Cookie MonsterEsta web utiliza cookies. Si sigues navegando, entendemos que aceptas las condiciones de uso.

Do you speak english?

¿If you prefer, you can visit the Literautas site in english?

Apuntes, tutoriales, ejercicios, reflexiones y recursos sobre escritura o el arte de contar historias

<< Volver a la lista de textos

EL LÁPIZ MÁGICO - por Cryssta

EL LÁPIZ MÁGICO

Emilia cumple setenta años y espera con ilusión la llegada de sus hijos y nietos que hoy merendarán con ella. Coge el lápiz, suspira y empieza a escribir la lista de la compra, su memoria ya no es la que era y no quiere olvidar nada.

Apunta: “pan”, para hacer unos picatostes, “leche”, para hacer un chocolate, “chocol…”

Emilia no puede seguir escribiendo, la imagen fugaz de una taza estrellándose contra una pared blanca ha cruzado por su mente y ésta ha mandado una orden a su mano para parar.

Ya no está en el salón de su casa en el barrio de la Concepción sino en la que habitó con su marido en el de San Blas. No tiene setenta años, solo treinta y cinco que parecen cincuenta. Se encuentra abriendo la puerta para que pasen los voluntarios que ha mandado el cura de la parroquia para ver qué necesita su familia.

Ella esperaba a alguien más mayor pero son tres chicos de unos diecisiete años y una chavalita menuda que debe tener catorce o quince. Aprovecha la entrada de los jóvenes para hacer pasar a su hijo Lolo que, sentado en la escalera, cumple el castigo impuesto por su padre por no traerle a tiempo el vaso de vino.

Miguel, su marido, saluda a los voluntarios y va en busca de unas radiografías que le hicieron hace meses, cuando se cayó del andamio. Por culpa del accidente, dice él, ya no puede trabajar y pasan hambre y calamidades. Ya no saben qué hacer y pregunta a los chicos si ellos no podrían darle algo de dinero.

Emilia calla y reza mentalmente para que los chavales no se rasquen los bolsillos, de sobra sabe para qué quiere su marido el dinero. Ella lo que quiere es que les den comida para que sus niños no pasen hambre, y ropa de abrigo para que no pasen frío.

Uno de los chicos le pide que les enseñe la casa y ella obediente y algo esperanzada les lleva a la habitación de matrimonio. Aprovechando que Miguel no puede oírla, abre el armario ropero y les enseña el piso del mismo, les dice que está roto porque es ahí donde se esconden los niños cuando su marido se emborracha y se pone violento.

A continuación les enseña la habitación donde duermen sus hijos. Con tristeza les cuenta que su vecina, la Luisa, le dio un bote de pintura blanca que le sobró de cuando pintaron la casa para que pudiera darle una manita a la habitación de los niños. Ella, con ilusión, ejerció de pintora y dejó la pared limpia como una patena. Pero ya no estaba limpia, no. Miguel había estrellado contra la pared una taza llena de chocolate, donado también por la Luisa, que ella había preparado con cariño para que los niños celebraran que la chiquitina ya estaba en casa. Había vuelto del hospital después de curarse de una pulmonía provocada por el frío y la humedad de una noche lluviosa de diciembre. A Miguel le molestaron los llantos de la pequeña y decidió sacarla desnuda a la calle para que llorara allí.

Los jóvenes no dicen nada, no saben qué decir ni qué hacer para ayudar a la mujer. La escena quedará grabada por siempre en la memoria de la chica que, algún día, escribirá un relato, corto, sí, pero que aún con nombres inventados, dará testimonio del maltrato y de la indefensión sufrida por Emilia y sus hijos.

…ate”, sí, ese que tanto le gustaba a Lolo cuando era pequeño y que ahora no hay que rallar porque viene en polvo para añadir a la leche, “café” para el marido de su hija Carmen; que no se le olvide el café para ese santo que adora a su niña, la trata como a una reina y la mima hasta lo indecible cuando llega el invierno y se resfría, no vaya a ser que el catarro quede mal curado.

