Cookie MonsterEsta web utiliza cookies. Si sigues navegando, entendemos que aceptas las condiciones de uso.

Do you speak english?

¿If you prefer, you can visit the Literautas site in english?

Apuntes, tutoriales, ejercicios, reflexiones y recursos sobre escritura o el arte de contar historias

«Un escritor tiene que darse tiempo para evolucionar, para encontrar la propia voz». #Entrevista a Marcelo Kisilevski

El protagonista de la entrada de hoy es alguien que seguro os suena a muchos de vosotros, ya que se trata de un habitual del taller de escritura Móntame una escena: Marcelo Kisilevski (Marcelo Kisi es su seudónimo en el taller).

MarceloKisi

Además de asiduo del taller, Marcelo es periodista, escritor y ha publicado con la Editorial Furtiva su primer libro: Hotel Paradise. Cuentos para leer sin red, que se presentará en Buenos Aires el próximo 26 de septiembre. Hemos aprovechado la oportunidad para charlar un rato con él y que nos cuente cómo ha sido el proceso de escritura y publicación de esta fantástica colección de relatos.

Iria: Antes de nada, muchas felicidades por la publicación y por este fantástico libro de relatos. He disfrutado mucho leyéndolo.

Marcelo: Gracias infinitas, Iria, para alguien que te tiene como referente, tu comentario favorable significa muchísimo.

Iria: Me ha parecido que los relatos del libro tienen un toque entre melancólico y fantástico, como de desesperanza, y a la vez transmiten una sensación de costumbrismo y realidad muy cercanas al lector. ¿Es algo buscado o simplemente un estilo a la hora de escribir?

Marcelo: La verdad es que no pude tomar tanta distancia como para analizar el libro, ni siquiera sé si se puede encontrar un hilo conductor, una temática central. En realidad, escribo como puedo, más que como quiero. O sea: es lo que sale. Quizás por eso lo llamamos arte. Si hubiera un hilo conductor, podría ser la denuncia, una queja existencial, esa melancolía que señalas por un mundo en el que tantas cosas están mal hechas, que es tan imperfecto y que, sin embargo, deja lugar para el humor, que a veces es humor negro, o para una grieta en el sistema por donde el individuo pueda escaparse y ser libre de todos modos. Lo costumbrista está, creo yo, en no hay nada que hable mejor de lo terrible, que la vida cotidiana. Yo creo que se pueden decir o contar las cosas más tremendas con el lenguaje más simple. Quizás intento experimentar con eso: realidades extremas que no buscan ser contadas “en difícil”.

Iria: ¿Cómo fue la selección de relatos para el libro? ¿Se quedaron fuera muchos textos?

Marcelo: La verdad es que fue todo muy intuitivo. Se trata de la colección de los mejores cuentos que he escrito en toda mi vida, y empiezan precisamente con “Hotel Paradise”, escrito en 2006. Es decir, estamos hablando de diez años de escritura bastante entrecortada, bastante poco disciplinada. Lo que quedó afuera son decenas de cuentos que, sencillamente, no me parecieron publicables.

Iria: ¿Este es el primer libro que intentas publicar? Cuéntanos un poco cómo fue el proceso hasta conseguir verlo en papel en una librería.

Marcelo: Es mi primer libro de ficción y es mi primer intento. Pensé en la autopublicación, que hoy es posible y me parece válida, pero una editorial es como una confirmación: alguien externo, autorizado e interesado, te dice que lo que escribes merece la pena de ser leído por el público. Efectivamente, yo no lo había intentado antes. El mundo de las editoriales, como a muchos, me parece un monstruo colosal, inasible e impenetrable. No sabe uno por dónde darle. Quizás mi historia no sea representativa, porque yo conocía a una de las dueñas de Editorial Furtiva del tiempo de la escuela secundaria en Buenos Aires. Furtiva es una maravillosa editorial boutique de Chile (que también ha publicado allí tu novela Niña de Cristal), que trabaja en general con literatura de autores emergentes. Pero eso sí: los contactos te pueden ayudar a acceder, a que alguien de una editorial te lea, pero tener esos contactos no garantiza que tu obra se publicará, porque una editorial es una empresa y tiene un criterio implacable de viabilidad. Y por eso estoy tan agradecido a Furtiva, porque me dieron esa confirmación de la que hablo. Para mí el proceso comenzó cuando recibí un email que decía, palabra más, palabra menos: «Nos gustó, si tienes más relatos que combinan el guiño, lo fantástico y el mensaje social, envíanoslos». En Furtiva no me debían ningún favor, así que ese email me cambió la vida para siempre, y la euforia me duró varios días.

