Cookie MonsterEsta web utiliza cookies. Si sigues navegando, entendemos que aceptas las condiciones de uso.

Do you speak english?

¿If you prefer, you can visit the Literautas site in english?

Apuntes, tutoriales, ejercicios, reflexiones y recursos sobre escritura o el arte de contar historias

Cómo elegir el lugar para ambientar tu novela

Cuando nos ponemos manos a la obra para desarrollar una novela, hemos de tener presente el espacio en el que tiene lugar. Podemos optar por una ciudad conocida, inventarnos un lugar a nuestro antojo, escoger nuestro propio entorno porque es el que mejor conocemos… Pero, ¿cómo saber si estamos eligiendo el lugar correcto para nuestra historia?

como elegir ambientacion novela

Para intentar responder a esta pregunta, he preparado esta pequeña lista de consejos sobre cómo elegir el lugar correcto para ambientar una historia. A ver qué os parece:

La importancia del lugar

Lo primero que cabe preguntarse es la importancia que tiene el lugar, que las localizaciones ocupan en la historia. Hay novelas en las que el espacio puede ser tan relevante como cualquier otro personaje de la historia. Teniendo claro esto, será más sencillo tomar el resto de decisiones sobre los lugares del relato o de la novela.

La ambientación empieza aquí

Se puede contar una historia de terror en cualquier parte, pero si elegimos el lugar adecuado para situarla, la ambientación nos resultará más sencilla. Si nos encontramos en un pueblecito siniestro junto a un pantano que llena de niebla el lugar durante la noche, la ambientación ya nos viene dada.

Lo mismo ocurre con los personajes. Si queremos recalcar un estado de ánimo o una situación concreta de cualquiera de ellos, podemos aprovechar el espacio, el clima o el ambiente de un lugar para enfatizarlo.

Por poner un ejemplo, si quieres incidir en la melancolía de un personaje, ¿cuál de los siguientes lugares crees que funcionará mejor para ello? ¿Una ciudad industrial, húmeda y gris, o un pueblecito de la costa mediterránea en el mes de julio, lleno de luz y turistas.

De todas formas, esto no quiere decir que debamos dar por sentado que todos los lugares deban ser grises y tristes para contar una historia melancólica y luminosos para contar una historia alegre. Hay otros recursos que debemos tener en cuenta antes de decidirnos, como el siguiente punto:

Los contrastes funcionan

Esto se nota sobre todo en el humor, pero se puede aplicar a otros géneros y situaciones. Para incidir en la soledad de un personaje, podemos utilizar el sistema del ambiente gris y melancólico, pero al situarlo en una localización alegre llena de parejas felices su situación destaca gracias al contraste.

Que exista un motivo

Una vez vistos los anteriores consejos, llegamos al momento de la verdad. ¿Por qué elegir ese lugar y no otro? ¿Por qué ambientar la historia en el centro de Barcelona y no en Londres? ¿Simplemente porque nos gusta más? ¿Es razón suficiente?

Cuando situamos una historia en un lugar real, es bueno que sintamos un vínculo con él, porque de esta forma nos resultará más sencillo describir el ambiente o transmitir emociones al lector, pero no debería ser la única razón por la que lo elijamos.

Situar una historia en una ciudad solamente porque nos gusta esa ciudad puede ser tan buena idea como montar un negocio con un amigo solamente porque nos cae bien. Si decidimos hacerlo, mejor que sea porque es el lugar adecuado para contar esa historia, porque tiene el ambiente que necesitamos para que ocurran los hechos que queremos relatar, porque es el lugar perfecto para situar a nuestros personajes.

Conoce tu escenario

Cuando vamos a situar una historia en una localización real, deberíamos conocerla. Si puede ser en persona, mejor, ya que hay demasiadas cosas que solamente podemos transmitir si las hemos experimentado por los sentidos antes.

Si no puede ser en persona, al menos intentemos documentarnos todo lo posible. Libros, fotografías, películas, documentales, historia, cultura, idioma… Todo lo que podamos aprender de ese lugar nos ayudará a comprenderlo y transmitirlo luego en nuestras páginas. Pero no intentes contar una historia que ocurre en Estocolmo si no sabes nada de esa ciudad.

Por qué decir dónde estamos

Hay muchas novelas en las que no se menciona en ningún momento el lugar en el que transcurre la historia. Puede quedar claro que es un pueblo, una ciudad, un desierto, una fortaleza… Lo que sea. Pero no se dice dónde está exactamente.

