Cookie MonsterEsta web utiliza cookies. Si sigues navegando, entendemos que aceptas las condiciones de uso.

Do you speak english?

¿If you prefer, you can visit the Literautas site in english?

Apuntes, tutoriales, ejercicios, reflexiones y recursos sobre escritura o el arte de contar historias

Cómo dividir una novela en capítulos

Una duda que me habéis consultado bastante por correo y que nos suele preocupar mucho como escritores es la de cómo dividir una novela. ¿Cuántos capítulos ha de tener? ¿Cuál debe ser la longitud de esos capítulos? ¿Debo dividirla también en partes? Son preguntas complejas, porque no hay una respuesta rotunda para ellas.

cuantos capitulos tiene una novela

Lo primero que hay que tener claro es que NO existen reglas fijas a la hora de decidir cuántos capítulos tiene una novela. Algunas cuentan con cientos de ellos mientras otras no tienen ninguno. Es una división más artística y estructural que de contenido y dependerá de las elecciones del propio autor.

Ahora bien, como no existen normas para determinar cuántos capítulos ha de tener una novela, resulta extremadamente difícil tomar esa decisión. Por eso quiero compartir con vosotros las siguientes reflexiones que espero os ayuden la próxima vez que vayáis a organizar las divisiones de vuestras historias:

¿Para qué sirven los capítulos?

La separación de una novela en capítulos nos permite crear una estructura física, externa a la historia y más definida de cara a los lectores. Cada cambio de capítulo o de parte, ofrece un respiro al que lee. Piensa en cuántas veces, leyendo una novela, has pensado: «Termino este capítulo y paro». También es una buena herramienta para jugar con el suspense y los giros de la trama, como veremos más adelante.

¿Cuánto tiene que durar un capítulo?

Lo que la historia necesite. Hay capítulos cortísimos de apenas unos párrafos y hay capítulos larguísimos que se extienden durante páginas y páginas. Lo importante es diferenciar las unidades en las que se puede dividir la novela:

Las escenas: una escena es una unidad dramática dentro de la trama. Es decir, cada parte de la trama que tiene continuidad en sí misma, ya sea por contar con una única situación, un único escenario o unos personajes determinados.

Los capítulos: son divisiones de la estructura que no afectan al contenido. A veces un capítulo puede coincidir con una escena; otras veces, contiene muchas escenas e incluso puede partir escenas a la mitad.

Las partes: además de la división por capítulos, hay novelas que también dividen su estructura en varias partes. Para ello tampoco hay una norma fija. Hay novelas con dos o tres partes, novelas con muchas partes y novelas con ninguna. Como siempre, depende de la historia y cómo quieras estructurarla.

Otras divisiones: además de lo que he mencionado en los puntos anteriores, también se da el caso de novelas en las que cada capítulo tiene distintas partes o fragmentos (separados por una línea en blanco, por ejemplo). Este tipo de subdivisión resulta útil, sobre todo, cuando tenemos capítulos muy largos en los que cambiamos de escena o de tema a tratar. Así, el lector sabe a simple vista que hay un salto en la trama.

¿Cuántos capítulos ha de tener una novela?

Tantos como quieras. Como decía antes, algunas novelas tienen cientos, otras ninguno. La decisión es únicamente del autor y depende de las propias necesidades de la historia. El instinto de escritor será vuestra mejor guía.

Pero, como esto no siempre es suficiente y a veces nos asaltan las dudas, a continuación comentaré las tres claves a tener en cuenta a la hora de decidir dónde colocar cada capítulo de la novela:

1. Tensión y dudas: uno de los aspectos más importantes a la hora de decidir dónde empezar y terminar un capítulo es la tensión narrativa. Un lugar estupendo para colocar un cambio de capítulo es aquel donde se produce un giro narrativo o bien donde podemos colocar una pregunta en el aire esperando ser respondida, para que el lector se quede enganchado a la trama.

