Cookie MonsterEsta web utiliza cookies. Si sigues navegando, entendemos que aceptas las condiciones de uso.

Do you speak english?

¿If you prefer, you can visit the Literautas site in english?

Apuntes, tutoriales, ejercicios, reflexiones y recursos sobre escritura o el arte de contar historias

Relatos enviados en noviembre y diciembre (2012)

El mes pasado no publiqué ninguna entrada con los ejercicios resueltos que me habéis enviado, así que se me han acumulado unos cuantos. De todas formas, si tenéis un ratito, os recomiendo que os los leáis porque encontraréis textos muy interesantes. 🙂

ejercicios de escritura

Si queréis enviarnos alguno de los ejercicios de la lista de ejercicios de escritura del blog para que lo publiquemos por aquí y lo podamos leer y comentar entre todos, no tenéis más que enviárnoslo por correo. 🙂

Y ahora sí, vamos con los relatos:

Parece que va a llover, de Pedro J. Garay
Parece que va a llover, de Pablo Blanco
Parece que va a llover, de Sonia
Parece que va a llover, de Ismael Cuadrado
Mensaje en la botella, de Pablo Blanco
La llave, de Jenni Montero
La llave, de María Rosa Sabatucci
Dentro del armario, de Pedro J. Garay
Dentro del armario, de Luis Rodríguez
Dentro del armario, de Jenni Montero
Dentro del armario, de Francis
Dentro del armario, de Domingo Poyato
Dentro del armario, de Carme Niebieska
Dentro del armario, de Sergio Raya

Entradas relacionadas:

Más ejercicios | Ejercicios de escrituraLa lista de todos los ejercicios publicados en el taller de escritura de Literautas.

  • Compartir en Facebook

¿Te ha gustado esta entrada? Recibe en tu correo los nuevos comentarios que se publiquen.

6 comentarios

    • 2. Literautas dice:

      ¡Hala! Qué ilusión. Voy a verlo 🙂
      Un saludo

      Escrito el 13 enero 2013 a las 23:45
  1. 3. Pedro J dice:

    ¡Hola gente!

    Ya acabé de leerme todos y cada uno de los relatos de estos dos meses anteriores y, aunque me da un poco de respeto romper el hielo, allá voy:

    Pablo, el texto de Parece que va a llover es muy gráfico y sugerente; ayuda mucho también el colorido de Singapur y las descripciones que hace la protagonista a su llegada. Me ha parecido muy sosegante conforme iba leyendo. En cuanto al Mensaje en la botella, es una vuelta de tuerca a la botella que lanza un náufrago pero, esta vez, para saber de su amada que partió de la isla con la esperanza de encontrar costas pobladas. Este me gustó especialmente, por el giro que das hacia la mitad del texto. Muchas felicidades por los dos.

    Sonia, el relato que escribes acerca de la esquizofrenia es bueno, pero en mi opinión tal vez lo hubiera alargado un poco más. Los cambios de situación son un poco abruptos, pero la madre y el hijo que aparecen como protagonistas están bien dibujados: Él, como sabedor de su enfermedad y tener la valentía de saber sobrellevarla y ella, como madre dispuesta a todo para estar con su hijo hasta en los momentos más difíciles, como cuando oye voces.

    Ismael, este es tal vez el que más me ha costado leer. Empieza alguien hablando de sopetón, casi como si fuera escritura automática y la manera de divagar que tiene no me parece en absoluto forzada, sino fluida, como si estuviera escuchando a alguien soltar un monólogo. Lo que me rompe un poco los esquemas es que, después de un par de diálogos más, el final me parece precipitado.

    María Rosa, me gusta mucho el ambiente que se crea en tu relato, muy típicamente argentino. Lo que no acabo de entender es el final; aunque, como siempre viene bien dudar de todo, posiblemente haya sido un fallo mío que del relato. Aún así, me quedo con la atmósfera del texto.

    Luis, este relato me parece tan real como la vida misma. Saturados como estamos de noticias de crisis, tampoco es de extrañar esta situación en el mundo del día a día, sobre todo con gente que se intenta autoconvencer de que esto no le puede estar pasando a ella. Un texto sincero y conmovedor.

    Francis, me ha encantado de tu relato sobre todo las descripciones de los personajes y como entrelazas sus sentimientos, sus vidas y sus puntos de vista con respecto a los otros, para luego acabar en un párrafo directo y sin concesiones uniendo a los tres en un final tremendo. Muy bueno.

    Domingo, aunque el texto es muy descriptivo y sin espacios entre párrafo y párrafo, me ha parecido genial la forma de narrar que tienes: Los contrastes entre luces y sombras, reflejos de espejos, y el “ver” como la mujer se maquilla. El final me parece sensacional, sobre todo teniendo en cuenta como se ha ido desarrollando todo el relato. Felicidades.

    Sergio, tu texto es bueno, narrando la vida desde la adolescencia de alguien que sabe que es homosexual y viendo “desde el armario” lo que va sucediendo a su alrededor. Quizás de lo que peca es de ser algo atropellado, pero el pulso narrativo me parece correcto y no cae en la sensiblería fácil.

    Jenni, probablemente los dos textos que he leído tuyos son los más difíciles de comentar, principalmente por errores de revisión. La ortografía está muy descuidada y el orden y las ideas de las historias son buenas, pero condensas muchas cosas en poco espacio, y eso puede mover a la confusión.