Emilia coge el lapicero y subraya: “chocolate” y, sonriendo, acaricia la pared blanca e inmaculada. Hoy tendrán una buena merienda.

———————–

Basado en hechos dolorosamente reales y dedicado a Emilia, Lolo y Carmen, con la esperanza de que allá donde estén sean felices.

36 comentarios

  1. 1. El Ciervo Alado dice:

    Es duro y triste que esté basado en hechos reales pero, fuera de eso, buen relato. Me gusta que esté narrado en presente, aunque podrías haberlo contado también en un narrador protagonista, me parece mejor para estos tipos de relatos. Le has dado una buena utilidad a “El lápiz mágico”.

    Felicitaciones!

    El Ciervo Alado
    https://www.literautas.com/es/taller/textos-escena-29/4237

    Escrito el 30 noviembre 2015 a las 01:39
  2. 2. pepe dice:

    Muy Bueno. Me gusta que el recurso literario de que el relato empiece y termine con la misma escena, contando la historia en la parte central. Se nota el sentimiento que le has puesto. Como lector me ha emocionado. Enhorabuena!

    Escrito el 30 noviembre 2015 a las 09:50
  3. 3. Cryssta dice:

    Quiero agradecer a las tres personas a las que les ha tocado comentar mi relato el que se hayan tomado la molestia de leerlo y hacer su crítica constructiva.
    Entre los comentarios que me hicieron estaba uno en el que me indicaban que había demasiadas “y”, estoy de acuerdo y voy a retocar el texto para que haya menos.
    Aclaro a dos de estos comentaristas que en el taller se pedía que el título fuese “El lápiz mágico”, no que fuera ese el tema. Quise darle más protagonismo al lápiz pero no me llegaba la inspiración así que preferí usarlo solo como hilo conductor. De esta forma la protagonista, en una época en la que ya casi todos usamos bolígrafo, usa un lápiz para hacer la lista de la compra y es este lápiz el que la hace rememorar el pasado. También es el lápiz el que al final del relato con ese subrayado de la palabra “chocolate” la lleva a un “mágico” y feliz futuro cercano.

    Escrito el 30 noviembre 2015 a las 12:16
  4. 4. Cryssta dice:

    Ciervo Alado, Pepe, muchas gracias por vuestros comentarios. Me alegro de que os hay gustado el relato.

    Escrito el 30 noviembre 2015 a las 12:18
  5. 5. Frida dice:

    Hola Cryssta, lo cierto es que una vez metida dentro de la historia, he olvidado lo del lápiz mágico, es cierto que el título no tiene mucho que ver con el contenido, quizás, al hablar de los recuerdos que hacen que Emilia viaje entre el pasado y el presente, pudieses recalcar el lápiz, haciendo hincapié en que estaba en el bolsillo del marido cuando falleció, o que fue el lápiz con el que su hija tramitó cierta beca que al final le concedieron, como transformándolo en un amuleto,evidentemente, esto es no más una idea. Pero como te he dicho y vuelvo a recalcar, la historia hace que olvides por completo el detalle del lápiz mágico. Me ha gustado muchísimo, es muy real y cruda y, es que desgraciadamente existen todavía muchas Emilias en el mundo. No debe de haber sido nada fácil, el haber sido testigo de algo tan desgraciado y, rememorarlo para contarlo en su más pura desnudez, hace que la narración esté salpicada de puro sentimiento.

    Enhorabuena por este relato tan estupendo. Sin duda alguna, de los tres que hasta ahora has escrito es el que más me ha gustado con creces y, es que traspira mucho sentimentalismo.

    Escrito el 30 noviembre 2015 a las 18:09
  6. 6. Cryssta dice:

    Frida, muchas gracias por leer mi relato y comentarlo. En la versión mejorada procuraré darle más protagonismo al lápiz aunque sea a costa de pasarme de las 750 palabras.

