Cookie MonsterEsta web utiliza cookies. Si sigues navegando, entendemos que aceptas las condiciones de uso.

Do you speak english?

¿If you prefer, you can visit the Literautas site in english?

Apuntes, tutoriales, ejercicios, reflexiones y recursos sobre escritura o el arte de contar historias

<< Volver a la lista de textos

Paranoia - por Escritores anónimos

El autor/a de este texto es menor de edad

El hombre entró al reducido espacio. Botones a la izquierda coloreados de vivos colores lucían incansables frente al ronco silencio de alrededor. Suelo enmoquetado y techos altos componían aquel ascensor. Un hombre le miraba, curioso, con la cabeza ladeada y la mirada fija en su persona. Vestía con chaqueta, pantalones y camisa de vestir, un sombrero rodeaba su cabeza y unos zapatos de charol resguardaban sus pies.

—Hola—murmuró el recién llegado con timidez.

Al instante la otra voz contestó lo mismo, con exacta timidez. Apenas se percibía el traqueteo del aparato.

—Mi mujer me engaña—confesó el hombre sintiéndose expuesto—por eso vengo aquí. Me traiciona.

Ambos dos se tensaron, con la mirada perdida y los puños cerrados.

—Según el especialista no se deben usar palabras con connotación negativa o violenta —una voz volvió a romper el silencio— ¿tienes algún diccionario?

De nuevo el incansable rum rum como respuesta.

—No. No, es verdad. ¿Por qué deberías tener un diccionario a mano?

Un papel cayó al suelo con ligereza. Los señores se agacharon a por él.

—No se moleste hombre— dijo uno de ellos cogiendo la hoja— es personal.

Los dos se levantaron nuevamente situándose frente a frente.

— ¡Mire usted que coincidencia que tengamos las mismas iniciales!— dijo analizando atentamente la ropa de su acompañante, donde, bordadas aparecían las letras J. M. B. — ¡espere! Esos son mis zapatos, ¡qué hace con ellos!

Pupilas dilatadas, labios fruncidos, músculos tensados y sangre bullendo por el enjuto cuerpo del hombre.

— ¡Tú! ¡Tú! Valiente cabrón tú eres el amante de mujer. ¡¿Qué querías?! ¡¿Reírte de mí poniéndote mi ropa?!

Ambos se llevaron la mano a la espalda.

—Veo que vas armado —dijo el cornudo con una sonrisa maligna en su rostro— ¡¡Pero yo también!!

Dos manos volando por el espacio con un idéntico cuchillo resbalando peligroso entre sus dedos. Perlas de sudor surcando sus nudillos y llegando al afilado filo. Un chasquido. Y miles de cristales clavándose en la carne del hombre, sobrevolando el pequeño aparato y chocando contra las paredes. Apenas dos trozos de vidrio quedaron intactos formando lo que antes era un espejo; en ellos se reflejaron dos ojos grises, con pupilas dilatadas, enrojecidos, mirando hacia una sangrante mano que aún sujetaba un cuchillo ahora destrozado.

El ascensor se abrió con un silbido, dejando entrar un leve airecillo y murmullos de gente que aguantaba la respiración. El aparato ahora se mantenía quieto en aquella primera planta donde numerosos doctores atendieron al hombre herido.

Una mujer que presenció cómo se llevaban al enfermo en una camilla encontró un papel arrugado en el suelo. Lo abrió con curiosidad y negó con la cabeza:
“José María Benítez del Canto
Diagnóstico: esquizofrenia aguda, trastorno de doble personalidad, trastorno bipolar.”

Menos mal, se dijo la mujer, que no había conseguido ni tan siquiera salir del psiquiátrico.

¿Te ha gustado esta entrada? Recibe en tu correo los nuevos comentarios que se publiquen.

31 comentarios

  1. 1. Demetrio Vert dice:

    Saludos Escritores anónimos.

    Dos golpes de risa me ha soltado tu relato.

    El primero. Cuando sin más dice el hombre, “Mi mujer me engaña”. Parece una situación propia de los hermanos Marx.

    El segundo. “¡Tú! ¡Tú! Valiente cabrón tú eres el amante de mujer”. Otra situación idéntica. Qué casualidad que en un ascensor uno se escuentre con el amante de su mujer ¡y lo identifique! Otra de los hermanos Marx. Ese humor lleno de sutíl ironía.

    Y todo ello engañando al lector (que no míntiéndole), llevandole por vericuetos que se resuelven en un desenlace inesperado y sorprendente.

    Un gran relato.

