Cookie MonsterEsta web utiliza cookies. Si sigues navegando, entendemos que aceptas las condiciones de uso.

Do you speak english?

¿If you prefer, you can visit the Literautas site in english?

Apuntes, tutoriales, ejercicios, reflexiones y recursos sobre escritura o el arte de contar historias

<< Volver a la lista de textos

El Mentiroso - por Alfredo Mambié

Web: http://www.pichonesdeunescritor.blogspot.com

1932. Era la noche del estreno, la gran gala inaugural. Escrito en senda marquesina destacaba “Armata Strigoi” obra teatral protagonizada por el niño prodigio, el gran descubrimiento, el sensacional tenor Attila Dorn. Su nombre real era Andrei Bogdan, sus padres y hermanos provenían de Rumania. Él era el benjamín, el hijo con aptitudes artísticas prodigiosas, poseía un talento excepcional para el canto lírico. Andrei fue descubierto dos años atrás por Olaf Wolf, su actual tutor; un ambicioso empresario teatral rumano y hábil hombre de negocios. Un sujeto trastornado por su decadencia en el mundo de la ópera, quien había ganado cierto prestigio en sus años de gloria, pero justo antes de conocer a Andrei, se encontraba prácticamente en bancarrota.

Puso todo su empeño en convencer primero a los padres del niño prodigio, en permitirles ser su profesor de canto, prometiéndoles grandes ganancias en muy corto tiempo. Como eran personas conservadoras, y estaban en trámites para legalizar su permanencia en ese país, se oponían rotundamente. Ellos pensaban que el chico, con tal solo diez años, debía más bien llevar una vida alejada de los escenarios y la fama y disfrutar su niñez. Olaf Wolf conocía la precaria condición económica de los Bogdan. Habían llegado a América con la esperanza de una vida mejor, «inmigrantes europeos supersticiosos y desconfiados» pensaba con desprecio Olaf, mientras que con una sonrisa excesiva les adulaba y los inundaba de atenciones.

—¡El muchacho es totalmente asombroso! ¡Tiene una extensión vocal extraordinaria! ¡Casi cuatro octavas, cuando el promedio es de dos y media o máximo tres!

—Tiene diez años. Todavía es un niño, señor Wolf. —Expresaba su madre, sin dejar de reconocer lo que Olaf Wolf les expresaba.

—¡Exacto, madame Bogdan! ¡Su hijo Andrei posee un registro tenor único! ¡Con toda mi experiencia y trayectoria, no había conocido a nadie de esa edad, con semejante registro vocal de un adulto! Aunque la voz de Andrei va a cambiar debido a su edad precisamente, ¡en el futuro podrá utilizarla para seguir como cantante lírico spinto e incluso barítono!

—Es cierto lo que usted dice, pero no estamos interesados. —El señor Bogdan fue seco y contundente. Tomó a su esposa por los hombros y buscó la salida.

Olaf Wolf alzó sus pobladas cejas y con un gesto exagerado les señaló a ambos la puerta.

—¿Puedo, sí me lo permiten, despedirme en privado de Andrei?… —Los sencillos señores observaron a su hijo, y con un gesto aprobatorio los dejaron solos.

—Ven Andrei, siéntate acá un momento, por favor. —El chiquillo obedeció respetuoso como siempre a su maestro, y se sentó de espaldas al gran piano que reposaba en el centro de la sala de ensayos. Andrei llevaba puesto un fino trajecito de etiqueta, envuelto en una elegante capa color púrpura y colocado ahora en su frente, un antifaz blanco, a juego con su camisa y corbata, que puesto le ocultaba medio rostro. Todo ese atuendo le hacía lucir mayor.

—A ver, dime: ¿Qué es lo que más te gusta hacer, además de cantar?…

—Compartir con mi familia. Estar con ellos.

—¡Ah! ¡Qué hermoso! Te prometo que siempre estarás junto a ellos, siempre. ¿Y qué más te agrada hacer?…

—Las películas. ¡Me gusta mucho el cine!

—¡Vaya! ¡Qué curioso, Andrei! Justo acá tengo una entrada de cortesía. Qué tal vez podrían ser dos o hasta tres, sí prefieres que alguno de tus hermanos mayores te acompañe al matiné. ¿Te gustaría, eh?… —Andrei abrió los ojos con entusiasmo. Olaf Wolf deseaba persuadir al niño, manipularlo solapadamente.