    Me alegro de que sea el relato que más te ha gustado de los tres que he escrito, estoy aprendiendo mucho con este taller de escritura y me alegra que podáis ver progreso, espero no decepcionar en el siguiente.

    Un beso.

    Escrito el 30 noviembre 2015 a las 18:29
  7. 7. Ian pellicer dice:

    Que triste leer algo que está basado en una historia real.
    Buen relato.

    Escrito el 30 noviembre 2015 a las 20:21
  8. 8. José Torma dice:

    Que tal Cryssta.

    Primero que nada, gracias por tus palabras y correcciones a mi texto. Como soy bien cabeza dura, lo subo al blog al mismo tiempo que sale la recopilacion. Creo que tendre que esperar para poder hacer las modificaciones que me vayan saliendo.

    A lo tuyo. El relato pasa de ser tierno a duro en un suspiro. El hecho de saber que es basado en una realidad lo redimensiona. La violencia en la familia es algo que jamas experimente, pero aqui nos presentas en dos brochazos ese tema, de manera elegante y elocuente. Yo tambien espero que los protagonistas esten mucho mejor ahora.

    Felicidades.

    Escrito el 30 noviembre 2015 a las 20:32
  9. 9. Cryssta dice:

    Ian, José, gracias por vuestros comentarios.

    Escrito el 30 noviembre 2015 a las 20:57
  10. 10. charola dice:

    ¡Hola Cryssta! Lo leo nuevamente tu relato y siento mucha pena y desconsuelo y a la vez alegría, pues le diste el toque tierno y esperanzador al final. Te quedó hermoso. Felicitaciones.

    Escrito el 1 diciembre 2015 a las 00:12
  11. 11. lunaclara dice:

    Hola! Gracias x pasarte x mi relato.
    El tuyo está muy bien escrito. Solo echo en falta q hubieran dialogos reales,y no cuentes lo q dicen de forma indirecta, aunque sean en la mente de la señora.
    Felicidades.

    Escrito el 1 diciembre 2015 a las 15:19
  12. 12. Andrés Scribani dice:

    Hola Cryssta, espero estés bien. Gracias por leer mi relato, me agrada que te haya gustado. Aprovecho que pasé a agradecerte para leer el tuyo.

    Me gusta tu manera de escribir, tu relato transmite el esmero y la pasión con la que lo escribiste. Buen trabajo. Como te decía Frida (comentario 5), deberías hacer alguna conexión entre algún hecho o detalle significante para Emilia con el lápiz, para que el lector pueda interpretar mejor que el lápiz “la lleva a un “mágico” y feliz futuro cercano.” sin tener que saberlo por tu explicación.

    Que pases un buen día. Sigue con el buen trabajo, el compromiso hacia la escritura y la humildad.

    Escrito el 1 diciembre 2015 a las 17:18
  13. 13. drow_jack dice:

    Has escrito un relato sobre un recuerdo efímero. Quiero decir. Se ha desgranado una cicatriz de forma detallada cuando para el protagonista supone apenas unos segundos. Es algo que me fascina de la mente humana, que por un simple estímulo los pensamientos van y vienen a través del tiempo y en un movimiento constante.
    En el mundo de la literatura esto sería lo más parecido a la fotografía. Una fotografía introvertida de apenas un instante, lo que tarda una señora en escribir cuatro palabras en una lista.

    ¿Lápiz mágico? ¿Qué es eso? Me he olvidado completamente que tenía que ir sobre eso, y no quiero decir que no lo haga, de tener que decidir que título ponerle al texto a voluntad, el lápiz mágico sería muy acertado.

    Escrito el 2 diciembre 2015 a las 02:59
  14. 14. Cryssta dice:

    Andrés, muchas gracias por tus palabras. Ya estoy en la tarea de retocar mi relato para dar más protagonismo al lápiz.