    Tengo noticias de Escritores nónimos por Isolina. Si deseas leer mi relato que este mes no se publica por una confusión que tuve con la palabra “traición”, con gusto te lo mando. Me interesan tus opiniones, justamente por venir de savia nueva.

    demetriovert@gmail.com

    Escrito el 18 marzo 2016 a las 13:37
  2. 2. Jose Luis dice:

    Hola
    Me he pasado por tu relato para echarle un vistazo.
    Me ha gustado mucho, creo que has creado la tensión suficiente como para que el final sea muy interesante. Y cumple con el reto, lo que es aún mejor. Muy bien.
    Un saludo

    Escrito el 18 marzo 2016 a las 15:36
  3. 3. Escritores Anónimos dice:

    Muchas gracias José Luis! Ahora mismo me pasó por tu relato.
    ¡Demetrio! Por supuesto me muero de ganas de leer tu relato muchas gracias por comentar, espero recibir noticias tuyas pronto!!

    Escrito el 18 marzo 2016 a las 15:39
  4. 4. charola dice:

    Muy bien Escritores Anónimos, has llevado buen ritmo y la tensión justa a tu relato. Al inicio no me daba cuenta que se trataba de la misma persona. Por eso mismo tiene un final impactante. ¡Muy bien hecho!
    Felicitaciones.
    Si puedes pasarte por el mío. Estoy en el # 186.

    Escrito el 18 marzo 2016 a las 17:38
  5. 5. Lucylda Ramiro dice:

    Escritores Anonimos, de verdad que eres o son buenos, me encantó la narración, no tengo más nada que decir más que espero leerte el próximo mes. ¡Un saludo!

    Escrito el 18 marzo 2016 a las 18:51
  6. 6. Caritobel dice:

    Hola Escritores Anónimos.

    Vamos con la forma.

    Transcribo: “Botones a la izquierda coloreados de vivos colores lucían incansables frente al ronco silencio de alrededor” yo pondría una coma entre colores y lucían

    “Valiente cabrón tú eres el amante de mujer” : aquí faltó el “mi” antes de mujer.

    Me gustó la historia, es interesante. Me pareció desde el principio que algo con doble personalidad había, pero fue bien llevado, y la historia termina bien.

    No sé si yo no la vi, pero me parece que falta !a palabra traición.

    En fin, te felicito. Has hecho un gran trabajo.

    Saludos.

    Escrito el 18 marzo 2016 a las 20:17
  7. 7. Caritobel dice:

    Me olvidé, si queres pasarte por mi relato soy e! 194.

    Escrito el 18 marzo 2016 a las 20:18
  8. 8. Tavi Oyarce dice:

    Hola: Escritores anónimos.
    Muy buen relato con ese sorpresivo final que te deja plop. Tienes una imaginación que llama la atención. (no sé que edad tienes), pero te espera un buen futuro.
    Me encantan lo cuentos breves y tu demuestras que en la brevedad se pueden decir muchas cosas.
    Te felicito.

    Te contaré que en el primer párrafo me confundí con los dos hombres, y solo después de terminar de leer tu relato comprendí la razón.

    Algunos alcances:
    “Ambos dos”. son palabras que dicen lo mismo, con una bastaría.

    “con connotación ” ahí se repite el “con” y eso desvía la atención.

    En cuanto al “mi” que falta ya lo dijo Caritobel.

    Te vuelvo a felicitar y gracias por pasar por mi relato
    Saludos

    Escrito el 19 marzo 2016 a las 00:12
  9. 9. Bastián Robinson dice:

    Hola Escritores anónimos:
    En primer lugar, gracias por pasarte por mi relato y por tus comentarios. Estaré encantado en resolverte las dudas que tienes, pero prefiero que haya un par de lecturas más para comprobar si también las tienen y hacer un ejercicio de autocrítica.
    En cuanto a tu texto, quiero decir a modo global que me ha encantado, y te hago algunos comentarios concretos, quedando claro que la intención es MUY MUY constructiva a la par que personal:
    -Hay algunas cacofonías que estoy seguro de que con una lectura en voz alta las hubieras limado. Por ejemplo en el primer párrafo “coloreados” y “colores”, “miraba” y “mirada” y “vestía” y “vestir”. Demasiado juntos. Aunque expresas muy bien lo que deseas, quizá podría ganar en belleza formal.
    -La frase de entrada, a bocajarro, de “Mi mujer me engaña” me ha parecido un cañonazo espectacular, y me imagino la escena, más que en una película de los Marx, digna del mejor Woody Allen. Ole y ole. Muy valiente.
    -También me quito el sombrero por tu uso de los signos de interrogación y admiración seguidos, un recurso aceptado por la RAE y que no mucha gente conoce.
    -Y por último, felicidades por ese final tan impactante que nos has brindado. Me encanta cuando al acabar todo se revira, y nada es lo que parece ser, combinado además con esa mitología del navajazo, tan literaria. Chapó.
    Gracias por hacerme pasar un rato tan bueno. Felicidades, y espero que nos continuemos leyendo. Un abrazo