Esto le da cierta libertad al autor para saltarse las limitaciones de ese lugar concreto y también puede aportar sensación de universalidad. ¿Podría ser cualquier ciudad? Podemos incluso inventar el pueblo, como el Macondo de García Márquez, y construirlo a nuestro antojo, aunque esté basado en un lugar que conozcamos bien.

Aunque no todo son ventajas en omitir o inventarnos el lugar. Que la localización en la que decidamos situar nuestra historia sea real puede ponernos límites, aunque también puede ayudarnos a situarla, a crear un marco más realista y a provocar interés en el lector. Por ejemplo, si yo soy de Madrid o me gusta esa ciudad, me atraerá leer historias que ocurran en ella.

Al final, la decisión de dónde colocar a nuestros personajes depende mucho de la importancia que queramos darle al espacio y lo que queramos transmitir con la ambientación. Pero nunca debe ser una decisión tomada a la ligera, ¿no os parece?

¿Y qué me decís vosotros? ¿Cómo soléis elegir los lugares para vuestras historias? ¿Suelen ser reales o inventados?

Entradas relacionadas

Cómo escoger un buen título
Cómo elegir el nombre para tus personajes

Apps para escritores de Literautas

  • Compartir en Facebook

¿Te ha gustado esta entrada? Recibe en tu correo los nuevos comentarios que se publiquen.

31 comentarios

  1. 1. Darkristal dice:

    Realmente voy a tener que leerme todos los post de este blog, esta muy interesante y útil.
    Soy escritor completamente basado en lo empírico debido a un experimento, pero creo que es hora de ponerse serio.
    Hora de aprender como debe hacerse (claro que sin perder mi estilo ya que eso seria como copiar a los demás)

    Escrito el 18 abril 2013 a las 16:31
    • 2. Literautas dice:

      ¡Hola, Darkristal!

      Muchas gracias por tu comentario. Me alegra mucho que te guste el blog y te sea útil.
      Por supuesto, nunca pierdas tu estilo ni dejes de guiarte por la intuición. Esta entrada, al igual que el resto de entradas del blog, hablan de los consejos más generales y está bien conocerlos (por eso que se dice siempre de que para romper las reglas hay que conocerlas), pero luego cada uno ha de escribir como le dicte su instinto. 😉

      Un abrazo

      Escrito el 22 abril 2013 a las 20:08
  2. 3. Martina dice:

    Yo escojo una mezcla: inventado y real. El escrito gaditano Juan Bolea, se inventó una ciudad costera llamada Bolscan, que protagonizó sus tres novelas de la serie de la subinspectora de Santos. La cuidad no existía pero él utilizó una ciudad del norte, real, para ambientar la inventada.

    Escrito el 18 abril 2013 a las 20:05
    • 4. Literautas dice:

      Buena elección. Te ayuda a centrarte la parte real y te da toda la libertad del mundo la parte inventada. 🙂

      ¡Y muchas gracias por la referencia y por el comentario!

      Un abrazo

      Escrito el 22 abril 2013 a las 20:10
  3. 5. Carlos dice:

    Tengo muy poca experiencia en escribir novelas o historias largas de terror o cualquier otra clase. Mientras te estaba leyendo pensaba en la cantidad de tragedias que se han escrito ambientadas bajo el sol del Mediterráneo. Una tragedia no es lo mismo que una novela de terror, ya lo sé. Siempre me ha parecido extraño que sea Grecia el lugar en el que se inventó la tragedia, si se puede decir así. A primera vista da la impresión de que de allí debería de haber salido una literatura más ligera pero no es así. Por qué será. Gracias por tu ayuda, que es mucha y muy buena.

    Escrito el 19 abril 2013 a las 21:41
    • 6. Literautas dice:

      ¡Qué buena reflexión! Es cierto. Tal vez sea algo más cultural o histórico que paisajístico. O puede que el Mediterráneo tenga algo de trágico pese a su sol y a su luz.

      Ya lo dijo Serrat en su canción: “a fuerza de desventuras, tu alma es profunda y oscura”. 😉

      Pero también puede que a veces puede relacionemos determinados ambientes con un tipo de historia concreto por motivos culturales, por experiencias vividas, por asociaciones, etc.

      Un abrazo y muchas gracias por tu aportación 🙂

      Escrito el 22 abril 2013 a las 20:15
  4. 7. Edena Ruh dice:

    Cómo bien dices, hay muchas ambientaciones que te facilitan mucho la tarea de escribir y son un personaje más; quién no ha sentido la magia en Hogwarts o las ganas de volver a La Comarca. Sin ir más lejos, en la reciente película “La vida de Pi” el océano y la barca son un personaje más en la historia.

    Buena entrada.