Hotel-Paradise-en-Libreria

Iria: Para aquellos de los lectores que deseen ver su libro publicado, ¿qué consejo les darías?

Marcelo:Los escritores, los artistas, los seres humanos en general, tenemos un problema: podemos tener un arte, un talento, un conocimiento, pero no necesariamente sabemos impulsarlo en el mundo. Entonces están, en un extremo, los mediocres que sí saben impulsar el escaso talento que tienen, y en el otro, los súper talentosos que tienen una excelente novela, pero escondida en el cajón. Tengo miedo de caer en lugares comunes, pero lo primero, creo yo, es desarrollar ese talento, trabajando duro, para asegurarse de tener algo valioso para impulsar en el mundo. El segundo paso es ir obteniendo esas confirmaciones, y que estas sean lo más sinceras posible. El golpe que uno se puede dar ante los rechazos, solo porque nuestras tías nunca se animaron a decirnos que nuestro arte está todavía muy verde, o que al cantar uno desafina, como lo vemos a veces en los realities, es terrible (consejo al paso: ¡no ir a realities! Menos mal que no hay aún para escritores). Y es terrible, porque mucha gente termina abandonando ese arte del todo, cuando tenía tanto potencial para crecer y realizarse. Si las tías nos elogian demasiado, antes de intentar llegar a potenciales “verdugos de talentos”, hay que buscar otros referentes, lectores beta, compañeros de taller y demás maestros empáticos pero severos, que nos digan exactamente dónde estamos parados, y cómo mejorar.

Darse tiempo para evolucionar, para encontrar la propia voz, y tantas cosas que, por ejemplo, se pueden aprender con los materiales de Literautas. Publicar un blog es una buena idea porque es también parte de este proceso: nuestros lectores, que forman una pequeña comunidad, nos pueden dar una idea de qué lugar ocupamos en el mercado y de cómo vamos evolucionando. Y además, porque nos vamos animando. Solo después, comenzar con el tercer paso, el de intentar impulsar nuestro talento en el mundo editorial, cuando estamos seguros de que tenemos algo publicable entre manos. Pero cuidado: publicable no significa magnífico. No hay que esperar a tener el nivel de García Márquez para intentar publicar. Es decir que el otro extremo (la novela en el cajón) tampoco es bueno. Hay que combinar esta prudencia con una buena dosis de valentía.

Iria: ¿Qué procesos creativos sigues para crear tus cuentos? ¿Eres de los que planifican mucho, de los que se lanzan a por el primer borrador sin pensarlo…?

Marcelo: La verdad es que soy muy caótico, no tengo un sistema. Pero lo más sistemático es esto: sentarme a escribir. Suena a perogrullada, claro, pero esto en mi caso es técnicamente cierto. Muchas veces nada se me ocurre hasta que me siento frente al ordenador y empiezo a teclear. Las manos son las que parecen hacer su propio torbellino de ideas, allí donde mi cerebro no lo había conseguido en la ducha. Por eso, un sistema que podría recomendar, es sentarse todos los días al ordenador y escribir, no importa qué. Pero una vez que está la idea, me sale escribir directamente el texto casi en su estado final, y bastante rápido. De nuevo, es como si la ejecución de la idea estuviera a cargo de las manos, más que de la cabeza. Luego viene la edición, la pulida, como mucho cortar (¡esto para el taller es vital!), cambiar una frase de lugar, o anular algún episodio secundario. Pero el relato básicamente ya está ahí.