    Escrito el 19 marzo 2016 a las 08:14
  10. 10. Escritores Anónimos dice:

    Muchísimas gracias a todos de verdad!!
    A Charola, gracias por tus ánimos ya me he pasado al tuyo, muy buen relato por cierto.
    A Lucylda, ¡me alegro de que te haya gustado! Ahora mismito me leo el tuyo.
    A Caritobel, toda las razón en tus correcciones del texto, se me escapó el “mi” y no lo puse.¡Lo siento muchísimo!
    A Tavi, tomó nota de lo que me has dicho. Aunque te explico que con “ambos dos”, quería hacer una reiteración de que él realmente pensaba que había dos personas, y quería hacer hincapié en ese dato; sin embargo si afecta al ritmo de lectura… Ninguna duda, va fuera.
    A Robinson, ¡muchisisisisisisisimas gracias, de todo corazón! Con las cacofonías tienes razón y es que no me dio tiempo más que a leerlo una vez en alto (esta vez fui muy pillada con el tiempo), sin duda de haber tenido más tiempo y habérmelo tomado con calma, los hubiese encontrado, ¡la próxima vez me voy a cansar de tantas veces que lo voy a repetir en alto! Por supuesto que nos leemos!!
    Un abrazo a todos y de nuevo, gracias!!

    Escrito el 19 marzo 2016 a las 09:16
  11. 11. Earendil dice:

    Saludos Escritores Anónimos.
    Muchas gracias por pasar por mi relato y dejar tus comentarios, siempre tan amables.
    El tuyo me ha encantado. Tienes mucha imaginación y una frescura innata a la hora de contar tus historias, que las haces trepidantes.
    Lo que más me ha gustado del texto es la manera de dibujar ciertas situaciones, como la del párrafo que empieza: “Dos manos volando por el espacio…”. O la que describe al protagonista: “Pupilas dilatadas, labios fruncidos, músculos tensados y sangre bullendo por el enjuto cuerpo del hombre.”
    En cuanto a los pequeños fallos, creo que ya te los han indicado los anteriores comentaristas. Yo añadiría a la lista de cacofonías: “afilado filo”. También he visto algunos pequeños fallos a la hora de señalizar los diálogos, porque dejas un espacio entre la raya y la primera palabra que, aunque empiece la frase con un signo de interrogación o admiración, no debería haberlo.
    Me alegro mucho de haber pasado por aquí y haber disfrutado de tu inquietante relato.
    Nos seguimos leyendo.

    Escrito el 19 marzo 2016 a las 18:27
  12. 12. Coral Mané dice:

    Hola Escritores Anónimos y gracias por pasarte por mi relato. En cuanto al tuyo, chica, que te puedo decir. Me has dejado con la boca abierta. Literalmente. Al principio era una boca abierta en plan “no entiendo ni papa de este cuento”, pero se ha ido transformando en una boca abierta de “ay, madre, ¡que estos se matan!” a una final de “oh lá lá, ¡no me lo esperaba para nada!”
    Como habrás podido comprobar, el principio me ha resultado algo confuso, no sabia muy bien quien era quien, pero claro, ese era tu objetivo, así que lo has conseguido a la perfección.
    Los errores formales ya te los han comentado, solo me queda darte la enhorabuena, ¡ole y ole por ti! El mejor relato de los que llevo leídos por ahora.
    ¡Nos leemos!

    Escrito el 19 marzo 2016 a las 21:18
  13. 13. Bastián Robinson dice:

    Para Earendil (o a quien lo sepa), y perdona Escritores Anónimos que use este hilo, pero como ha salido…
    A mí me pasa que en el Word, cuando pongo el guion de diálogo, si lo siguiente es una admiración o interrogación, me marca error (el corrector, en azul), si no dejo espacio. Creo que la RAE dice precisamente lo que tú comentas Earendil, pero ¿sabes por qué sale ese fallo?. A mí, al igual que supongo le habrá sucedido a Escritores Anónimos, me ha “empujado “a dejar siempre un espacio… y es muy probable que sea un error.
    Gracias Earendil (o a cualquier otro buen samaritano ), y reitero mis disculpas Escritores Anónimos.
    Un abrazo y nos leemos.