    En fin, que después de esta parrafada, espero que de algo os sean útiles los comentarios y, una vez más, decir que si algo no entendí, fue básicamente por mí mismo, no por los textos en sí.
    ¡Un abrazo muy gordo!

    Escrito el 14 enero 2013 a las 11:55
  2. 4. paloto dice:

    Pedro, he leído tus dos relatos.

    El de “Parece que va a llover” me parece muy correcto y bien llevado. Tal vez adolece de previsible, pues es una historia de sobra conocida, pero la narración es correcta y efectiva, el ritmo es bueno y el lenguaje empleado adecuado.

    [Cuidado SPOILERS a partir de aquí :D]

    El de “Dentro del armario” me ha gustado mucho más, especialmente por el giro sobrenatural que le has dado pues para nada me lo esperaba. Me parece especialmente brillante (sí, brillante) el nivel de detalle que das acerca del “coco”. Me explico. Podrías haber caído en el error de intentar explicar qué es esa criatura y a qué se debe que esté allí encerrada. También podías haber concretado qué ocurría con los matones pero en su lugar, das indicios y dejas al lector la interpretación. De esta manera das más profundidad al relato que no termina con la última palabra si no que continúa en la mente del lector. El único punto flaco que le he visto al relato es que me he llegado a creer la voz narrativa. Se aprecian los esfuerzos por intentar que parezca la voz de un niño, pero creo que no llegas a conseguirlo del todo. Al menos a mi me ha parecido algo artificial en ocasiones. No sabría decirte por qué.

    Enhorabuena por ambos relatos 🙂

    Saludos

    Escrito el 15 enero 2013 a las 11:27
  3. 5. paloto dice:

    Me he confundido en una frase del anterior comentario. Donde digo: “El único punto flaco que le he visto al relato es que me he llegado a creer la voz narrativa.” quiero decir, “El único punto flaco que le he visto al relato es que NO me he llegado a creer la voz narrativa.” 🙂

    Escrito el 15 enero 2013 a las 11:28
  4. 6. Francis dice:

    Hola.

    Bueno, en realidad no me atrevía a comentar los relatos, pero después de empezar no he podido más que terminar, así que ahí va mi “ladrillo”. No sin antes aclarar, que después de lo leído, debo mejorar, muuuuuuchooooo!!!, muchísimo. Pero esto me ha ayudado a aprender más de lo que esperaba.

    Pedro J. En cuanto al relato de “Dentro del armario”, me ha parecido de lo más divertido, sutil y encantador. Tu forma de tratar al personaje principal con los miedos de nuestra infancia me ha gustado mucho. MUCHO.
    Por otro lado el relato de “Parece que va a llover” tienes una forma singular de describir un “acontecimiento” muy conocido, me ha parecido menos fresco que el anterior, pero resulta igualmente ameno.

    Pablo Blanco. Tu relato “Parece que va a llover” me ha encantado. Pero si tuviera que pedir algo más, sería el hecho de poder disfrutar un poco más con la pintura, desde el punto de vista del lector. Quiero decir, más pasión. Por pedir…!!
    En cuanto al “Mensaje en la botella”, quizá sea un poquito previsible, pero me encanta, de veras me ha gustado mucho, creo que el sentimiento que pones, esa mezcla de desesperación, añoranza e incertidumbre, acelera el corazón. Muy bueno.

    Sonia, me ha gustado tu relato, lo bueno es que me has dejado con ganas de más, de profundizar, no sé, algo así como que me has puesto miel en los labios, pero no puedo saborearlo. Lo malo también es eso, creo que empiezas muy bien y cuando enganchas la lectura, se termina: NOOOOO!!!

    Ismael Cuadrado, ME GUSTA. Pero creo que ocurre algo parecido al anterior relato comentado. Engendras un personaje dándole una personalidad bastante clara. Y te quedas ahí. Quiero saber más de ese personaje. Es como cuando subes una montaña rusa llegas a la cima y esperas que la bajada sea brutal, pero te encuentras con la salida. Se terminó el viaje.

    Jenni Montero, tus relatos yo los hubiera alargado un poco más. No tengas miedo a recrearte en ellos, en la historia en si. Y cuidado con la ortografía.

    María Rosa, buen ambiente, claro y directo. Me gusta. Sácale más provecho a tu capacidad, creo que sabes hacerlo. Quizá el final haya que trabajarlo más, ya que puede resultar un tanto confuso.

    Luis Rodriguez. Me gusta, refleja una realidad que tenemos delante de nuestras narices. Un relato crudo, lleno de simbolismo, frustración… Muy bueno.

    Domingo, tu relato me ha parecido de una descripción impoluta, llena de contraste y matices. Creas una realidad paralela y embaucadora.

    Carme. Guau!!!, no me hubiera imaginado nunca un personaje como el que describes. Si me lo permites, me ha resultado tragicómico. Creo que es una combinación ciertamente arriesgada, distinta.

    Sergio. Muy bueno. Que te puedo decir, has tocado un tema que refleja una triste realidad. Me gusta la transición que haces en el tiempo y en el ánimo del personaje. Yo lo hubiera alargado un poco, dándole más matices. Aunque creo que consigues plasmar el sentimiento del personaje muy bien.

    Espero haber ayudado con mi pequeña aportación y enhorabuena a todos.

    Saludos.

    Escrito el 15 enero 2013 a las 19:38

Deja un comentario:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.