Iria: ¿Tienes manías a la hora de escribir?

Marcelo: No creo tener manías, por lo menos no conscientes. Lo más constante, creo yo, es que, como buen argentino, tomo mate en cadena. Lo hago mientras trabajo, mientras leo y también mientras escribo ficción. Todo el tiempo tengo el termo con el mate al lado de la laptop. Escribo una frase y me sirvo otro mate. Se me acaba el agua caliente, me levanto y preparo el próximo termo. Vuelvo, escribo otro poco. Eso quizás me hace perder mucho tiempo (aunque no más que lo que ya había perdido por no practicar con constancia el sistema de la pregunta anterior), pero me garantiza estar concentrado y disfrutar el proceso de escritura.

Iria: Alguno de los relatos breves del libro surgieron a partir del taller de escritura “Móntame una escena” y en más de una ocasión te hemos leído defender la participación de los escritores en un taller de este tipo. ¿Por qué crees que es tan importante?

Marcelo: A esta altura, los lectores se habrán percatado de que soy “carne de taller”. Nunca voy a lograr agradecer lo suficiente lo que tú, Iria, junto con Tomeu, y todos los compañeros de Literautas han aportado para que yo pudiera hacer lo que he explicado antes: desarrollar mi arte, con la empatía severa de los compañeros, para poder impulsarlo después. Es lo que yo intento aportar también a los compañeros, porque creo que mi caso es el de muchos, y hacerlo es también parte de mi propio aprendizaje y mi propio placer.

Yo no había escrito prolíficamente antes, por dos motivos: uno, haberme contado a mí mismo que no tengo imaginación; y si no tengo ideas, debe ser que no tengo lo que decir al mundo. Dos, no tener disciplina. En cuanto a la falta de ideas (que vale también para el aspecto de calidad, estilo, etc.), un taller es un marco que nos viene a demostrar que el talento puede ser desarrollado y las ideas pueden ser disparadas. Un marco donde podemos equivocarnos sin riesgo, y sin miedo. Como en todo, puede haber algunos con más inclinación o facilidad que otros, pero los que menos facilidad tienen lo pueden compensar con trabajo duro, y la calidad llega, porque se puede desarrollar. Y en cuanto al marco, en mi caso, este vino a compensar la falta de disciplina. Saber que en tal fecha (no antes, no después) se recibe la consigna, hasta tal otra (no más tarde) se envía el texto (de hasta cierto número de palabras, no más), en tal otra se leen los relatos, etc., puede parecer esquemático, duro, y hasta cruel, pero en mi caso, fue precisamente eso lo que me ha hecho escribir y escribir. Tener un relato nuevo empezado y terminado cada mes, para mí es un logro monumental. Así de sencillo. Me lo dio el marco, con sus reglas duras y con su gente cálida. Es una fórmula ganadora. Y no creo ser el único. El éxito creciente de “Móntame una escena” es la prueba.

Iria: Casi para terminar, ¿un libro que te apetezca recomendarnos?

Marcelo: Recomiendo dos libros que me gustan porque sus autores hacen lo que yo mismo aspiro a hacer: contar películas que atrapen. Que el lector vea la escena, sienta tensión y placer, y piense en los demás aspectos (sentimientos, valores y demás abstracciones) por sí mismo. Jugar a crear realidades extremas, compitiendo con un mundo que supera toda ficción. Uno que a mi gusto lo hace exquisitamente es el argentino Sergio Olguín en La fragilidad de los cuerpos. El otro autor, al que acabo de descubrir, es el español Javier Cosnava. Estoy leyendo su increíble serie El joven Hitler, que es una prueba, primero, de cómo la realidad puede superar la ficción y, segundo, también lo inverso: cómo se puede ficcionar la realidad de modo magistral, cómo se pueden contar los hechos más espeluznantes de la manera más amorosa, simple y hasta dulce, dejando al lector el tremendo dilema de qué hacer con semejante información.