    Un abrazo.

    Escrito el 2 diciembre 2015 a las 09:40
  15. 15. Lemo dice:

    Buenos días Crissta

    Yo fui uno de los comentaristas, el de las “y”.
    En cuanto a los del título también confieso que soy uno de ellos, sin querer abrir ningún debate te cuento el porqué de mi desacuerdo. En mi humilde opinión en un mini relato el título sí debe dar pistas sobre el mismo. Por ejemplo si se titula “La luna” espero que de una manera u otra el satélite tenga algún protagonismo. En tu caso no fui capaz de ver ese sutil toque mágico final.
    Por otro lado te reitero que si me gustó el relato como ya te dije.
    Si quieres pasarte por mi relato para desquitarte aquí esta:
    https://www.literautas.com/es/taller/textos-escena-29/4352
    Un saludo y espero leerte de nuevo

    Escrito el 2 diciembre 2015 a las 10:16
  16. 16. Cryssta dice:

    Hola Lemo, me encanta que te hayas pasado por aquí para darte a conocer y así poder darte las gracias personalmente por comentar mi relato.

    Voy corriendo a leer el tuyo, no para desquitarme sino para saber de tu forma de escribir y enriquecerme con ello.

    Un abrazo.

    Escrito el 2 diciembre 2015 a las 10:45
  17. 17. Cryssta dice:

    drow_jack, gracias por pasarte por aquí a leer mi relato y dejar un comentario.

    Un abrazo.

    Escrito el 2 diciembre 2015 a las 12:02
  18. 18. karu dice:

    Hola Cryssta!!

    Gracias por pasarte por mi relato y por tus sugerencias. Solo discrepo un poco (y si alguien más lo lee puede dar su opinión, por supuesto) cuando me dices que cambie la forma verbal en ‘siempre le ha gustado’. Yo creo que es correcta porque le sigue gustando estudiar en la actualidad, no es solo un hecho del pasado.

    En cuanto a tu historia, es estremecedora y lamentablemente sucede en muchas familias. Si que es verdad que el lápiz lo pasas un poco de puntillas, pero como bien a comentado alguien (no sé si aquí o en la consigna general) no se pedía que la temática girara en torno al lápiz.

    Buen trabajo y también espero seguir leyéndote!!

    Escrito el 3 diciembre 2015 a las 13:28
  19. 19. Cryssta dice:

    karu gracias a ti también por leerme, he dejado otro comentario en tu relato para aclararte el que te hice con anterioridad.

    Un abrazo

    Escrito el 3 diciembre 2015 a las 13:41
  20. 20. karu dice:

    Leído y aclarado el asunto. Muchas gracias!!

    Escrito el 3 diciembre 2015 a las 13:53
  21. La realidad que se encuentra en tu relato tiene unos niveles muy altos y mas cuando lei que la historia fue real. Como mencionaron en uno de los comentarios, tambien me olvide del asunto del lapiz mientras leia. Me meti demasiado en la historia. Un relato muy visual, demasiado. Lamentablemente son unos hechos que aun siguen sucediendo.
    En fin, genial tu relato.
    Felicitaciones y saludos.
    Seguire leyendote en futuros talleres.

    Escrito el 3 diciembre 2015 a las 15:59
  22. 22. Cryssta dice:

    Rayan, muchas gracias por pasarte por aquí y dar tu opinión.

    Escrito el 3 diciembre 2015 a las 17:24
  23. 23. Cryssta dice:

    Perdón, Ryan.

    Escrito el 3 diciembre 2015 a las 17:25
  24. 24. Wolfdux dice:

    Hola Cryssta, el relato esta escrito con mimo y eso se nota en el resultado final. ¡Nos leemos!

