curioso el tuyo. Por lo que comentas, me recuerda más a una etapa de búsqueda de ideas y escritura automática. Tu carpeta de “reposo y olvido” se parece a mi cuaderno de ideas.

      Por cierto, bienvenido. Espero que te resulte útil lo que vamos publicando por aquí ^^

      Un saludo y gracias por tu comentario. 🙂

      Escrito el 15 noviembre 2012 a las 16:43
  6. 11. BaltimoreFreak dice:

    Que curioso,yo también me planteo mis “novelas” como si fuesen una película y estuviese escribiendo un guión, incluso me inspiro en rostros de actores para mis personajes, como si estuviese escribiendo la historia para ese actor en concreto.

    Mi proceso también es muy visual, me hago power-point con fotos de paisajes y personajes.

    Escrito el 14 noviembre 2012 a las 00:47
    • 12. Literautas dice:

      Lo de usar actores como elenco también me parece interesante porque tendrás siempre una clara visión de los personajes. También se pueden buscar fotografías anónimas en revistas. 🙂 Yo lo hago sobre todo a la hora de escribir guión, me imagino el elenco perfecto, aunque luego, cuando se grabe, seguramente no lleguen a ser esos actores los que lo protagonicen.

      Y qué bueno lo del power-point. Yo tengo una manía cuando voy a empezar una nueva historia y es diseñar una portada. Seguramente tampoco sirva después, pero esa portada me da una idea general del tono y el estilo. Es como ver en una sola imagen, en un impacto, el resultado que me gustaría conseguir para la novela. 🙂

      Un saludo y gracias por tu comentario!

      Escrito el 15 noviembre 2012 a las 16:47
  7. 13. Ancelotti dice:

    Yo utilizo tu mismo sistema: libreta, bolígrafo y transcripción final al ordenador. Lo malo es que se me acaba acumulando tal cantidad de escritos que, el día que me siento frente al ordenador y abro mis libretas, sufro de teleles convulsivos.

    Escrito el 14 noviembre 2012 a las 17:35
    • 14. Literautas dice:

      Sí, eso es verdad. Cuando se trata de textos cortos resulta menos tedioso. Por eso intento enfocarlo como una re-escritura que tendría que hacer de todas formas y, así, me resulta más sencillo ir comprobando que los párrafos suenan como tienen que sonar. 🙂

      Un saludo y gracias por tu comentario

      Escrito el 15 noviembre 2012 a las 16:57
  8. 15. Ancelotti dice:

    Ah, hablando de colgar en la puerta el cartelito de no molestar, en mi casa, como soy un manitas (tengo 17 virtudes distintas), me he hecho yo mismo mi propio Silenciator, para ponerlo sobre mi pantalla de ordenador. Lo malo es que no sirve, en mi casa no le hace caso al Silenciator ni el gato. Y eso que no tengo gato.

    Escrito el 14 noviembre 2012 a las 17:47
    • 16. Literautas dice:

      jajaja eso ya es un problema más gordo. Yo antes vivía en una casa llena de gente y me pasaba algo similar. En ocasiones me sentía atrapada en el camarote de los hermanos Marx, así que por aquel entonces cambié mis hábitos de escritura para adaptarlos a las circunstancias y empecé a escribir por las noches, cuando se calmaba el ambiente.

      Ahora, afortunadamente, ya puedo escribir por las mañanas que es cuando más me gusta hacerlo 🙂

      Escrito el 15 noviembre 2012 a las 16:58
  9. 17. BaltimoreFreak dice:

    Por fin he enviado mi texto, me ha hecho mucha ilusión participar, es mi primera vez aunque tengo algunas inseguridades, pero bueno, en el fondo lo he disfrutado, casi casi no me da tiempo porque he estado retocando hasta el final, je je.