Iria: Por último, para aquellos de nuestros lectores que se encuentren en Buenos Aires el próximo día 26, cuéntanos dónde será la presentación del libro y qué han de hacer para asistir.

Marcelo: Efectivamente, el martes 26 de septiembre realizo por fin la presentación de mi libro Hotel Paradise – Cuentos para leer sin red, de Editorial Furtiva. Será a las 20.00 horas en Vidal 2049, barrio de Belgrano en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Un estupendo escritor argentino, Marcelo Birmajer, me hará el honor de presentar el libro. Habrá también música: un coro, un trío, y mi hija Mai, de 15 años, que cantará en inglés, ¡y canta muy bien! Habrá también ágape con venta y firma de libros al final, para los que quieran. Es con entrada libre y gratuita. Si los compañeros argentinos del taller, por lo menos los porteños, asisten, para mí será una alegría inmensa. Será ponerles cara a los nombres, y estrecharnos en un primer abrazo. ¡Gracias, Iria!

Iria: Gracias a ti, Marcelo. Te deseamos toda la suerte del mundo con este libro y con los que estén por venir.


Ficha del libro:

Hotel Paradise

Hotel Paradise. Cuentos para leer sin red, de Marcelo Kisilevski.

Sinopsis: La pluma desenfadada de Marcelo Kisilevski convierte a Hotel Paradise en el refugio ideal para encantarse nuevamente con el género cuentos. Un camping en familia que desnuda las verdaderas sensaciones de los acampantes, un concurso de talentos que promete salvarte de un futuro de pobreza, un carterista vidente que viaja en el transporte público, unas vacaciones con amigos de la juventud que los enfrenta a un dilema ético, un resort de lujo que no es lo que parece, son algunos de los relatos que pueblan el libro.


Entradas relacionadas:

Entrevista a la escritora María Oruña
Entrevista al escritor Rodrigo Palacios
Entrevista a la agente literaria Déborah Albardonedo

Apps para escritores de Literautas

  • Compartir en Facebook

¿Te ha gustado esta entrada? Recibe en tu correo los nuevos comentarios que se publiquen.

26 comentarios

  1. ¡Enhorabuena por la publicación! Hay que seguir cultivando el mundo del relato y la ficción breve en castellano.
    Me parece muy interesante lo de darse margen para encontrar la propia voz, y también lo de la “falta de ideas”. En mi caso particular, mi reto es más bien el contrario: sobreponerme a la saturación de nuevas ideas constantes, entrar en profundidad en los textos, centrarme. ¿A vosotr@s os pasa?
    Abrazos,
    LM.

    Escrito el 20 septiembre 2017 a las 09:06
  2. Marcelo, acabo de leer tu Hotel Paradise y solo puedo decir ¡¡alucinante!! Norabuena

    Escrito el 20 septiembre 2017 a las 11:23
  3. Luis Miguel, una cosa que comparto contigo es que formamos parte de los participantes en Literautas que no somos “anónimous” que tenemos vinculación que nos identifica (+ ó -) Pero somos minoría

    Escrito el 20 septiembre 2017 a las 11:29
  4. 4. Rita dice:

    ¡Enhorabuena, Marcelo!
    Me gustaría asistir a tu presentación, pero estoy al otro lado del charco y me es imposible. Sólo puedo desearte una muy buena presentación de tu libro y que sigas disfrutando de la escritura.
    Saludos a todos, compañeros.

    Escrito el 20 septiembre 2017 a las 13:47
  5. Muchas felicitaciones.

    Escrito el 20 septiembre 2017 a las 17:12
  6. Ha sido una entrevista interesante. Un acto de humildad y de amor por la escritura.
    Sabias palabras de quien no tiene miedo a mostrarse tal y como es. Y eso, querido Marcelo, te honra como persona y mucho más como escritor.
    Además, ya te podemos poner cara, je je je.
    Disfruta mucho de esta experiencia y ojalá te depare una larga trayectoria.
    Mis felicitaciones.

    Escrito el 20 septiembre 2017 a las 18:34
  7. 7. Wolfdux dice:

    Felicidades Marcelo.

