Cookie MonsterEsta web utiliza cookies. Si sigues navegando, entendemos que aceptas las condiciones de uso.

Do you speak english?

¿If you prefer, you can visit the Literautas site in english?

Apuntes, tutoriales, ejercicios, reflexiones y recursos sobre escritura o el arte de contar historias

<< Volver a la lista de textos

A la deriva - por Ana María

A la deriva

Corrí sin detenerme un instante aunque la respiración entrecortada hacía que mis pasos perdieran el ritmo una y otra vez.
Doblada en dos inspiré profundamente dejando, en mi inmovilidad, que la lluvia se deslizara sobre mi cuerpo sin llegar a ocultar mis lágrimas.
Por qué será que la desesperación nos incita a la locura, perdemos el control y se nos escapan las ideas, no hay lugar para la reflexión.
Sabía que nada iba a ser fácil, el desafío era enorme, pero creí en la posibilidad de escapar a lo posible y entrar en el camino de lo milagroso.
Cuántas veces el placer de tus caricias tácitas me transportaron, me hicieron olvidar el presente y me sumergieron en una inexplicable sensación de éxtasis.
Sin estar, estabas.
Ahora, el sobre estaba vacío entre mis manos como ejemplo de tu ausencia tan temida, y empapada ,reflejado mi rostro perdido en los adoquines de no sé qué calle, miro escurrirse por la alcantarilla la carta del adiós.

¿Te ha gustado esta entrada? Recibe en tu correo los nuevos comentarios que se publiquen.

2 comentarios

  1. 1. diaspora dice:

    Hola Ana María.

    Me agradó tu historia. Hiciste una buena descripción del sufrimiento humano ante la deslealtad de un ser amado. ¡Que canallas son los traidores!. Continúa escribiendo muchacha, lo haces muy bien.
    Me gustó la frase “tus caricias tácitas”. Es una manera elegante de echar a correr la imaginación.
    Si la agenda te lo permite puedes leer mi relato. Es el #137. Mea Culpa.

    Escrito el 5 noviembre 2015 a las 06:13
  2. 2. Earendil dice:

    Hola, Ana María
    He leído también tu historia y me ha gustado mucho, pues habla de las emociones humanas más temidas, como el miedo y la angustia. Breve y conciso, como a mí me gusta. Tal vez algún signo de interrogación en el “Por què será…”, pero poco más que añadir.
    Es la primera vez que participo en el taller, gracias por leerme.
    Un saludo

    Escrito el 7 noviembre 2015 a las 17:35

Deja un comentario:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.