¿Aceptará el soborno? ¿Dirá que sí? ¿Explotará la bomba? Todas esas preguntas al final de un capítulo reciben el nombre de cliffhangers y pueden tratarse de preguntas sencillas o complejas. Lo fundamental es que provoquen ganas de seguir leyendo.

Estas preguntas no tienen por qué estar escritas tal cual en la narración, sino que se las hace el lector según lo que le hayamos contado. Por ejemplo, el detective protagonista que cree que su archienemigo está muerto, recibe una misteriosa carta firmada por este. Ese instante, ese giro narrativo, es un momento perfecto para cambiar de capítulo, mientras el lector aún se está preguntando: “Entonces… ¿está vivo el archienemigo?”.

2. Estructura: cuando escribes una novela, es útil tener un mapa previo del camino a seguir con las diferentes partes de la historia, tal y como vimos cuando hablamos sobre las claves para mejorar el proceso de la escritura.

Cuando crees los diferentes puntos de tu historia, también puedes analizar la estructura y calcular los sitios donde habrá giros de la trama, donde el suspense se quedará en alto, etc. Estos lugares, como vimos en el punto anterior, funcionan muy bien como cambios de capítulo.

3. Perspectiva de lector: si a pesar de los puntos anteriores tienes dudas, no te preocupes. No tienes que decidir las divisiones de la novela al comienzo de la escritura. Siempre puedes olvidarte de ello y trabajar en el primer borrador de tu historia centrándote en las escenas y los acontecimientos de la misma.

Luego, cuando revises el borrador un tiempo después (con la distancia que esto supone), ponte en el sitio del lector y marca aquellos lugares que crees que funcionarán mejor como cambios de capítulo. El propio manuscrito te irá pidiendo respiros.


Y hasta aquí mis trucos para seleccionar las divisiones en capítulos de una historia. ¿Qué os ha parecido? ¿Tenéis alguna otra estrategia para tomar esta decisión?


Artículos relacionados:

Cómo elegir el punto para empezar y terminar una historia
El incidente detonador
Argumento, trama, estructura y suspense

Apps para escritores de Literautas

  • Compartir en Facebook

¿Te ha gustado esta entrada? Recibe en tu correo los nuevos comentarios que se publiquen.

25 comentarios

  1. 1. José Torma dice:

    Gracias Iria, si que es un buen tema. En lo personal no pienso en capitulos, voy escribiendo y a cuando es necesario pongo un corte y sigo.

    Mucho que pensar.

    Saludos

    Escrito el 14 octubre 2014 a las 16:27
  2. 2. Megumi dice:

    ¡Me ha encantado esta entrada! Muchas gracias.

    La verdad hasta ahora lo de las divisiones lo he hecho más por forma intuitiva y a medida que avanzo en la escritura del borrador voy modificando las divisiones según qué me parezca más adecuado en el momento.

    Escrito el 14 octubre 2014 a las 18:19
  3. 3. Naira dice:

    nunca se me habia ocurrido hacerme esa pregunta, la verdad… supongo que es porque no planeo mucho las historias, mas que una idea general.
    Yo simplemente escribo hasta que se acabe el tema o la escena y luego cierro el capitulo. Curiosamente, siempre me quedan mas o menos del mismo largo.

    Escrito el 15 octubre 2014 a las 00:01
  4. 4. Miranda dice:

    Gracias Iria.

    Esta información me viene de perlas en este momento.

    Escrito el 15 octubre 2014 a las 16:07
  5. 5. Cristina dice:

    Genial entrada, como siempre.
    Yo todavía no he escrito historias demasiado largas pero me encantaría hacerlo, ya que tengo alguna idea y estos consejos son muy útiles.