    Escrito el 20 septiembre 2017 a las 19:04
  8. 8. charola dice:

    ¡Felicitaciones Marcelo!

    Que tengas una muy buena presentación de tu libro.
    Todo lo mejor.

    Escrito el 20 septiembre 2017 a las 23:08
  9. 9. Yoli L. dice:

    ¡Marcelo, felicidades!

    Y que gusto conocerte, además de bien parecido, se nota tu agradable personalidad.

    Me encantaría asistir a tu presentación, pero como sabes, estoy al otro lado del charco.

    Me gusta tu manera de escribir, veré donde adquirir el ejemplar.

    Desearte con todo cariño que tengas una muy buena presentación de tu libro y que sigas cosechando triunfos.

    ¡Un gran abrazo!

    Saludos a todos.

    (¯`•¸•´¯)YOLI(¯`•¸•´¯)

    Escrito el 21 septiembre 2017 a las 00:34
  10. 10. Leosinprisa dice:

    Enhorabuena Marcelo.

    Demasiado lejos para tu invitación a la presentación de tu libro, pero estaremos allí aunque sea con el corazón y el pensamiento.

    Un saludo desde la lejana España y buena suerte con la venta de tu libro.

    Escrito el 21 septiembre 2017 a las 10:46
  11. 11. R.J. Esperanza Pardo dice:

    Enhorabuena, Marcelo

    Me alegra lo que estás viviendo y me ha parecido muy interesante la entrevista.

    En el post anterior, un comentarista nos recomendaba leer “El arte de la ficción”, de John Gardner (por cierto, gracias a Jesús, porque lo he empezado a leer y me parece buenísimo, no solo por las aportaciones didácticas sino por la precisión, pasión y belleza de su lenguaje. Pero a lo que voy, ¡qué casualidad una frase tuya: “En realidad, escribo como puedo, más que como quiero. O sea: es lo que sale. Quizás por eso lo llamamos arte”, porque justo estaba leyendo en ese libro lo siguiente: “Los verdaderos artistas, al margen de que pretendan presentársenos bajo un rostro sonriente, son personas obsesivas, obcecadas y determinadas, lo mismo da que estén determinadas por una manía o por una visión noble y enaltecida … … No hay un solo estudio crítico, por muy brillante que sea, que tenga nada que ver con la despiadada batalla psicológica que constituye una novela … … las cualidades que dan autenticidad al artista otorgan tremenda importancia al hecho de que el aspirante a escritor jamás se vea impedido de trabajar con toda la seriedad de que es capaz … «Una poderosa voluntad -como dijo Henry James-: eso es todo lo que hay.» Y que nadie desanime o socave esa poderosa voluntad.”

    A veces, la empatía solo se encuentra en lugares como éste.

    Un saludo y enhorabuena, don Marcelo 🙂

    Escrito el 21 septiembre 2017 a las 12:47
  12. 12. Earendil dice:

    ¡Enhorabuena, Marcelo!
    Un saludo desde España

    Escrito el 21 septiembre 2017 a las 16:35
  13. 13. LUDIKA dice:

    Felicitaciones por este libro! En que librerías de Buenos Aires se consigue?
    Muy interesante la entrevista,coincido en lo destacable de la metodología de trabajo del taller de escritura, a veces uno se tira para abajo, piensa demasiado en el porque o para que de escribir. Creo que el hecho de tener un espacio donde uno pueda publicar lo que escribe y reciba críticas al respecto es muy motivador.

    Exitos!

    Escrito el 21 septiembre 2017 a las 17:48
  14. 14. Janna dice:

    Muchas felicidades Marcelo !!
    Me alegro mucho por ti, además de sentirme orgullosa de que seamos compañeros en este fantástico Taller de escritura, y que de alguna manera aportáramos un poco y te diéramos un empujoncito para seguir adelante con tu sueño de escritor 😀

    Escrito el 21 septiembre 2017 a las 17:48
  15. 15. Otilia dice:

    Enhorabuena Marcelo por la publicación de tu libro y por la estupenda entrevista.
    Estoy de acuerdo con tu frase “Lo costumbrista está en que no hay nada que hable mejor de lo terrible que la vida cotidiana”.
    Felicidades por tus fantásticos relatos. Me encantó “Luca”.
    Saludos y éxito.