    Escrito el 21 abril 2013 a las 19:15
    • 8. Literautas dice:

      Es cierto. Poner a un personaje en el lugar adecuado puede ayudar a que la historia salga sola. 🙂

      ¡Muchas gracias por tu comentario y la aportación!

      Un abrazo

      Escrito el 22 abril 2013 a las 20:17
  5. 9. Helia dice:

    Me encanta tu blog. Cada post es un ánimo, una motivación, un impulso. Llevo un rato de entrada en entrada 😉

    Escrito el 28 abril 2013 a las 19:23
  6. 10. Literautas dice:

    Muchas gracias, Helia!! Qué ilusión que te guste. 🙂

    Un abrazo!!

    Escrito el 7 mayo 2013 a las 11:50
  7. 11. Israel dice:

    Felicidades por el blog, me parece bastante interesante y estoy aprendiendo mucho y animándome a escribir, algo que siempre he querido y siempre lo he dejado aparte por mil excusas.
    Al rollo, en lo de los lugares, supongo que tambien vale, que ambientes una historia en la ciudad donde vives, pero bajo otro nombre u otro ambiente, por ejemplo que la novela transcurra en nuestra ciudad asolada por una guerra, un suceso climático de gran envergadura o invadida por una plaga de muertos vivientes.
    Saludos.

    Escrito el 19 mayo 2013 a las 12:28
    • 12. Literautas dice:

      Claro, por supuesto! Además, ¿no es divertidísimo imaginarse esas situaciones en escenarios que conocemos tan bien? Le da a todo una nueva dimensión 😉

      Un saludo y gracias por tu comentario

      Escrito el 27 mayo 2013 a las 10:21
  8. 13. Angeles dice:

    De veras, este blog es muy útil. Siento que gracias a él, voy cada vez mejorando mis relatos, dime, tu has escrito alguna novela? Me gustaría leerla, si existiese… Creo que es un blog indispensable para los escritores. Saludos!

    Escrito el 24 junio 2013 a las 16:25
  9. 15. Angeles dice:

    Gracias a este post, se me ocurrió que sería más acertado inventarme el lugar de mi novela. Está situada en el año 1920, donde en realidad no sé demasiado cómo era un pueblo en específico. Además, con un lugar inventado, hay más libertades, sobre todo si es, en mi caso, un fundo de inmensas proporciones. Gracias por los consejos, de verdad muy útiles.

    Escrito el 1 julio 2013 a las 02:45
    • 16. Literautas dice:

      Sí, estoy de acuerdo en eso. Además, puedes coger varios lugares reales y fusionarlos para crear otro inventado con lo que más te guste de cada uno. Imaginación al poder 😉

      Un abrazo! Gracias por tu comentario

      Escrito el 13 agosto 2013 a las 22:51
  10. 17. Sabrina dice:

    Bueno, en realidad, yo uso lo real y lo inventado, mezclando. Puede pasar que mencione en una de mis novelas algún lugar existente, pero lo invento. No sé. Tal vez debería mejorar en el tema de los ambientes.

    El blog está genial 🙂

    Escrito el 6 agosto 2013 a las 00:50
    • 18. Literautas dice:

      Gracias, Sabrina. Me alegra que te guste 🙂

      No te preocupes, no tiene nada de malo que uses esa técnica de mezclar lo inventado y lo real. Es válido y te da mayor libertad. Si funciona, ¿por qué cambiarlo? Aunque siempre está bien experimentar cosas nuevas a ver qué tal funcionan. 😉

      Un abrazo y gracias por tu comentario.

      Escrito el 13 agosto 2013 a las 22:53
  11. 19. Danydae dice:

    Gracias, este post me ayudó bastante .
    En realidad yo inventé un mundo aparte para mis escritos y me funciona bastante bien. El problema es que comienzo a tomar cosas de este y termina siendo una mezcla muy extraña.
    Me gustaría escuchar tus consejos cuando alguien inventa locaciones, me ayudarías mucho. 🙂
    ¡Saludos!