    ¡Gracias!
    Un saludo 🙂

    Escrito el 15 octubre 2014 a las 21:40
  6. 6. jaime castillo dice:

    El tema como siempre muy interesante y muy bien desarrollado, yo en lo personal siempre divido en capítulos, porque considero que así será más facil para el lector enterarse que ese tema termino al menos momentaneamente allí, y que inicia otro que generamlente en mi caso trata otro tema, porque al final todos ellos se hirán concatenando. E Leido novelas en las que solo hay separación de Linea dentro de un capitulo, como La Hojarasca, de Gabriel García Marquez, separación por partes como en EL ESPEJO DE LIDA SAL de Miguel Àngel Asturias. En ese caso lo divide así porque es un libro de pequeños cuentos, que no tienen relación uno con otro. Pero para mi en lo personal la división por capitulos si es importante, y estoy de acuerdo que eso depende de como estemos manejando la trama de nuestra historia, habran capítulos largos y otros cortos, pero yo si recomiendo encontrar algún tipo de división del relato.

    Escrito el 16 octubre 2014 a las 02:05
  7. 7. Pilar Lopez Alcantara dice:

    Gracias Iría por tu entrada tan buena (magistral) desde hace tiempo me planteo escribir una novela y la trama es tan extensa que no me atrevía, hasta que se me ocurrió lo de los capítulos y
    de es esa manera me pareció fácil, y tu me no has confirmado, pero por motivos que no vienen al caso no la he empezado. Puede que mas adelante si no me vienen inconvenientes la llegue a empezar y me salga como salga, de lo que estoy segura es de que no sería aburrida.

    Escrito el 16 octubre 2014 a las 16:43
  8. 8. Damián dice:

    Hola. Tengo una duda con respecto a la división de capítulos y respecto a la pregunta que surge en esa división. En que momento debería responderse? Debería ser al comienzo del capítulo? Podría dejarse ese misterio relatando otro hecho que una a la RESPUESTA ESPERADA?

    Escrito el 19 octubre 2014 a las 23:04
  9. 9. Literautas dice:

    Damián, se pueden hacer ambas cosas, e incluso mantener el suspense unas cuantas páginas más cambiando de tema en el siguiente capítulo.

    Por ejemplo, estos días estoy leyendo la novela “El nadador”, de Joakim Zander, en la que se cuenta la historia de varios personajes de forma paralela, cambiando el punto de vista de capítulo en capítulo. Así pues, cuando termina un capítulo con un cliffhanger, no responde a la pregunta en el siguiente, sino que habrá que esperar hasta que le toque el turno a ese personaje. Es muy interesante porque se van creando diferentes líneas de suspense que te mantienen pegado al libro página tras página. 🙂

    Un abrazo y gracias a todos por vuestros comentarios

    Escrito el 27 octubre 2014 a las 18:37
  10. 10. KMarce dice:

    Hola, tomando un “break” en mi tiempo de trabajo escribiendo, siempre me doy a la tarea de leer blogs como el tuyo. Y éste me está gustado mucho, porque lo encuentro muy útil.
    Siempre fuí intuitiva a la hora de escribir, y los capítulos tal como lo describes, es la forma que he utilizado siempre. Enfocar un tema, o situación, marcar una escena y cortar para pasar a otro cápitulo. El libro en el cuál estoy trabajando ahora, tiene un presente y un pasado, en un capítulo, escribí alternamente las historias-escenas, creando ese tipo “suspense” en la narración.
    Esos consejos son muy buenos, y los que gustan de escribir, no deberían considerar que sus historias solo deben quedar “enmarcadas” en tal cantidad de capítulos o páginas. He leído en alguna parte, la historia debe durar lo que debe durar. Por lo general, soy de extensa escritura (ah, influencia de Cervantes y Tolkien), y malísima para escribir cuentos cortos; por lo que me estoy dando a la tarea de leer a escritores que se desarrollaron en ese genero.
    De los consejos que has finamente compartido, el último, dejar reposar lo que has escrito y apreciarlo desde la perspectiva del lector, es mi favorito. Tenemos que recordar, que el borrador, es la herramienta más útil, podemos borrar, adicionar, cambiar, reestructurar una línea, un parrafo, una escena, el capítulo o el libro entero.