    Escrito el 21 septiembre 2017 a las 19:04
  16. 16. Escritores Anónimos dice:

    Joe!! Felicidades !!!
    Creo que es un gran logro y que te lo mereces.
    Disfruta muchísimo !!!
    Voy a buscar ya por webs para comprármelo (en papel que se lee mejor y así accedo a él más fácil)
    ¿Creéis que en Madrid estará en algún momento?

    Un beso enorme!!!

    Escrito el 23 septiembre 2017 a las 16:03
  17. 17. Vespasiano dice:

    Enhorabuena Marcelo:
    Te deseo muchisimo exito, no solo para este libro sino para los que seguro vendran.
    Un fuerte abrazo.

    Escrito el 24 septiembre 2017 a las 09:03
  18. 18. «Don Kendall» dice:

    Acabo de leerlo de un tirón y escribir un comentario en Amazon. Es un verdadero placer disfrutar de tu escritura, maestro. Las dosis justas de vitriolo para no envenenarse en esta vida tan propia de la alegoría de la caverna. Ese hotel Paradiso repleto de seres «encadenados» ya deja en el fondo de la boca el regusto agradable para los siguientes relatos. Me pareció genial «Demasiado metidos». ¿Qué decir de «Romualdo y los pájaros»?. En fin, “casi” todos. quizá el que menos me entusiasmó fue el de Ramiro Jiménez, por momentos un “patio de Monipodio” a lo argentino jeje.
    Como toque tiquismiquis, y ya que estamos en Literautas , en el relato “Hotel Paradiso” , cuando el Señor Buceta se decide largar la primera vez, se dirige al maletero de la izquierda y dice :
    « …decidí que limpiar cuartos no es lo mío, prefiero prefiero mi deuda de otro modo..». Tal vez sobre un “prefiero”.
    Puedes odiarme tranquilamente, jeje..
    Un abrazo y ¡enhorabuena! ¡qué tengas mucho éxito porque es merecido!

    Escrito el 24 septiembre 2017 a las 17:48
  19. 19. Melisa dice:

    Felicidades Marcelo!!! 🙂

    GRACIAS por formar parte de esta comunidad con tanto respeto, dedicación y compañerismo. Me alegra muchísimo estar leyendo hoy esta nota sobre tu libro. Que sigan los éxitos!

    Abrazo grande desde Santa Fe!

    Escrito el 24 septiembre 2017 a las 22:38
  20. 20. Ratopin Johnson dice:

    ¡Enhorabuena Marcelo!
    Me alegro mucho, y gracias a tí por tu actitud activa en el taller, no sólo escribiendo sino también con los relatos de los demás. Al final, como dices, esto es un impulso para sentarse a escribir. Me he sentido identificado con lo que dices, con lo de la disciplina. Gracias a la cita mensual con el taller, he escrito unos cuantos relatos. Pero estoy lejos de alcanzar un ritmo bueno, sigo siendo muy pero que muy vago.
    Una pregunta se me ha quedado en el aire: ¿cuántas tazas de mate en el día..? Parecen muchas 🙂

    Saludos y felicidades

    Escrito el 26 septiembre 2017 a las 19:51
  21. 21. Marcelo Kisi dice:

    Hola amig@s querid@s!!

    Gracias por todos los comentarios, que son caricias para el alma!

    La presentación salió excelente, con ponencias que transitaron lo filosófico que emanaba del libro, cosas de las que yo no era consciente. El escritor Marcelo Birmajer dijo que los relatos no tenían “sentido, pero no mensaje: no es lo mismo sentido que mensaje”. Y comparó el primero de los relatos “Hotel Paradise” con El Proceso de Kafka. Yo manifesté ante el público: “Acaban de ocurrir dos cosas: una, que Marcelo Birmajer ha presentado elogiosamente mi libro, y dos, que el título “Hotel Paradise” y Kafka habían sido mencionados en la misma oración! Y eso para mí ya era la cumbre de los elogios, por lo cual le estoy infinitamente agradecido.