    Escrito el 16 noviembre 2012 a las 00:46
    • 18. Literautas dice:

      ¡Genial! Y bueno, no te preocupes, al final has llegado a tiempo 🙂
      Un abrazo y gracias por tu comentario

      Escrito el 16 noviembre 2012 a las 21:40
  10. 19. Francis dice:

    Madre mía con lo desorganizado que soy yo, hay tanto que aprender, anotar y sobre todo leer…, me abruma un poco. He conseguido hacerme con alguno de aquellos “cuadernos inspiradores para mentes creativas” incluso hacer anotaciones en mayor o menor medida diarias. Otra cosa es que los “relatos” que fabrico tengan pies y cabeza, eso es otro cantar. Así que tomar nota de toooodos estos consejos, 1ª y 2ª parte incluidos, seguro que me vendrá muy bien para emular a Ruiz Zafón (por ejemplo) je,je.

    Gracias una vez más.

    Saludos.

    Escrito el 20 noviembre 2012 a las 10:48
  11. 20. Literautas dice:

    No te preocupes, Francis, buena parte de los escritores son muy desorganizados. Creo que la clave reside en ser capaces de encontrar el modo de organizar nuestro propio caos. No hace falta que nadie más entienda tu sistema, seguramente sólo funcionará contigo. Es cuestión de ir probando hasta dar con él 🙂

    Un saludo y gracias por tu comentario

    Escrito el 20 noviembre 2012 a las 12:38
  12. 21. Carme dice:

    Hola,

    me han surgido un par de dudas estos días, y no sabía muy bien dónde plantearlas, pero como esta entrada habla en concreto de escribir, voy a poner aquí mis dudas de “escritura” 🙂 (Si encontráis una entrada más adecuada para colocar estas dudas, moved el comentario, por favor).

    La primera duda es sobre puntuación. En el relato que estoy escribiendo, alguien piensa “Por el interés te quiero Andrés”. Esta frase todo el mundo la dice del tirón, aunque tal vez es más correcto escribirla “Por el interés te quiero, Andrés”. Mi duda es si escribirla “correctamente” o respetar la expresión hablada.

    La otra duda es más compleja de resolver quizás: ¿cómo elegir en qué tiempo verbal contar una historia? ¿Qué diferencia hay entre contar la historia en presente o en pasado? A mí me da la sensación de que el presente es más directo, que acerca la acción al lector -esto está pasando ahora- pero el pasado me parece más evocador, más bonito. Esta duda me surge muchas veces, y por ejemplo en la historia de la manzana azul, sigue ahí. Empecé la historia en presente por intuición, y ahora pienso si no tendría más lógica contarla en pasado, ya que en el fondo es un cuento… ¿Alguien me puede orientar al respecto? ¿Realmente hay un tiempo adecuado para cada cosa, como dice el refrán? 😉

    Muchas gracias y un saludo a todos

    Escrito el 24 noviembre 2012 a las 22:59
  13. 22. Jota A dice:

    Sobre la frase, te estás haciendo la pregunta equivocada. No es “¿cómo la escribo?” sino “¿cómo lo diría el personaje?”. Si se tratase de una frase de un narrador omnisciente neutro, o una persona culta o de edad, lo correcto sería añadir la coma. Pero si, por ejemplo, hablamos de alguien joven o impetuoso, eliminarla no sería incorrecto.

    En cuanto a los tiempos verbales, tienen mucho que ver con la voz narrativa que escojas. Los artículos de literautas sobre ello pueden darte una orientación. 😉

    Mi consejo: experimenta. Prueba a escribir la misma historia desde diferentes voces narrativas; cuando encuentras la adecuada es como un fogonazo en medio de la noche. 🙂
    Ten en cuenta que el presente es un tiempo algo complejo de manejar y menos flexible que el pasado. Pero también es una herramienta muy potente (sobre todo combinado con una primera persona) si quieres dotar de intensidad a lo que cuentas.

    Casi cualquier historia puede contarse en distintas combinaciones tiempo/persona, pero algunas de estas elecciones la harán brillar más que otras. Así que ¿hay un tiempo adecuado para cada cosa? Sí. ¿Cuál es? El que la historia te susurre.

    Escrito el 25 noviembre 2012 a las 14:43
  14. 23. Literautas dice:

    Hola, Carmen

    Sí que es un buen sitio para plantear tu pregunta, no te preocupes. 🙂

    Sobre la puntuación, creo que ya te ha contestado Jota A más que bien ^^

    En cuanto a la otra duda, cualquier historia puede admitir los dos tiempos verbales y, aunque el presente puede parecer más directo, la verdad es que, como lectores, tenemos el ojo acostumbrado a la forma “clásica” del pasado y podemos introducirnos en la historia de igual forma. Además, como bien dices, puede resultar más evocador, más envolvente.

