Cookie MonsterEsta web utiliza cookies. Si sigues navegando, entendemos que aceptas las condiciones de uso.

Do you speak english?

¿If you prefer, you can visit the Literautas site in english?

Apuntes, tutoriales, ejercicios, reflexiones y recursos sobre escritura o el arte de contar historias

Mis libros de escritura favoritos

Sois muchos que me escribís para pedirme que os recomiende libros sobre escritura para iniciaros en el mundillo, y no es una pregunta fácil. Cada escritor tiene sus puntos fuertes y sus puntos débiles, con áreas específicas que reforzar; así como su estilo y preferencias.

libros-de-escritura-imprescindibles-para-escritores

Por ejemplo, mientras uno puede ser muy bueno con las descripciones, pero necesitar un refuerzo en escritura de diálogos, a otro puede dársele bien hacer hablar a los personajes, pero tener problemas con las tramas.

Sin embargo, sí que tengo una lista con cinco libros que tratan la escritura desde un punto de vista global y que me parece imprescindibles para todo escritor, sobre todo si está empezando:

Cómo escribir una novela (11): el primer borrador

Se conoce como primer manuscrito o primer borrador a lo que será la primera versión de la novela, ya que después de escribirla tocará dejarla reposar en un cajón para luego retomarla y empezar el trabajo más duro, de chapa y pintura, que consiste en arreglar y pulir versión tras versión hasta que esté medianamente digna para enseñársela a otros.

cómo escribir el borrador de tu novela

No existe una norma sobre cuántas versiones ha de tener una novela. Hay autores que en dos revisiones la tienen listas y otros que tardan diez o quince hasta que deciden que ya está lista. De todas formas, ahora no te preocupes por eso. Ya llegará el momento de revisar y corregir. Ahora toca disfrutar con la escritura, y para ello, veamos una serie de consejos que pueden ayudarte.

Apps para escritores de Literautas

Cómo escribir una novela (10): el punto de vista, el tono y el estilo

Espero que estés contento/a, porque si has estado siguiendo los pasos del tutorial sobre cómo escribir una novela que hemos publicado en el blog, ya estás preparado/a para escribir tu manuscrito. O casi. Tan solo queda pulir unos últimos detalles.

cómo escribir una novela

¿Has pensado ya cuál será el punto de vista de tu historia? ¿Y el estilo y el tono que emplearás? ¿Sabes si la contarás en pasado o en presente? Si lo tienes claro, genial. Olvídate de esta entrada y ponte a escribir esa novela. Pero si todavía tienes dudas, quizá esta entrada te ayude a aclararlas.

Cómo escribir una novela (9): la estructura

Lo hemos conseguido. Después de semanas de arduo trabajo entramos por fin en la recta final. Dentro de nada estaremos inmersos en el primer borrador de la novela y, si hemos hecho bien los deberes, esta debería ser fluida y sin más sorpresas que las del propio placer de la escritura. Pero para que algo así sea posible, primero tenemos que crear una estructura sólida.

cmo escribir una novela - la estructura

Para crear la estructura de una novela hay que tener en cuenta dos aspectos de la misma: por un lado, tenemos lo que podríamos llamar la estructura física de la novela, la forma en la que está dividida la obra —por ejemplo, en capítulos o partes—. No profundizaré más en esto porque es algo que ya tratamos en el blog con anterioridad, cuando vimos cómo dividir una novela en capítulos.

Por otro lado, nos encontramos con la estructura temática, —es decir, la organización del contenido de la historia en escenas— que es la que trataremos en esta entrada.

Cómo escribir una novela (8): los puntos clave de tu historia

Espero que estéis emocionados, porque estamos a punto de entrar en la recta final de la planificación de la novela. ¡Pronto estaremos preparados para escribir el primer borrador! Pero antes tenemos que armar una buena estructura, algo que veremos con más detalle en esta y en la siguiente entrada de esta serie sobre cómo escribir una novela paso a paso.

como-escribir-una-novela-la-estructura-primera-parte

Armar la estructura completa de una novela no es tarea sencilla. ¿Cuál es la mejor forma de contarla? ¿Qué partes de la trama es mejor mostrar y cuáles conviene dejar fuera? Estas y muchas otras dudas pueden surgir en el proceso. La sinopsis y todos los pasos que hemos trabajado anteriormente en el tutorial pueden ayudar, pero en ocasiones no son suficientes. Por eso mi consejo es, antes de lanzarse a por la estructura, reflexionar en una serie de puntos que suelen aparecer en casi todas las historias y que nos ayudarán a componer la forma global de la nuestra.

Eso sí, tened en cuenta que son solo referencias. Puede que una historia no necesite todos los puntos que veremos a continuación y/o los presente en un orden distinto. A veces incluso puede haber varios que se fusionen en una única escena (esto es fantástico, conseguirás escenas más intensas). Pero ahora lo importante es que seas consciente de que existen y que reflexiones para ver si encajan en tu historia y cómo.

Fíjate en cada uno de estos puntos y piensa cómo te gustaría mostrarlo en la novela, con qué escena crees que quedaría mejor representado y si es necesario que aparezca o, por el contrario, deberías omitirlo. Así que ¡vamos allá! Es hora de analizar tu historia para dar con sus momentos clave:

Cómo escribir una novela (7): la documentación

Llega un momento en la planificación de casi todas las novelas, incluso las más sencillas en apariencia, en que el autor se da cuenta de que no puede continuar sin información adicional. Puede que haya una parte de la historia que se sitúe en una época remota, que algún personaje sea un experto en física cuántica o que una subtrama entera se desarrolle dentro de un circo. Lo que sea. El caso es que ha llegado el momento de documentarse.

