Cookie MonsterEsta web utiliza cookies. Si sigues navegando, entendemos que aceptas las condiciones de uso.

Do you speak english?

¿If you prefer, you can visit the Literautas site in english?

Apuntes, tutoriales, ejercicios, reflexiones y recursos sobre escritura o el arte de contar historias

Entrevista a José Oliver, guionista de El Joven Lovecraft

Hoy es un día especial porque voy a publicar la primera entrevista del blog, en la que el mallorquín José Oliver responde de forma muy interesante a una serie de preguntas sobre su obra y sus hábitos de escritura. El Joven Lovecraft es una obra que nació como tira cómica online hace ya unos cuantos años y que recrea en clave de humor la infancia del escritor de terror H.P. Lovecraft. Hoy, el cómic cuenta ya con tres tomos en papel en castellano y en inglés publicados por la Editorial Diábolo.

José Oliver

P: ¿Cuándo empezaste a escribir?
R: Seguramente de pequeñito, pero no recuerdo nada anterior a los 9 o 10 años. Recuerdo haber empezado algo así como una novela titulada “El huevo frito”, protagonizada por una hormiga de una serie de dibujos animados de los 80 (he olvidado el nombre), y también alguna serie de relatos de dos jóvenes hermanos detectives. Pero bueno, siempre supe que lo que más me gustaba era escribir.

P: ¿Cómo nació El Joven Lovecraft?
R: Fue un poco una conjunción de circunstancias. Yo siempre he sido un gran lector de Calvin y Hobbes, y la idea de intentar escribir una tira cómica me seducía. Luego conocí en internet la tira Unspeakable Vault of Doom (traducida recientemente como La Cripta del Horror Innombrable) y eso acabó de hacer que se encendiera la bombilla. Pero necesitaba a alguien que pudiera dibujar mis ideas, así que contacté con Bart Torres, de quien había visto dibujos en el catálogo de ganadores del premio Art Jove 2004. Y a partir de ahí ya es historia.

El Jovel Lovecraft

P: Además de las tiras cómicas y artículos, también escribes relato y poesía. ¿Qué diferencias notas en la escritura de géneros tan distintos?
R: Hace mucho tiempo que no escribo relatos, creo que fue lo que más cultivé en mi adolescencia. Eran relatos de terror, o simplemente oscuros, todos ellos malísimos, pero ciertamente necesarios como parte de un proceso de aprendizaje. Quiero decir que en sí mismos seguramente no valen nada, pero tenía que pasar por ellos para ir perfeccionando mi manera de escribir. Las tiras cómicas y la poesía tienen en algo en común, en mi opinión: la necesidad de concisión. No creo ni en una poesía ininteligiblemente abstracta, ni en una poesía narrativa que alarga los poemas páginas y páginas. Para mí, la poesía debe de ser brevedad, concisión, una impresión, un pensamiento…

P: ¿Tienes un método de trabajo para la escritura?
R: Soy terriblemente caótico cuando escribo, no tengo rutinas de ningún tipo. Muchas veces lo que me viene es una idea, una impresión, un personaje, un escenario sobre el que desarrollar todo el texto. Y a partir de ahí voy completando el puzzle (si puedo). Sí que me gusta llevar siempre alguna libretita a mano, para anotar alguna idea, algún dato que veo y que me parece interesante investigar, o alguna frase o viñeta que pueda utilizar más adelante.

P: ¿Alguna manía cuando escribes?
R: No sé si es una manía o qué, pero muchas veces, cuando tengo ya toda la historia de lo que quiero escribir en la cabeza, he de luchar para vencer el aburrimiento que me supone ponerla por escrito.

P: ¿Has sufrido alguna vez el bloqueo del escritor o crees que es un mito?
R: No creo que sea un mito, sino una realidad. Todo escritor es en realidad un refabulador; realmente no escribimos nada nuevo sino que vamos recombinando historias prototípicas básicas (Borges lo reducía a cuatro). Yo creo que la mejor forma de superar el bloqueo es: una, escribir lo que sea, aunque uno sea consciente de que es algo malo que no va a ninguna parte: quizá eso pueda ser la semilla de algo que sí nos convenza; y dos, leer todo lo que uno pueda, de cualquier tema, o mejor: acumular cualquier tipo de experiencia, sea ir a sitios o conocer a gente curiosa, porque cuantas más cosas conocemos, mayor es la posibilidad de inspiración.