    Escrito el 3 diciembre 2015 a las 19:18
  25. 25. L.M.Mateo dice:

    Hola Cryssta:

    ¿Qué decirte que no te hayan dicho ya? Gracias por contar una de esas historias que a muchos les toca vivir (directa o indirectamente), y que tantos olvidan. Te aseguro que si Carmen, Lolo y Emilia lo leen alguna vez, agradecerán que no les hayas olvidado. Personalmente, te descubrí en el taller pasado, y voy a esperar con ganas el leer tus textos en los siguientes.

    En el aspecto formal, algunas comas las cambiaría de lugar, pero muchas veces corresponde al estilo de cada una, así que no me voy a meter. Y el lápiz… bueno. No deja de ser el lápiz el que la transporta a los recuerdos, aunque sea de una forma sutil que apenas se percibe, lo cierto es que ahí está. Y recordemos que sutil, no significa invisible.

    Un abrazo.

    Escrito el 5 diciembre 2015 a las 14:18
  26. 26. marazul dice:

    Hola Cryssta
    Te tengo de vecina de relato en esta ocasión. Te leí hace días y no tuve tiempo de comentarte. Hoy te he vuelto a leer varias veces y he de decirte que me has llegado con esta tremenda historia.
    La vida es un chorreo de temas. Es verdad que no tenemos que inventar si lo tenemos ahí delante. Lo importante es contarlo y cómo se cuenta. Tu estilo es claro y sencillo, entrañable y sincero.
    Agradezco ese final.
    Un saludo. Marazul

    Escrito el 8 diciembre 2015 a las 21:12
  27. 27. Marcelo Kisi dice:

    Hola Cryssta!
    Gracias mil por pasarte por mi relato, me alegro que lo hayas disfrutado 🙂
    Yo también disfruté del tuyo, es un sentido relato y un verdadero homenaje a todas las mujeres y familias que sufren la violencia familiar. Creo que al traer un caso real, cercano a ti, y darle voz, lo convierte en un texto valiente.
    A mí tampoco me molestó lo del título, también me olvidé del dichoso lápiz cuando leía este relato tan bueno. Estoy de acuerdo con que tiene que haber concordancia, pero este es un espacio de aprendizaje, juego y ejercitación, donde las consignas nos sirven como disparadores para inspirarnos. Después, si nos inspiramos, ¿qué importa sobre qué? El disparador está al servicio del acto de escribir, no al revés. El día que lo publiques, eso sí, no te olvides de cambiarle el título y asunto arreglado 😉
    Felicitaciones!

    Escrito el 9 diciembre 2015 a las 07:55
  28. 28. Cryssta dice:

    Wolfdux, L.M.Mateo, marazul, Marcelo Kisi, gracias por pasaros por aquí a leer mi relato y dejar vuestro comentario.

    Escrito el 9 diciembre 2015 a las 11:01
  29. 29. Isabel dice:

    Hola cryssta, antes de nada agradecerte tu paso por mi relato. Te agradezco mucho tus sugerencias y correcciones y tengo que admitir que todas ellas las acepto. No me dio tiempo a acabar ni a revisar el relato y me pasó lo que me pasó, pero no quise dejar de enviarlo.
    Respecto a tu relato, no puedo decirte nada que no te hayan dicho ya, pero siempre anima y gusta que te den una opinión aunque sea respecto al contenido. Tu relato está muy bien escrito, con un lenguaje muy sencillo pero muy claro. La estructura también es correcta porque te introduce el personaje de Emilia, te traslada al pasado a raiz de un recuerdo que tiene y termina de nuevo con Emilia escribiendo con su lapiz. Has conseguido una cosa que no siempre es facil,que es emocionar con las palabras y tu lo has hecho. Has creado un personaje con el que se simpatiza desde el primer instante, que es Emilia.
    Si te tengo que decir lo que pienso y es que yo tb opino que hay poca relación entre el titulo y la historia. Aunque lo entiendo porque para mi fue difícil hacer algo sin que fuese de genero fantástico.
    Espero leerte en el proximo relato.