    El narrador en presente, por su parte, puede tener mucha fuerza y nos permite un juego más ágil y directo, como una cámara que nos muestra. Estoy acordándome ahora del caso de “After Dark”, de Murakami, una narración en presente que funciona muy bien y que, precisamente, imita la visión de una cámara.

    Eso sí, como comenta Jota A, el presente es un tiempo más complejo de manejar (sobre todo en primera persona), por eso hay que ir con cuidado al elegirlo. Aunque, sin retos, ¿dónde estaría la gracia? ^^

    Para el caso de Nara, creo que la que has elegido funciona y está bien trabajada. Puede que al tratarse de un relato fantástico de esas características, lo habitual hubiese sido el pasado, pero tal vez no lo correcto. Si la intuición y la pluma te pedían presente y te sientes más cómoda con ésta forma, ¡adelante! 🙂

    Al final, en muchos casos, lo correcto es eso: antes de escoger, reflexionar las sensaciones que queremos transmitir y luego experimentar, probar y elegir lo que nos haga trabajar de forma más cómoda y fluida 🙂

    Un abrazo

    Escrito el 26 noviembre 2012 a las 10:44
  15. 24. Carme dice:

    Hola,

    muchas gracias por vuestras respuestas y consejos.

    Jota A, qué razón tienes, caray. Me apunto la idea para la próxima, porque en cuanto te he leído lo he visto claro. Sin coma 🙂

    En cuanto a los tiempos verbales, bueno, los dos me decís, con distintas palabras, que aunque haya diferencias, uno usa la que mejor encaja, lo que nos pide la historia. Es por eso que la empecé en presente. Porque a Nara la veía yo, en ese momento, sentada en el alféizar y tenía que ser así y ya. Pero al llegar al tercer capítulo me ha surgido la duda, no sé si es que ya no veo la historia igual. Creo que probaré el consejo de Jota A, y reescribiré los primeros capítulos en pasado, a ver qué sensación me da al leerlos.

    Muchas gracias a los dos, y que paséis una buena semana

    Escrito el 26 noviembre 2012 a las 12:21
  16. 25. Josué dice:

    Por eso decidí ser escritor, para trasladar de mi mente al papel todas esas cosas que me imagino, que para mí son otra vida que ya viví 🙂
    A mí me funciona más escribir en hojas para carpeta. Cada día escribo cualquier escena de la novela, y la enumero cronológicamente. Después, cuando ya llevo varias escenas escritas, abro los ganchos de la carpeta, saco las hojas, y las ordeno; y así no arranco tanta hoja de la libreta y escribo libremente.
    Un saludo a toda la gente de España.

    Escrito el 9 marzo 2013 a las 04:28
  17. 26. Gerardo dice:

    Hola a todos,acabo de conocer esta página fantástica,son las cuatro de la madrugada y no logro dejar de leerla,esta genial!
    Lo mío es más complicado un poco,ya que me fascina escribir,pero jamás lo he hecho aún,y me embarque en una aventura fascinante,he decidido lanzar una revista virtual,que gira entornó a la agricultura moderna,soy agrónomo,y la verdad que hace más de seis meses que empece a estudiar todo,primero el fotoshop,luego aprendí con el indesign,scribus,baje varias plataformas de texto,pero prácticamente lo tengo todo en hojas de papel,y a cada idea,a cada día que surgen nuevas noticias,las voy escribiendo en hojas de blog pequeñas y las voy pegando a la pared,según la sección de la revista que ocuparán,se imaginarán lo que es mi pared!
    Pero si resulta mejor así,hacerlo todo escrito manualmente y luego pasarlo al editor,me ayuda a corregir errores,a encontrar frases nuevas,o cambiarlas por otras más atractivas,en fin,es mejor,al menos para mi que en esto soy un autodidacta,todo lo he aprendido sólo y en tutoriales en la red,y la verdad estoy muy feliz de estar realizándolo .Gracias por sus aportes,a todos,a los que somos principiantes y sabemos valorar eso nos ayuda muchísimo,y felicitaciones a los emprendedores de la página,más adelante si lo desean y permiten les dejaré la dirección de mi web y la dirección donde estará alojado el primer número de mi revista.Gracias a todos y a seguir escribiendo siempre!

