Cookie MonsterEsta web utiliza cookies. Si sigues navegando, entendemos que aceptas las condiciones de uso.

Do you speak english?

¿If you prefer, you can visit the Literautas site in english?

Apuntes, tutoriales, ejercicios, reflexiones y recursos sobre escritura o el arte de contar historias

Palabrería: el fruto prohibido

Para los que no conozcáis esta sección del blog, en “palabrería” rindo homenaje a palabras que me gustan por su sonoridad, su origen, su significado… Hoy quiero hablar de una palabra que todos usamos con frecuencia y, seguramente, la tenemos ocupando un lugar en nuestras casas. Una palabra sencilla, con tan sólo una vocal, muy sonora, muy redonda: Manzana.

el fruto prohibido

La palabra “manzana” es una evolución de “mazana” que, a su vez, proviene del latín Mattiāna y tiene distintos significados:

Una manzana es un espacio urbano, un bloque de edificios delimitado por calles. La Gran Manzana es el apodo de la ciudad de Nueva York. La “Manzana de Adán” es otra forma de llamar a la nuez de la garganta y, además, manzana es el nombre con el que se conoce al pomo de las espadas.

Sin embargo, de todas sus acepciones, la más conocida por todos es la que da nombre a la fruta más célebre de la mitología y la literatura.

Además de ser el símbolo de la tentación que provoca la expulsión de Eva y Adán del paraíso, nos encontramos también muchas manzanas famosas en la mitología griega: las manzanas de las Hespérides, la “manzana de la discordia” que Paris le entregó a Afrodita y acabó desencadenando la guerra de Troya, o el árbol mágico de manzanas de oro que otorgaba a sus poseedores la vida eterna y estaba custodiado por las Ninfas del Ocaso.

Fue una manzana también lo que Guillermo Tell puso en la cabeza de su hijo para demostrar su puntería. Jim Hawkings, el muchacho protagonista de La Isla del Tesoro, estaba escondido dentro de un barril de manzanas cuando descubrió el motín de Silver y, hablando de manzanas famosas, nunca podemos olvidarnos de aquélla que nos hizo sufrir a todos en nuestra infancia: la manzana envenenada de Blancanieves.

Como véis, las manzanas no sólo son ese sano alimento que nunca falta en un frutero, sino que también han sido fuente de inspiración para muchos narradores. La próxima vez que os comáis una, recordad que de ella también puede salir una buena historia.

Apps para escritores de Literautas

  • Compartir en Facebook

¿Te ha gustado esta entrada? Recibe en tu correo los nuevos comentarios que se publiquen.

12 comentarios

  1. 1. suso dice:

    Otra expresión referida al fruto en cuestión: es una manzana
    podrida

    Escrito el 31 mayo 2012 a las 21:22
    • 2. Literautas dice:

      Efectivamente 🙂
      Y es curioso que, además de en nuestro idioma, la misma expersión se usa en inglés como “a rotten apple” (literalmente, una manzana podrida) o “a bad apple” (una manzana mala).
      Un saludo y gracias por tu comentario!

      Escrito el 31 mayo 2012 a las 22:09
  2. 3. Francis dice:

    En primer lugar enhorabuena por este blog y, por supuesto por esta entrada.
    A mi la primer manzana que me viene a la mente es la de Isaac Newton. Por cierto en algunas zonas de andalucía a las manzanas se les llama “peros”.

    Un saludo.

    Escrito el 10 octubre 2012 a las 00:24
  3. 4. Literautas dice:

    Gracias a ti por tu comentario, Francis 🙂

    Otra manzana con historia detrás, la de Newton jaja

    Y muy buena aportación la de “peros”, no tenía ni idea. ^^

    Un saludo

    Escrito el 10 octubre 2012 a las 20:25
  4. 5. Pedro Jiménez dice:

    Realmente en ningún pasaje de la Biblia aparece una manzana. Es en el renacimiento donde empieza a representarse pictóricamente el “Fruto prohibido” en forma de manzana.
    Saludos.

    Escrito el 30 noviembre 2013 a las 20:27
  5. 6. Eduardo Tapia dice:

    ¡Interesante!
    Me sorprende que no menciones la manzana de Newton.
    Desde entonces, tanto por referencias bíblicas como reales, sí que se puede decir sin duda que el manzano es el árbol de la ciencia.

    Escrito el 8 mayo 2016 a las 11:01
  6. 7. José Luis Jaimes dice:

    Recordé una obra teatral del dramaturgo español Buero Vallejo: “Guillermo Tell tenía los ojos tristes”. Para el que no la conozca, el título, les permitirá imaginar algo de la historia. Otra manzana es la que le que susurró al oído de NEWTON

    Escrito el 29 junio 2016 a las 23:14
  7. 8. Fran dice:

    Hay varias menciones a las manzanas también, en la mitología nórdica. La que siempre me gustó más es la de la historia del secuestro de Iðunn, la cual era una Diosa que poseía un tipo especial de manzanas, las cuales entregaba a los Dioses. Éstos, gracias a su poder permanecían jóvenes. Iðunn es raptada por un gigante llamado Þjazi para que produzca manzanas para él; así, todos los Dioses empezaron a envejecer y debilitarse al quedar privados de las manzanas de Iðunn. Hasta que finalmente convencieron a Loki (gran responsable del secuestro de Iðunn) de que rescatara a Iðunn de las garras del gigante Þjazi. Nadie, salvo Iðunn, supo jamás como hacía ella para cosechar semejantes manzanas.

    Escrito el 18 noviembre 2016 a las 05:04
  8. 9. Raúl dice:

    Felicidades. Aportamos una voz más: “una manzana al día”… Saludos

    Escrito el 18 marzo 2017 a las 11:20
  9. 10. Lucho dice:

    El hallazgo de literautas ha sido para mi una gran sorpresa y cada que exploro una de sus secciones me anamoro mas de esta pagina
    Otra expresion muy usada es no revolver peras con manzanas, cuando se hace un cálculo matemático
    Saludos

    Escrito el 23 mayo 2017 a las 20:03
  10. 11. Yoan dice:

    Me encanta todo …. felicitaciones!!!

    Escrito el 15 agosto 2017 a las 13:40
  11. 12. Kary dice:

    Como cuando quieres que algo se comprenda muy bien y, utilizas la frase “¿te lo explico con manzanas?”

    Escrito el 22 septiembre 2017 a las 00:47

Deja un comentario:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.