    Escrito el 19 marzo 2016 a las 21:24
  14. 14. CARMELILLA dice:

    Hola:
    Me ha costado entender inicialmente a esos dos personajes que no terminaban de encajar ¡muy bueno! sólo es uno, ímaginaba el típico duelo en el oeste.
    Por cierto, tu personaje no es un enfermo mental son tres enfermos en uno (con tanto diagnóstico junto).
    Buen relato, intrigante, divertido.
    ¡Buen trabajo! Seguimos participando.
    Saluditos.

    Escrito el 19 marzo 2016 a las 21:54
  15. 15. Escritores Anónimos dice:

    Para Earendil, muchísimas gracias, la próxima vez intentaré que estas cacofonías no se produzcan. En cuanto a los guiones, Bastián está en lo cierto, el word va por libre, en el siguiente relato que escribe me fijaré más en este dato.
    Para Coral, tus piropos me dan muchísimos ánimos, tú relato siempre es impecable también. Tenía miedo de que quedase demasiado confuso y no entendieseis que era una única persona, pero por suerte veo que lo he dejado, al menos, un poquito claro.
    A Carmelilla, sí sin duda son casi tres enfermos!!! Ahora mismo me pasó por tu relato y te comento.
    Besos a todos!!!
    PD: Bastián a ti no te he nombrado porque te has colado en mis comentarios (jejejejejejeje), aunque tenías más razón que un santo y has clavado lo que me pasa.

    Escrito el 20 marzo 2016 a las 13:41
  16. 16. Cryssta dice:

    Hola Escritores Anónimos, (¿eres hombre o mujer?), muchas gracias por pasarte por mi relato y comentar. Yo tampoco te había leído antes y me alegro mucho de haberlo hecho ahora, me gusta mucho como escribes. Veo además que eres menor de edad, me alegra cuando encuentro gente joven con tanto talento.

    Paso a decirte lo que yo veo mejorable:

    – “Botones a la izquierda, pintados de vivos colores, lucían…”

    – “ronco” es un adjetivo que se usa para un sonido, luego no debe usarse para el silencio

    – “alrededor” y “ascensor” hacen rima

    – “techo alto”, en singular, no hablamos de una vivienda que tiene los techos de todas las estancias sino de un ascensor que es un único habitáculo

    – hablas del suelo y el techo, te falta decir algo de las paredes para que luego puedas decir “componían”

    – ya que tienes margen de sobra con las palabras que has utilizado, estaría bien que dijeras algo de la corbata ¿o no lleva? Y ya puestos, de los calcetines, así el lector “ve” todo el conjunto

    – “un sombrero cubría su cabeza”

    – “Al instante, la otra voz contestó lo mismo con exacta timidez” creo que con la coma cambiada de sitio queda mejor

    – si antes no has dicho que el rum rum respondía no debes decir “De nuevo”

    – pasa lo mismo cuando dices “se levantaron nuevamente”, no se habían levantado antes

    – “bordadas” entre comas porque es una aclaración, un truco para estar seguro de que va entre comas es quitar la palabra (o palabras) y se ve que no pierde sentido la frase

    – “¡Espere! Esos son mis zapatos, ¡¿Qué hace con ellos?!”

    – aunque no está mal como lo has puesto, creo que quedaría mejor decir “músculos tensos”

    – “¡Valiente cabrón, tú eres el amante de mi mujer!”

    – “con idéntico cuchillo”

    – “volando por el pequeño aparato”, si “sobrevuela” es que está por encima del ascensor

    – “Apenas dos trozos de vidrio quedaron intactos en lo que antes era un espejo”, probablemente los dos trozos ni siquiera estarían juntos por lo que no “formarían” el espejo

    – en “en ellos se reflejaron dos ojos grises, con pupilas dilatadas, enrojecidos, mirando hacia una sangrante mano” nos encontramos tres colores, el gris, el rojo y otra vez el rojo (todo el mundo asocia el rojo con la sangre de forma inconsciente), no es que esté mal pero piensa que es como decir al lector “ponle color, ahora más color, ahora todavía más color”, si eso es lo que quieres está bien puesto, si no es así tendrás que cambiarlo. También vuelves a decir “pupilas dilatadas”. Yo diría simplemente “en ellos se reflejaron dos ojos grises que miraban hacia la sangrante mano que aún sujetaba el cuchillo”

    – no es fácil destrozar un cuchillo, piénsate también si quieres decir que el cuchillo está destrozado

    – una coma tras “primera planta”

    – otra coma tras “en una camilla”

    – tu relato se titula “Paranoia” y después el diagnóstico es “esquizofrenia aguda, trastorno de doble personalidad y trastorno bipolar”, me parece demasiado para el pobre hombre. Yo te aconsejo que te documentes bien sobre los distintos trastornos y luego decidas qué diagnóstico le adjudicas. La fase de documentación antes de escribir un relato (o durante) es realmente apasionante y te va a dar muchos recursos para utilizar en tus futuros relatos.