    PD: perdón por la ausencia de algunos acentos,escribo desde el movil y no salen a veces.
    Saludos

    Escrito el 10 diciembre 2015 a las 22:14
  30. 30. Vespasiano dice:

    Hola Cryssta:
    Gracias por pasarte por mi relato.
    Después de leer el tuyo, tan dramático, no me voy treinta y cinco años atrás. En tu historia veo una denuncia a tanta gente (políticos, empresarios, bancos) que pueden y no hacen nada para paliar la situación actual de muchas familias que pasan necesidades primarias (alimentación, calefacción, atención médica y farmacéutica).
    También veo sin mencionarlo la magnifica labor de Cáritas en nuestro país.
    También de paso, tocas el problema de los malos tratos que tantas desgracias han traído a muchas familias. Principalmente a los hijos.
    Así que no he visto ni comas ni puntos para no perderme la trama de la historia.
    Feliz Navidad.

    Escrito el 13 diciembre 2015 a las 17:35
  31. 31. Cryssta dice:

    Isabel, Vespasiano, gracias a vosotros también por leer mi relato y por los comentarios.

    Escrito el 13 diciembre 2015 a las 18:41
  32. 32. Demetrio Vert dice:

    Hola Cryssta.
    Como advertí he estado ocupado. Así que empiezo por el último comentarista de mi relato.

    Cuentas una ánecdota (trágica, espeluznante) que transformas en historia, y ahí está la clave. Una anécdota no tiene estructura (presentación, nudo y desenlace). Una historia sí. Si uno describe un hecho, es una redacción de la realidad. Si uno cuenta una historia, es un ficción (puede que de la realidad). Tú has convertido una redacción en un cuento. Es muy difícil, porque al autor le pesa , en estos casos, siempre más lo sucedido que conoce, que la estructuración para convertirlo en historia. Te felicito.

    Soy de la opinión de El Ciervo Alado. Yo lo hubiera intentado en primera persona. Siendo tan drámaticos los hechos, me falta tensión. Creo que en primera persona y con algún diálogo ganaría en gramatismo. Pero es una opinión.

    Por otro lado está correctamente escrito. Los tiempos verbales cuadran. Alguna coma y tal vez alguna “y” fuera de lugar o sobran. Intenta utilizar más el punto y seguido.

    Muy bien.

    saludos.

    Escrito el 16 diciembre 2015 a las 13:19
  33. 33. Demetrio Vert dice:

    “Dramatismo” y no “gramatismo”.

    Escrito el 16 diciembre 2015 a las 13:20
  34. 34. Cryssta dice:

    Gracias por tus comentarios Demetrio. No elegí la primera persona porque quería distanciarme un poco ya que yo soy una de las protagonistas, la chica que fue a ver a la familia, preferí contarlo desde fuera.

    Tal vez un día cuente la historia desde el punto de vista de cada uno de los personajes, será un buen ejercicio para mí.

    Escrito el 16 diciembre 2015 a las 14:08
  35. 35. Demetrio Vert dice:

    Hola Cryssta.
    Que tu eras la chica que llega a la casa era evidente.
    De ahí mi comentario. Convertir una anécdota personal en un relato no es fácil. Hay que poner distancia como tú mismo dices. Ese es el esfuerzo, a mi parecer, de todo escritor. Ficcionar la realidad y hacerla verosímil, que no es lo mismo que describir lo real.

    En tu relato, de un contenido sublime y con muchas lecturas oculta, yo he notado que estabas describiendo un suceso.

    El fin de este comentario es puramente literario, hecho con el mayor respeto.

    Un saludo.

    Escrito el 16 diciembre 2015 a las 19:59
  36. 36. Pato Menudencio dice:

    Es un relato sencillo y con un mensaje tan potente. >Es increíble comoa veces cosas tan pequeñas gatillan tantos recuerdos.

    Saludos.

    Escrito el 17 diciembre 2015 a las 19:05

Deja un comentario:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.