Como documentarse para escribir una novela

Una de las preguntas que me suelen hacer cuando hablamos de documentación es la de cuánto tiempo es necesario dedicarle a esta etapa del proceso. Como siempre, no hay una única respuesta. Depende del autor, de sus recursos y de las necesidades de la novela. Lo que sí es cierto es que deberías documentarte hasta que te sientas capaz de hablar de ello en la obra sin dejar lagunas o cometer fallos que el lector pueda detectar.

Ahora la pregunta del millón: ¿cómo se documenta uno para una novela? Cada obra literaria es un mundo y requerirá una documentación específica, así que no puedo decirte ve a tal biblioteca, léete este libro o llama a este especialista. Es imposible saber de antemano qué información va a necesitar un escritor para su historia. Pero sí puedo darte ciertas pautas que yo he seguido a la hora de documentarme y que espero te sirvan a ti también:

Cómo escribir una novela (6): los personajes menores

¡Hola a todos! Después de haber trabajado la sinopsis, las tramas y los personajes principales de la historia, llega la hora de crear el resto de los personajes. ¿Estáis preparados?

como-escribir-una-novela-los-personajes-secundarios

Antes de entrar en materia, me gustaría aclarar que existen dos tipos de personajes menores: los secundarios y los incidentales o episódicos.

Los personajes secundarios siguen siendo importantes para la historia, pero de una forma menor que los protagonistas. Aunque participen en la trama y el conflicto, no llevan el peso y su arco de personaje —si lo hubiera— es más estático que el de los personajes principales. Por norma general, los secundarios sirven para hacer avanzar la historia, apoyando al protagonista o funcionando como obstáculos. También pueden ser importantes para las subtramas.

Los personajes incidentales o episódicos son aquellos que aparecen esporádicamente, una o dos veces a lo largo de la novela, casi de forma anecdótica, porque los necesitamos en ese instante para aportar algo. Esto no significa que no sean importantes, pueden ser personajes clave para el desarrollo de la trama. Por ejemplo, un hombre que se acerca a nuestro protagonista para entregarle una tarjeta de memoria con una información importante que pondrá en marcha la historia. Es posible que ese hombre misterioso no vuelva a aparecer, pero sin él, nada habría pasado.

Los personajes episódicos pueden tener también una función ambiental —la cajera del supermercado, el revisor del metro…—, y servir como apoyo para explorar una emoción del protagonista o darle forma al universo narrativo. En cualquier caso, como ya habrás visto, este tipo de personajes no necesitan desarrollo y, más que personajes en sí, son herramientas, elementos narrativos en función de un conjunto mayor, que es la propia historia.

Por eso no será necesario que inventes un pasado para los personajes episódicos ni crees para ellos un arco de personaje —con su corta aparición, no les da tiempo a evolucionar—, pero sí hay otros puntos del desarrollo de personajes menores que podrías trabajar. A continuación veremos cuáles, como siempre, paso a paso:

Cómo escribir una novela (5): tramas y subtramas

Hola a todos. Antes de nada, perdón por el retraso. Esta entrada estaba prevista para ayer lunes tres de abril, pero me fue imposible publicarla hasta ahora.

En esta entrada vamos a analizar el siguiente paso para construir la novela que estás creando paso a paso: las tramas, tanto la principal como las tramas secundarias o subtramas.

escribir una novela tramas y subtramas

Según la Real Academia Española, en narrativa una trama es la ligazón entre las partes de un asunto u otra cosa, y en especial el enredo de una obra dramática o novelesca. Es decir, el hilo que une todas las partes de tu obra hasta convertirla en una narración. Es algo casi invisible, que se va creando poco a poco, a medida que das forma a la historia a través de otros elementos.

Cómo escribir una novela (4): la primera sinopsis

Tal y como prometimos, hoy traemos la cuarta entrada de la serie Cómo escribir una novela paso a paso, en la que vamos a construir la primera sinopsis o resumen de la novela.

como escribir una novela - la sinopsis

Este primer resumen no ha de ser extenso, apenas tres o cuatro párrafos de unas pocas líneas cada uno. ¡Ojo! No todo lo que escribirás en esta sinopsis tiene por qué aparecer luego en la novela, pero es importante que lo conozcas para poner en orden las ideas. ¿Y cómo hacer esta sinopsis? Muy fácil. Basta con que sigas, como siempre, los pasos que te propongo en esta entrada:

Cómo escribir una novela (3): los personajes principales

¿Qué tal llevas el proceso de creación de la novela? ¿Te gustan las propuestas que hemos visto hasta ahora? Espero que sí, porque este capítulo nos mete ya de lleno en la historia: vamos a comenzar a dar forma a los dos personajes principales: el protagonista y el antagonista.

los personajes principales en una novela

Toda historia, toda novela, guión, cuento, obra de teatro… tienen al menos una cosa en común: un personaje protagonista. Después de todo ¿qué es una historia sino «algo» que le sucede a «alguien»? En los cuentos o relatos cortos, ese «alguien» no es tan importante. No tenemos que desarrollarlo, ni necesita una evolución ni un pasado. Muchas veces, ni siquiera necesitamos saber cómo es su carácter. En el cuento, el/la protagonista nos representa a todos. Es un símbolo, una metáfora. Es el ser humano ante una circunstancia extraordinaria y lo verdaderamente importante no es a quién, sino qué sucede.

La novela, en cambio, tiene otros mecanismos. En ella los personajes son el elemento principal. Nos importa tanto el «qué ocurre» como el «a quién le ocurre» y, en muchos casos, el conflicto de la historia se esconde dentro del propio protagonista. Su evolución, su aprendizaje, son lo que nos atrapa durante la lectura. Por eso, cuando queremos crear una novela, tenemos que trabajar mucho los personajes principales, y eso es lo que vamos a ver a continuación, como siempre, paso a paso y empezando por el protagonista.