    Ha sido un placer leer lo que has escrito y espero leer más en próximos talleres.

    Un beso.

    Escrito el 20 marzo 2016 a las 19:06
  17. 17. Demetrio Vert dice:

    Hola de nuevo Escritores Anónimos.

    Tal como esperaba los compañeros se han dedicado a “pulir” tu relato, poe r eso yo no lo suelo hacer y me centro en la estructura.

    Sin embargo no quisiera dejar pasar un par de cosas de las muchas que te ha señalado (con acierto) Cryssta.

    En mi opinión “ronco silencio” es una figura gramatical no solo correcta, sino muy expresiva y poética. Si no me equivoco, la RAE define esta forma retórica como “sinestesia”.

    Discrepo también de Cryssta (a la que admiro) en lo del rojo. Un relato no es un ejercicio de redacción, y la prosa redundante (que en este caso no la veo) sirve a vecs para reforzar lo que se dice. Para mí, si se suavizan los adjetivos, pierden fuerza las figuras de los contendientes.

    En cuanto a lo de añadir comas tras “primera planta” y “en una camilla”, yo no lo veo. Las oraciones que siguen están concatenadas a las que las anteceden. El hecho de que al leer, en voz alta o no, el lector haga una pausa en las posiciones que indica Cryssta no justifica las comas.
    La misma RAE indica que no se habla siguiendo la puntuación escrita ni se puntúa la escritura con las mismas pausas con que se habla.

    Es todo lo que quería decir. Por supuesto un parcer cómo otro cualquiera.

    Nos leemos

    Escrito el 20 marzo 2016 a las 20:12
  18. 18. Cryssta dice:

    Que quede claro que mis correcciones son siempre “sugerencias”, no soy ninguna profesional en esto de la corrección y seguro que en ocasiones meto la pata hasta el fondo. Lo bueno de estar aquí es que aprendemos unos de otros y por eso agradezco tanto que me corrijan si me equivoco. Y como digo yo, al final el relato es de quien lo escribe y hace con él lo que le da la gana que para eso se lo ha currado.

    Escrito el 20 marzo 2016 a las 21:31
  19. 19. Escritores Anónimos dice:

    Agradezco muchísimo los comentarios porque, quieras que no, yo no tengo tanto conocimiento de vocabulario, gramática…. Por lo que las críticas siempre son bien recibidas. Como ha dicho Cryssta luego cada uno hace lo que le de la gana, pero creo que aquí ninguno hace comentarios “ofensivos”. De todas maneras también es bueno ver aclaraciones de las aclaraciones, por lo que los “puntitos” de Demetrio también son muy recibidos. Espero aprender muchísimo de vosotros, de verdad, así que no os calléis nada.
    Besos

    Escrito el 20 marzo 2016 a las 21:47
  20. 20. Mariaje dice:

    Hola Escritores Anónimos,
    soy tu vecina de arriba, ya tienes un montón de comentarios, pero yo he encontrado algunas pequeñeces más respecto a la forma, la mayoría relativas a la puntuación en los diálogos:
    -Faltan los especios después de los guiones de diálogo en varias ocasiones, seguramente las prisas, por ejemplo en “—Hola—murmuró el recién llegado con timidez.”, “—Mi mujer me engaña—confesó el hombre sintiéndose expuesto—por eso vengo aquí.”
    -En “…negativa o violenta —una voz volvió a romper el silencio— ¿tienes algún diccionario?”, te faltan mayúsculas y puntos, debería ser: “… negativa o violenta. —Una voz volvió a romper el silencio—. ¿Tienes algún diccionario?”. Ya que se trata de un comentario del narrador que no introduce un verbo de habla.
    -En “—No se moleste hombre— dijo uno de ellos cogiendo la hoja— es personal”, te faltan dos comas y hay un espacio mal colocado, sería: “—No se moleste, hombre —dijo uno de ellos cogiendo la hoja—, es personal”
    -En “— ¡Mire usted que coincidencia que tengamos las mismas iniciales!— dijo analizando atentamente la ropa de su acompañante, donde, bordadas aparecían las letras J. M. B. — ¡espere! Esos son mis zapatos, ¡qué hace con ellos!“, también hay espacios mal colocados, te sobra la coma tras „donde“, según mi opinión, y la palabra “espere” debería estar en mayúsculas.
    En” — ¡Tú! ¡Tú! Valiente cabrón tú eres el amante de mujer.”, te sobra otra vez el espacio tras la línea de diálogo y te falta una coma tras “Valiente cabrón”.
    -En “El aparato ahora se mantenía quieto en aquella primera planta donde numerosos doctores atendieron al hombre herido”, yo veo más adecuado usar el pretérito imperfecto: “atendían”.
    A mí la mención al diccionario me ha parecido forzada, se nota que es para meter la palabra obligatoriamente (que conste que me ha pasado tres cuartos de lo mismo).
    A parte de estas minucias, lo importante es que el relato me ha gustado mucho, me parece una idea muy original la que has desarrollado, está bien escrito y se lee muy fluídamente. Al principio me ha confundido, pero creo que esa era exactamente tu intención para después soltar la bomba de que se trata de la misma persona. COnsigues mantener la atención del lector hasta el final. Felicidades por tu buen trabajo.
    Si tienes un rato, me encantaría que leyeras mi relato, espero que te arranque una sonrisa, es el 189.