P: Centrándonos ya en El Joven Lovecraft, cada una de las tiras es un gag dentro de una trama más larga. Pero, ¿qué surge primero?
R: Normalmente intento idear un argumento general que pueda abarcar unas cuantas tiras (lo que denominamos “arcos”). Me gusta la idea de que, aparte de un gag en cada tira, pueda haber una trama más general que enmarque la historia y la haga avanzar.

Autores de El Joven Lovecraft

P: ¿Cómo es el proceso de creación de cada tira de El Joven Lovecraft?
R: Normalmente, el proceso de creación es éste: intento plasmar la idea que he tenido dibujando las viñetas a mí estilo, más que nada para ir enmarcando el gag: presentación, desarrollo y salida. Luego, cuando ya he más o menos viñeteado la historia, intento ajustar los diálogos y los textos. Todo esto lo escaneo y se lo envío a Bart, al igual que un guión técnico en el que se detalla el contenido gráfico y textual de cada viñeta. Una vez Bart tiene este material, realiza su versión. Normalmente, si hay alguna modificación, lo hablamos por teléfono, pero solemos trabajar muy bien juntos. Bart hace la versión a lápiz, entinta, colorea y rotula. Y finalmente la tira está terminada.

P: ¿Percibes alguna evolución desde las primeras tiras de El Joven Lovecraft?
R: Mmm… no sé si percibo alguna evolución. Lo que sí me he dado cuenta es que, de tomo en tomo, los arcos argumentales han ido haciéndose cada vez más largos. Así, por ejemplo, si en el tomo primero había 5 ó 6 grandes arcos, en el tercero hay sólo tres, lo que no quiere decir que haya menos tiras, sino que hay historias más largas que se desarrollan en un mayor número de tiras.

P: ¿Hay algún libro (o poema, cómic, novela…) que al leerlo pienses: “cómo me gustaría haberlo escrito yo”?
R: Uf, sí. Sin querer ser pretencioso y decir que me hubiera gustado escribir cosas como Sandman, Calvin y Hobbes, o V de Vendetta (¿y quién no?), he leído cosas en los últimos años que me han gustado mucho y que me gustaría, sí, haber escrito, como la serie Scalped de Aaron y Guéra, o el poemario El frío, de Pedro Andreu, que es justamente la poesía que me gustaría escribir a mí. No sé, y así un montón de cosas más.

P: ¿Qué libros hay en tu mesilla de noche ahora mismo?
R: Mmm… Ahora mismo hay un tomazo de DC de la serie El espectro, de Ostrander y Mandrake, y el libro distópico Kallocaína de Karin Boye (Gallo Nero Ediciones).

P: ¿Qué consejo le darías a alguien que quiera iniciarse en la escritura?
R: Siento ser pesado, pero mi consejo es que lea mucho, que atesore todos los conocimientos posibles, que aprenda de los maestros, que no tenga miedo a hacer pastiches o cosas poco originales al principio porque una parte importante del proceso de ser escritor -y yo no me consideraría un escritor- es escribir un montón de cosas mediocres para al final llegar a algo que vale la pena. Uno no nace sabiendo escribir un poema fantástico, ni un relato increíblemente original, es algo que necesita de la experiencia acumulada. Ayer leí en un tuit “Dicen que para escribir una sola palabra tienes que leer al menos 5000”. Creo que eso lo resume todo.

El joven lovecraft

Tomo número 1 en papel
Tomo número 1 en Kindle
Tomo número 2 en papel
Tomo número 3 en papel

  • Compartir en Facebook

¿Te ha gustado esta entrada? Recibe en tu correo los nuevos comentarios que se publiquen.

3 comentarios

  1. 1. Rorschach dice:

    Enhorabuena por la entrevista! Amena e interesante y me han gustado especialmente los consejos que da Jose.

    Y para todo aquel que no lo haya leído me parece que El Joven Lovecraft es una lectura muy recomendada seas fan de la obra de Lovecraft o no, hayas leído alguna vez un comic o no.

    Y qué tendrá lo de plasmar una idea (en papel, ordenador…) que da tanta pereza? :p jejeje

    Un saludo!

    Escrito el 18 abril 2012 a las 10:51
  2. 2. Literautas dice:

    Sí, lo mismo digo, muy recomendable el cómic y muchas gracias a Jose por su entrevista, me han gustado mucho sus respuestas 🙂

    Un saludo!

    Escrito el 18 abril 2012 a las 19:25
  3. 3. suso dice:

    ¡Muy buena¡, interesante e instructiva
    En cuanto a “El Joven Lovercraft” será una de mis próximas lecturas, habéis despertado mi curiosidad

    Escrito el 18 abril 2012 a las 21:18

Deja un comentario:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.