    Escrito el 8 diciembre 2014 a las 17:52
  11. 11. Angel Gabriel. dice:

    Estoy leyendo EL EVANGELIO DEL MAL y en esta novela como en muchas otras por ejemplo Cain de José Saramago, los capítulos solo son enunciados con un número, arabigo, sin colocarle un título a cada capítulo. Sirven solo para separar un tema de otrol. En mi particular manera de escribir, me gusta emplear números romanos para cada capítulo y con un título para que de alguna idea o pista de lo que tratará ese capítulo.

    Escrito el 9 diciembre 2014 a las 01:09
  12. 12. CoraL dice:

    A mi me encanta el articulo. ¡Todo me gusta de esta pagina!
    Pero no se por que, pero a mi me supone inalcanzable, no soy capaz de dividirla, solo los tres primero y luego automáticamente, escribo sin parar. Cuando pienso en los capítulos, me bloqueo. ¿Porque me pasa eso?

    Escrito el 10 diciembre 2014 a las 15:05
  13. 13. KMarce dice:

    Saludos CoraL, me ha intrigado tu comentario, supongo que eres una escritora entusiasta. En lo partícular, soy una persona visual, no hay una sola palabra que no tenga una imagen en mi cabeza, al escribir VEO todo. Así que me convierto en la “Directora” y digo: ¡Corte! Pero cuando vemos la historia como un todo, es un tanto díficil, meterle tijera y cortarla. Sólo tú decide que tan largo puede ser o no un capítulo, y que deseas que contenga. En mi personal manera de hacer las cosas, yo analizo que quiero evocar en la lectura, un susceso, una emoción, una acción. Para mí es realmente fácil, porque lo usual es que mis escrituras “tienen días” (sí, tengo un calendario de que escena va en determinada fecha), así que si hay una visita que avisa su llegada en tres días, escribo los detalles importantes de esos días y lo convierto un capítulo. Aprecio los capítulos con nombre, el marco que encierre un susceso. Así tambien tengo una orientación y referencia; aunque si al final decido o no nombrar el capítulo o dejarle solo el número correspondiente. Sé que con paciencia encontrás Tu propio método, al final, recuerda que si escribes corrido, podrás después separarlas, con la finalidad de no cansar al lector, orientarlo y emocionarlo en un evento partícular. Suerte.

    Escrito el 11 diciembre 2014 a las 05:53
  14. 14. ALISSON SUAREZ dice:

    Un articulo genial.
    Yo todavía no me atrevo a escribir pero me encantaría hacerlo, ya que tengo alguna idea y estos consejos son muy útiles.

    ¡Gracias!

    Escrito el 8 enero 2015 a las 17:38
  15. 15. Juliana dice:

    Este artículo me ha aclarado una inquietud que tenía. Ya que ando escribiendo una novela con más contenido y trama y me preocupaba la idea de que ya ha ido alcanzando setenta y cuatro capítulos y contando. Creía que estaba mal que una novela tuviera demasiados capítulos.

    Escrito el 12 enero 2015 a las 23:36
  16. 16. Sainos dice:

    Muchas gracias, esto me de una idea mas clara de como debo dividir mi novela

    Escrito el 19 mayo 2015 a las 04:23
  17. 17. Ander dice:

    Solo tengo duda con los capitulos y me encantaria que pudieras responderme, ¿se puedo (o se veria bien) colocar titulos a cada capitulo?

    ¡Gracias Y disculpa las molestias!

    Escrito el 28 mayo 2015 a las 14:18
  18. 18. KMarce dice:

    Saludos Ander,

    Supongo que sobre el tema sabrá mas Iria que yo; pero por lo general si lees cualquier libro, encontrarás que la mayoría utiliza solo la numeración para separar sus capítulos. Pero esto es un asunto más bien a gusto de quien escribe.