    Una de las más bellas alegrías fue la asistencia de nuestro compañero Maurice, que asistió con su señora. Ellos no viven en Buenos Aires, pero justo estaban por el cumpleaños de uno de sus hijos, que vive allí. Hubo abrazo y foto. Muchas gracias a ellos, porque Literautas estuvo presente! También hablé de nuestro taller desde el escenario 🙂

    JANNA pregunta dónde se puede conseguir en las librerías de Buenos Aires. Justo desde hoy está en Librería Santa Fe del shopping Alto Palermo 🙂

    ESCRITORES ANÓNIMOS: Ojalá esté algún día en España (para un escritor argentino publicar en España ya es la cumbre total, es la Meca de la literatura en español!) lo veo alejado por el momento, pero sí se puede conseguir en formato digital en Amazon.com

    RATOPIN, querido compañero, le calculo unos tres termos por día, cada termo (chico, creo de medio litro) tendrá unos 15-20 mates, cada mate son unos 4-5 traguitos (es un mate chiquito), así que hacé la cuenta 😉

    En un par de días volvemos a la hermosa faena de nuestro taller, así que ahí nos reencontramos. Abrazos a tod@s y de nuevo gracias a Iria por la entrevista y a todos por vuestros cálidos comentarios!

    Escrito el 29 septiembre 2017 a las 18:11
  22. 22. marazul dice:

    Hola Marcelo: soy marazul, compañera tuya en literaturas desde hace ya unos años. Felicidades por tu publicación que pienso leer en breve.
    Muy buena la entrevista en donde te muestras como una persona sencilla, sensible y a la vez valiente.
    Me he identificado mucho contigo cuando dices que se pueden contar las cosas más tremendas con el lenguaje más simple. Precisamente es algo que yo también practico. Lo fácil es emplear palabras que impacten; lo difícil es escogerlas de tal manera que el lector perciba lo mismo sin caer en lo vulgar.
    En fin, Marcelo, que es un honor saber que en alguna ocasión me habrás comentado, je,je…y ahora mismo me pongo a ver las entradas.
    ¡Enhorabuena! y disfruta de este momento
    Un abrazo
    marazul

    Escrito el 1 octubre 2017 a las 11:02
  23. 23. María Jesús dice:

    Muchas felicidades por la publicación, Marcelo. Me ha encantado ponerle cara a uno de los compañeros del taller. La entrevista, muy interesante. Saludos.

    Escrito el 1 octubre 2017 a las 11:14
  24. 24. María Kersimon dice:

    ¡Enhorabuena, Marcelo! Es un gusto ver que a un compañero le va bien; publicar es una confirmación del talento, del trabajo y de la capacidad de uno de comunicar. Ver que uno de nosotros logra este resultado renueva en todos la fe y la confianza en que es posible. Gracias por esto, por caminar delante y darnos ánimos. Espero que no te perderemos en el taller a raíz de este éxito. Sería el único punto oscuro del asunto. Con ganas de volver a leerte por aquí este invierno.
    Felicidades por tu logro. Un abrazo.

    Escrito el 1 octubre 2017 a las 16:27
  25. 25. Frida dice:

    Felicidades Marcelo, no sólo es una alegría y orgullo que alguien del taller haya publicado un libro, convirtiéndose así en un faro de esperanza para los demás, sino que a mayores la presentación fue tan memorable y especial. Ojalá a este le sigan más y, los compañeros españoles esperamos poder tener algún día la oportunidad de que vengas a presentar a nuestro país.

    Escrito el 3 octubre 2017 a las 16:41
  26. 26. yolareina dice:

    !felicicdades! Marcelo, un orgullo ver como los compañeros avanzan.

    Un abrazo

    Escrito el 5 octubre 2017 a las 21:28

Deja un comentario:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.