    Escrito el 21 marzo 2016 a las 11:09
  21. 21. Escritores Anónimos dice:

    ¡Gracias por tu aportación Mariaje! La verdad es que yo no sabía bien cómo puntuar los diálogos, me has resuelto bastantes dudas en cuanto a dónde debe ir la coma. Aunque, de todas maneras, acabo de echarle un vistacillo a la entrada del blog de “cómo hacer diálogos”. Por supuesto me pasaré por tu relato.
    Sólo discrepo contigo en una cosa, y es que puse “atendieron” y no “atendían” ya que en el momento en el que la mujer pasa al ascensor, la acción ya ha terminado, por lo que un verbo en aspecto perfectivo lo veo más adecuado.
    Y lo del diccionario, la verdad es que en este caso no tenía por qué tener mucho sentido porque mi pobre protagonista está como una cabra.
    Besos!!

    Escrito el 21 marzo 2016 a las 16:18
  22. 22. Werchy lam dice:

    Hola Escritora Anónima, 🙂
    Si es que ya te han dicho de todo.
    Botones coloreados de vivos colores lucían incansables frente al silencio ronco del ascensor.
    No es solo la cacofonía, ni que coloreado de vivos colores redunde, o el ronco no pertenezca al territorio del silencio. También desentona incansables. Parpadeaban, quizás te lo hubiera resuelto más sencillamente. Y estoy con Crysta, frente al silencio no hay ronquedad que valga y menos enfrentado a él, al silencio, quiero decir. En esa frase te has complicado la vida.
    “Los señores”, por no repetir “hombres” . Sería mejor “ambos se agacharon”
    Es mejor “atendían” Por una cuestión de concordancia en todo el texto, independientemente de que él hecho ya haya pasado.
    Creo que has tenido una idea muy buena y muy difícil de llevar. Y bastante bien lo has hecho pese a los errores técnicos o de forma. Porque una cosa es el giro final para sorprender, y otra no engañar al lector. Una cosa es no decir que es su reflejo y otra que lleguemos al final confundidos. Y ese ha sido tu mayor problema, estoy segura. No sé si me explico pero creo que es ahí, donde está el quiz de la cosa. Si pules todos esos errores que te han comentado eso pasará desapercibido.
    Bueno, son solo opiniones, pero que te conste que has sido original y valiente.
    Te buscaré en próximos relatos.
    Soy el 82 por si quieres pasarte.
    Un abrazo.

    Escrito el 21 marzo 2016 a las 17:33
  23. 23. Denise dice:

    Bueno, ¿qué puedo decir de este relato que no se haya dicho ya? Me gustó muchísimo, manejaste muy bien el suspenso (aunque vi venir el final, pero porque tengo muchos relatos de dobles leídos :P) y dosificaste perfectamente la información.

    Con respecto a la puntuación, repeticiones, rimas y demás, veo que ya te dijeron de todo, así que no me voy a meter con eso. Sólo quiero recordarte que hay un par de oraciones, por ahí, con unos cuantos gerundios que no me cierran:

    “Dos manos volando por el espacio con un idéntico cuchillo resbalando peligroso entre sus dedos. Perlas de sudor surcando sus nudillos y llegando al afilado filo. Un chasquido. Y miles de cristales clavándose en la carne del hombre, sobrevolando el pequeño aparato y chocando contra las paredes.”

    El tema es que esos gerundios (volando, resbalando, surcando, etc.) parecen estar modificando a los sustantivos, uso que en castellano no es correcto por dos motivos. Uno, porque para eso están las proposiciones adjetivas (que volaban, que resbalaban…). Dos, porque el gerundio cumple funciones de adverbio, no de adjetivo. Así que te recomiendo que lo cambies por cualquiera de estas opciones que son correctas en castellano:

    1º Convertís todas las construcciones de gerundio en proposiciones incluidas adjetivas. Ej: “Dos manos que volaban por el espacio…”

    2º Colocás comas entre el sujeto y el gerundio para que te queden predicados no verbales (porque la coma indica que se sobreentiende el verbo “estar”). Ej.: “Dos manos, volando por el espacio…”

    Fuera de eso, como dije, es un relato muy interesante, tiene suspenso e intriga, tiene acción y un final sorprendente. Te felicito!!