    Escrito el 27 diciembre 2013 a las 07:09
    • 20. Literautas dice:

      Bueno, pues me apunto la sugerencia para futuros posts sobre el tema. 🙂

      Un abrazo y ánimo con esa escritura!!
      Gracias por tu comentario

      Escrito el 30 diciembre 2013 a las 12:25
  12. 21. juanjo dmz dice:

    hoy he descubierto el blog por que quiero escribir una novela y habia estado navegando, tu das muy buenas consejos para poder mejorar lo que voy a escribir gracias 😀

    Escrito el 11 febrero 2014 a las 06:08
  13. 22. josé3 dice:

    en verdad para mi poco o nada importa el lugar pues es mejor inventarlos total la novela revela los actos de los personajes y sus experiencias y no un documentada geografía de los lugares a no ser que ese sea el objetivo del relato

    Escrito el 22 marzo 2014 a las 23:00
  14. 23. Miguel Esteban dice:

    Muy interesante tu blog no lo conocía. Estoy terminando de escribir una novela que empezó siendo un libro de cuentos de terror en un pueblo ficticio y al final se mezclaron los personajes y las otras historias y se convirtió en novela de terror en un pueblo. Me ayudaron los consejos sobre los nombres de los personajes. Tambièn estoy tratando de crear un nuevo estilo narrativo. Un poco de prosa pero sin caer en lo cursi y reforzando los diàlogos. Espero publicarlo para el otro año. Saludos desde Panamá.

    Escrito el 8 septiembre 2014 a las 03:10
  15. 24. KMarce dice:

    Saludos Literautas, me ha gustado mucho el post, sobre todo porque el lugar dependerá de la historia que se quiera contar. No es lo mismo un lugar de fantasía, a una historia épica en una época concreta, etc.
    Creo que a todos nos ha pasado, escribimos ficción y realidad, o una media entre ambas, pero me encanta más el lugar real porque enmarca mayores retos.
    Debes respetar su geofrafía, su clima, sus amaneceres, atardeceres, etc., por ende debes trabajar quizá hasta el triple a lo que es un lugar inventado en donde tu eres el completo “creador” de ese mundo, ciudad o espacio.
    Sin embargo, creo que sin importar el lugar, inventado o no, debemos ser consciente del año que se vive (si no estamos hablando de un “nuevo mundo”), no es lo mismo un lugar X (inventado) cerca del año de 1883, y pretender que ya existía la luz eléctrica (que estaba muy límitada a ciertas ciudades realmente especifícas). Hay que respetar la historia, por ello es que escribir fuera de la época actual siempre será un reto.

    Escrito el 20 abril 2015 a las 21:04
  16. 25. milagro juárez dice:

    Buenas tardes,esta muy bueno este consejo, y me gustaría hacerle una pregunta. Estoy montando una obra de teatro, quisiera saber si debe haber una razón para ambientarla unos años atrás, es decir, hemos escogido los 70, 80 por el vestuario, deseando darle atractivo, pero no sé si deba haber una razón más contundente para hacer esto. Gracias.

    Escrito el 6 julio 2015 a las 22:12
  17. 26. Literautas dice:

    Milagro, a veces la elección de una época o un lugar es meramente estética, sobre todo si se trata de una obra teatral, donde este aspecto prima bastante. Ahora bien, yo siempre aconsejaría que exista una justificación, aunque sea a nivel interno, para que la obra tenga mayor profundidad. Pensad en el tema de la obra, lo que quiere contar realmente, y luego reflexionad sobre por qué sería interesante contar ese tema enmarcado en esa época. La respuesta puede ser sencilla: porque era una época en la que había determinados valores o la sociedad pasaba por tal momento… y eso hace que la obra adquiera otra dimensión.

    Un abrazo y ¡¡muchas gracias a todos por vuestros comentarios!!

    Iria

    Escrito el 10 julio 2015 a las 11:05
  18. 27. florencia dice:

    Hola! mis felicitaciones por el post, yo estoy escribiendo una novela sobre la época victoriana en 1879, no se demasiado sobre esa época pero me pareció perfecto para mi personaje y su historia que me recomendarías para no cometer algún error sobre los datos de la época en mi novela.
    Saludos desde Argentina!!

    Escrito el 30 julio 2015 a las 00:43
  19. 28. Mireia dice:

    Muy buen post. Yo suelo utilizar lugares que no he visitado nunca, extranjeros o bien la capital de la ciudad autónoma en la que vivo.

    Escrito el 12 octubre 2015 a las 09:36
  20. 29. Juliam Tyrell dice:

    En lo personal, el espacio no es problema para mí, en cuanto inicio los planos de lahistoria, la tematica, la problematica y los personajes, inmediatamente el espacio se construye solo… Solo lo refuerzo pra hacerlo más atractivo 😉

    Escrito el 21 febrero 2016 a las 21:00
  21. 30. Nicolás Godetti dice:

    Ahora estoy en mitad de mi primera novela y todo va en un mundo magico y nuevo :3

    Escrito el 14 marzo 2016 a las 06:11
  22. 31. Eliana dice:

    Es genial! Me gusta tu blog. Te felicito.

    Escrito el 22 julio 2016 a las 09:59

Deja un comentario:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.