    Hay autores que gustan de darle un nombre a sus capítulos, no veo porque no hacerlo. Así que esto es algo que tú como autor debes decidir.
    Creo sin embargo que de usar nombre, éste deberá tener concordancia con lo que escribes. En lo particular, a mi me resulta mucho mas cómodo nombrar no solo los capítulos, sino también las escenas (solo para control mío) al final decidiré si quedaran o no con nombre cada capítulo. Por ejemplo, digamos por ejemplo:
    Capítulo I (o Uno) – Viaje a la montaña.
    Aquí se narra a un hombre que decide mudarse a la montaña, salir de las ciudades y dedicarse a la vida sencilla.
    Yo escribo las “escenas” con nombre, y digamos tengo cuatro en ese capitulo. a) Pancracio llega a la cabaña b) Recuerdos de su pasado (porque decidió irse a la montaña) c) Explorarando los alrededores (de su cabaña) 4) El encuentro con el lobo.
    Estas escenas solo me ayudan a mí, y por ende no tendrían nombre en el capítulo, lo usual es que algunas maquetaciones se deja doble espacio o separan con *** u otro símbolo, para separar las escenas. ¿Por qué las nombro? Porque me ayudan a visualizar lo que debo escribir sin salirme del margen, también es más fácil regresar y obtener información a futuro.
    Ese es mi método, pero seguro que existen otros. En mi proyecto personal actual es muy probable que decida dejarle el nombre a cada capitulo. Me sirve de introducción ante el futuro lector de lo que puede esperar leer.

    Tal como dice esta reseña, el capítulo contendrá el numero N de escenas, tratando que todas tenga coherencia y concordancia unas con otras, aunque se trate de diferentes personajes o escenarios.

    La decisión de nombrar o no una escena, es únicamente a capricho del autor. Así que tu decides.

    Nos leemos.

    Escrito el 28 mayo 2015 a las 19:21
  19. 19. Charlie Dylon dice:

    Hola!
    Muchas gracias por los consejos!!! Tu Blog me resulta muy útil e interesante. Escribo hace ya varios años y leyendo tus posts he aprendido muchas cosas nuevas. Muchas gracias nuevamente!
    Te invito a que te des un paseo por mi blog 🙂
    http://lyterat.blogspot.com

    Escrito el 14 junio 2015 a las 15:45
  20. GRacias por la explicacion por medio del articulo

    Escrito el 18 septiembre 2015 a las 21:16
  21. 21. Pablo Monlezun dice:

    Soy escritor de TV desde hace muchos años y estoy escribiendo mi primer novela. Sus consejos son claros, sencillos y prácticos y me están ayudando mucho en mi proceso. Mi gracias!!!!

    Escrito el 2 octubre 2015 a las 15:39
  22. 22. Riham dice:

    Existen libros q no estén separados x capitulos?

    Escrito el 15 diciembre 2015 a las 06:45
    • 23. Literautas dice:

      Sí, claro. Por ejemplo, “El viejo y el mar”, de Hemingway; o “Bartleby, el escribiente”, de Herman Melville.

      Escrito el 15 diciembre 2015 a las 08:43
  23. 24. Lorena dice:

    Hola, en la manera como lo explicas me encanta de verdad me invita a seguir con mis ensayos en la escritura, espero contar contigo y me ayudes a aclarar mis dudas, quien sabe si podría convertirme en escritora, jajajajaja me siento emocionada!!!, Gracias

    Escrito el 7 diciembre 2016 a las 12:42
  24. 25. Humberto Camargo dice:

    Muy claro y agradable leer los pasos a seguir, hacer énfasis en que el autor ira encontrando según su criterio y sentir, los momentos para finalizar un capitulo, lo dices de forma muy acertada. Todos los pasos son valiosos, y la forma en que los muestras, se entienden de sobremanera.

    Escrito el 26 mayo 2017 a las 23:41

Deja un comentario:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.