    Escrito el 21 marzo 2016 a las 19:01
  24. 24. Isolina R dice:

    Hola, Escritores anónimos:
    Me hace gracia tu pseudónimo cada vez que te comento. Y en este caso, como el protagonista se desdobla por el trastorno de la doble personalidad, más todavía.
    Lo cierto es que el plural me invita a poner, por ejemplo: “Quiero deciros que en vuestro texto…”. Sé que “solo” eres una persona. En fin, usaré el singular contigo, querida compañera.
    Tienes talento y en tus relatos aflora. Se te da bien escribir y te espera un futuro magnífico en la literatura. Chapeau. Pero dicho esto, quiero añadir que conviene que sigas trabajando sin parar; que pulas los textos; que leas mucho, mucho, mucho; que escribas todo lo que el tiempo te permita…
    Cuando comento un relato por el que ya se ha pasado Cryssta, suelo detenerme menos porque he comprobado que concuerdo con ella casi siempre. Y si, como en este caso, ha pasado Denise, ya paga y vámonos.
    Solo voy a añadir unas cosillas: debes reducir la palabra “hombre”. Puedes llamarlos “el primero”, “el segundo” … .
    Te voy a poner un fragmento con lo que yo haría:
    “Un hombre entró en el ascensor. Suelo enmoquetado, paredes recién pintadas (desconchadas, pintarrajeadas, sucias, rayadas…) y techo alto componían aquel espacio reducido. A su izquierda botones de colores vivos parecían gritar rompiendo el silencio. El hombre que había dentro lo observó, curioso, con la cabeza ladeada. Se fue fijando en la chaqueta (), los pantalones (), la camisa (), el sombrero (), los zapatos de charol… (he puesto paréntesis en cada prenda para que metas lo que te parezca: colores, materiales, texturas…, con complementos preposicionales o con adjetivos: chaqueta nueva, pantalones negros, camisa de rayas…)
    —Hola —murmuró el recién llegado con timidez.
    —Hola —contestó al instante el otro con una timidez idéntica.
    Apenas se percibía el traqueteo del aparato.
    —Mi mujer me engaña—confesó el primero—. Me traiciona.”

    Si el problema que tiene el protagonista es la paranoia, en el diagnóstico debería aparecer. El paranoico cree que todo el mundo va contra él. Una persona puede padecer a la vez esquizofrenia y paranoia y se puede poner como diagnóstico “Esquizofrenia paranoide”. El bipolar unas veces está con mucho ánimo y otras veces muy hundido, va de un extremo a otro. Creo que has cargado las tintas en la enfermedad del prota sin mucha necesidad. Además, explicar que tenía doble personalidad resulta innecesario si comprobamos que solo era uno y en el papel se lee: “Esquizofrenia”. Pero la palabra “paranoide” sí que debería aparecer.
    Espero que mis sugerencias te sirvan.
    Saludos.

    Escrito el 21 marzo 2016 a las 20:48
  25. 25. Isolina R dice:

    “apaga y vámonos”, no quería que pagaras nada.
    Saludos

    Escrito el 21 marzo 2016 a las 20:51
  26. 26. Escritores Anónimos dice:

    Sí Isolina la verdad es que me emocioné con el diagnóstico. No tengo madera de médico. Me han gustado tus sugerencias y por supuesto las tomaré en cuenta. Espero que esta vez haya superado mi problema con los adjetivos, porque los últimos relatos estaban plagados de ellos (como muy amablemente me dijisteis), ya me comentareis si voy mejorando.
    Muchos besitos

    Escrito el 21 marzo 2016 a las 21:20
  27. 27. Sergio Mesa dice:

    hola Escritores Anónimos! (me pasa como a Isolina con tu pseudónimo xD)
    bueno, después de 26 comentarios ya no tengo nada que añadir, salvo que el relato me gustó y que lo que más me llamó a la atención en negativo fueron las cacofonías, el asunto que señala Denise de los gerundios y el diagnóstico (la bipolaridad no cabía en este cuadro).
    por lo demás estoy deseando leer tu próxima propuesta.
    un saludo, nos leemos
    Sergio Mesa
    http://miesquinadelring.com/

    Escrito el 23 marzo 2016 a las 17:42
  28. 28. Leonardo Ossa dice:

    Hola E.A. ¿Cómo has estado? Tu historia realmente sorprende. Me agrada saber por la entrevista que leí en Literautas que eres una dama muy joven, lo que me indica que vendrán muchas y muy buenas historias con ese derroche de imaginación.
    He visto que varios comentaristas te hacen notar lo extenso del diagnostico, pero sé que en ocasiones los pacientes migran de un estado mental a otro por distintas circunstancias.
    Me ha gustado leerte. Hasta pronto.
    Saludos.