    Escrito el 12 abril 2013 a las 09:15
    • 27. Literautas dice:

      Hola, Gerardo

      ¡Bienvenido! Muchas gracias por tu comentario. Nos alegra mucho que te guste la página y te resulte útil. 🙂

      Mucha suerte con esa nueva aventura con la revista. Suena interesante y seguro que va genial. ¡Ánimo!

      Un abrazo

      Escrito el 12 abril 2013 a las 20:08
  18. 28. Macarena dice:

    Hola, leí por ahí que hacías tus primeros borradores a mano en algunas ocasiones y así no podías borrar o perder cosas del todo, la verdad es que a mi me parece una buena idea pero ¿como llevas un control de las palabras que llevas escritas? ¿o un control en general?
    Gracias!

    Escrito el 17 noviembre 2014 a las 16:39
  19. 29. Literautas dice:

    Hola, Macarena

    Muchas gracias por tu comentario. Efectivamente, el primer borrador lo escribo siempre a mano y en bolígrafo. En esa fase nunca me preocupo por el número de palabras escrito. Lo que sí suelo tener planificado de antemano es una extensión media por cada capítulo o escena (de x páginas). Esto lo organizo en la fase previa de planificación, aunque no siempre es exacto.

    En la siguiente fase de escritura, cuando paso el borrador a limpio y empiezo a corregirlo es cuando me preocupo por el número de palabras. Antes intento no prestarle atención y me centro en crear la historia, la estructura básica. 🙂

    Pero claro, ese es mi método. No significa que todo el mundo tenga que hacerlo igual. Cada escritor es un mundo. 😉

    Un abrazo

    Escrito el 17 noviembre 2014 a las 18:04
  20. 30. Max dice:

    Hola
    Me ha llamado la atencion tu esperiencia sobre el formato. Resulta que a mi me pasa lo mismo cuando escribo a ordenador o me pongo a ver videos o lo que sea y me distraigo. Escribi una novela y luego me toco pasarla toda al ordenador, de hecho hace poco que he acabado. Me a costado mucho tiempo pasarla y por supuesto aun tengo que revisarla ¿Aun sigues escribiendo a papel y pasandolo o lo has dejado? si lo has dejado ¿como lo hiciste? es que me gustaria poder escribir directamente a ordenador porque de verdad que he tardado mucho, demasiado en pasar la novela y no quiero tener que hacerlo con cada novela que escriba
    ¿algun consejo?

    Escrito el 1 marzo 2015 a las 00:59
  21. 31. Luis dice:

    Hola. Soy un apasionado de la escritura. Escribo hasta lo que no pienso. El papel es el lugar donde el cerebro encuentra su mejor aliado. Tengo escritos cientos de poemas, cuentos sin terminar, novelas a medias, casi terminadas y un monton de titulos por iniciar. Pero mi problema es terminar. Casi a todos los que escuchan mis rescritos se fascinan y me exigen la publicacion. Pero no se, a veces tengo miedo de no tener exitos en la publicacion, quiza a la critica o quizas el estilo de vida de los que vivimos en New York. He encontrado esta pagina, que creo es una herramienta importante para personas como yo. Espero dar el crédito a usted si sale publicada mi primera obra.

    Escrito el 2 marzo 2015 a las 18:08
  22. 32. Nico dice:

    Tienen razón! Yo mis borradores los escribo en el navegador y siempre estoy revisando, borrando cosas. Creo que emplearé esto del cuaderno y la birome para ver qué tal me va. Lo que me pasa es que soy muy perfeccionista, aunque lo intente no logro hacer “letra de borrador”, mi letra tiene que ser ordenada, de un solo tamaño, sino no me siento a gusto y lo tiro todo. Escribir en la pc tiene sus pros y contras. Creo que ganan los contras.

    Escrito el 14 noviembre 2015 a las 06:58
  23. 33. Inanna dice:

    Muy útil, muchas gracias!

    Escrito el 26 junio 2016 a las 19:29

Deja un comentario:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.