    Escrito el 25 marzo 2016 a las 03:26
  29. 29. Marcelo Kisi dice:

    Hola Escritores Anónimos!

    Sin ánimo de cambiar tu nick, ojalá quieras algún día quieras contarnos más de quién se esconde detrás de tan grande y plural anonimato 😉 Seguramente, para empezar, una escritora con gran futuro! Trabajás seriamente, con pasión, intentando mejorar a cada entrega. Seguí adelante.

    Comparto las correcciones ya hechas por nuestros certer@s compañer@s, a mí lo que me dio gracia -también como Denisse entendí el truco bastante al principio- es que también escribías doble, o sea con redundancias, como te lo señaló Isolina con otras palabras: un sombrero que rodea una cabeza, el tipo que “vestía una camisa de vestir”, el hombre que miraba al “otro” con mirada de tal cosa, zapatos que resguardan pies (qué otra cosa podrían hacer los pobres zapatos 😉 )… O sea, sentía yo como si tu escritura imitara la situación especular que se daba en la trama. Lo cual podría haber estado bien si hubiera sido adrede, para lo cual habrías tenido que exagerar más el recurso, pero lo cual convertiría el texto todo en un enorme guiño de humor, y no sé si esa era tu intención.

    De todos modos: gramaticalmente, fuera del tema gerundios que te señala Denisse, me parece una escritura correcta la tuya. Pulile eso, las repeticiones, y hacé dieta de adjetivos. Quizás sea una cuestión de gustos -a Demetrio, enorme escritor, le gustan mucho, a mí menos. Pero por lo menos es una cuestión de dosis: no todo sustantivo tiene que llevar adjetivo para que parezca que “escribimos bien”, y en la escritura contemporánea se tiende a optar más por la escacez. Eso hace a la escritura más natural, y al escritor más invisible, que es lo ideal. Además, suele ser un síntoma de inseguridad: cuando vamos empezando y aprendiendo, no nos sentimos seguros de que el lector nos comprenda y tendemos a enfatizar, cayendo en redundancias. Es natural, y se puede mejorar, a medida que confíes más en tu propia escritura y en los lectores.

    Y para eso ya tenés todos los elementos: escribís muy bien, con picardía e imaginación, un estilo fresco y juvenil que hay que madurar, y si seguís así llegarás a la luna!! (o sea, ya este mismo mes, jajaja!!)

    Abrazos, y gracias por tu hermoso comentario a mi relato 🙂

    Escrito el 2 abril 2016 a las 10:12
  30. 30. Demetrio Vert dice:

    Hola Escritores Anónimos.

    Hice el primer comentario a tu texto porque quería seguirte y me gustó mucho. También quería animar a los compañeros ya que en el realato anterior no tuviste muchos. No creo que fuera por mi intención pero es claro que has tenido opiniones para dar y vender. Te felicito.

    Los que me conocen saben que no suelo entrar en aspaetos gramaticales ni de sintáxis. Además de que no domino ni siquiera a nivel de diletante la materia, los compañeros nunca fallan y hacen mejores observaciones de las que podría hacer yo, y más teniendo maestros en este asunto como Marcel, Isolina y tantos otros.

    Me congratulo de que hayas tenido muchos comentarios pués significa que te han leido y además, con gusto e interés.

    Por último, y ya que nuestro amigo Marcelo me quiere tanto, agradecerle su inmerecido elogio hacia mi. Intento escribir lo mejor que puedo, pero no, no soy uun gran escritor; ojala lo fuera. Hay compañeros en este blog que escriben como la seda, entre ellos Marcelo, por supuesto.

    Escrito el 2 abril 2016 a las 12:17
  31. 31. Escritores Anónimos dice:

    Muchas, muchas gracias por todo. En especial a Demetrio, no sólo por tus “recomendaciones”, sino también por dar una oportunidad a mi relato leyéndolo y opinando el primero. Yo no me esperaba tantos comentarios y de verdad muchísimas gracias, porque lo que quiero es corregir mis fallitos (y fallotes) mejorando para ser lo más parecido a un escritor.
    Nos leemos en el próximo reto!! Viajaremos a la Luna!!

    Escrito el 3 abril 2016 a las 21:02

Deja un comentario:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.