—Bien, serán todas tuyas. Siempre y cuando me prometas que seguirás asistiendo a tus ensayos y convencerás a tus padres de que te permitan hacer carrera en el mundo del espectáculo. ¡Puedo llegar a hacerte un cantante muy famoso y respetado, mi querido Andrei!

El chico se marchó convencido, sin pensar que en verdad para lograrlo tendría que pagar un alto precio. ¿Cómo iba a imaginarlo?

Pocas semanas después, el señor y la señora Bogdan recibían una carta de parte del abogado de Olaf Wolf, la cual incluía un documento legal cuyas cláusulas forzaban a la familia rumana a volver a su tierra, dejando al pequeño Andrei bajo la tutela de su mentor, el señor Wolf. “In loco parentis”, expresaba el documento reglamentario, refiriéndose a la responsabilidad legal que Olaf Wolf obtendría al momento de hacerse cargo del chico a nivel educativo. El señor Bogdan consultó el término latino en un diccionario, justo cuando los encargados de migración tocaron a su puerta con intenciones de deportarlos.

¿Te ha gustado esta entrada? Recibe en tu correo los nuevos comentarios que se publiquen.

23 comentarios

  1. 1. Nicolás Falcón dice:

    Hola Alfredo:

    Bien escrito el texto. Te felicito.
    me parece que está muy bien narrado. Queda muy claro el tema, bien desarrollado.El lenguaje, claro, cómo una mañana de primavera; cosa que se agradece.

    Me parece, que están muy bien espaciados los párrafos.
    Reitero, es muy bueno. No es fácil escribir con tal claridad.

    Un fuerte abrazo,”maquina”.

    Escrito el 17 marzo 2017 a las 22:28
  2. 2. Sofia b dice:

    ¡Hola Alfredo! Felicidades, un texto muy liviano de leer. Los diálogos bien organizados. Un único detalle: tal vez fuí sólo yo, pero no me quedó claro como el niño consiguió hacer a su profesor su tutor legal, ya que ésto ocurre (si estoy bien informada) cuando los padres fallecen o no logran cumplir sus roles.
    Sin embargo, muy bonito y un final interesante. Saludos!

    Escrito el 17 marzo 2017 a las 22:53
  3. 3. Patygut dice:

    Saludos Alfredo, me gustó mucho tu historia, es conmovedora y revela que conoces de música por lo que en el aspecto de lo que esto se refiere estuvo muy bien llevada la trama.

    El lo que a la parte jurídica, por un parte, y la realidad emocional de los inmigrantes, por la otra, se refieren creo que no conoces mucho y te aconsejaría que no profundices en rubros desconocidos, sin antes investigar a profundidad para basarte en ellos, porque siempre nos mete en problemas. (por experiencia lo digo)

    Me pareció muy original el modo en que introdujiste los elementos del desafío, no de un modo muy evidente, pero estaban allí.

    P.S.: gracias por el comentario que me hiciste de los signos de puntuación en castellano. Me ayudó muchísimo, ya que casi no notaba que no los pongo y gracias a tu comentario, de ahora en adelante, voy a ponerlos en práctica de nuevo.

    Escrito el 18 marzo 2017 a las 02:24
  4. Mis saludos cordiales a ustedes, colegas.
    Agradecido por sus comentarios, sinceramente.

    @Nicolás Falcón: ¡Muy complacido y emocionado porque te haya parecido grato como mañana de primavera! ¡Gracias! 🙂

    @Sofia b: Mi justificación está basada en esa segunda opción que mencionas, el que los padres del niño no logran cumplir sus roles por la deportación que trama el mismo tutor. Mi intención fue llevar de la mano buenas y malas intenciones en un mismo personaje, quien define para mi el concepto del mentiroso.

    @Patigut: Algo irónico, y por demás interesante, es que los tres temas que mencionas fueron todos producto de la investigación. Me encanta la música, y el teatro, y muchísimo el cine y las buenas series de abogados y leyes. ¡Soy librano, y adoro el concepto de la justicia persé! XD. Te cuento: Me inspiré en un artículo real y actual de un niño que en verdad a sus 10 años posee ese talento vocal extraordinario. Me dejé llevar por los comentarios reales del tutor del chico quien lo considera tan bueno como Carusso. Imagínate. Luego me dispuse a fantasear sus orígenes, sus antecedentes. A inventarlos. Para lograr separar la verdad de la ficción me fuí a 1932. Fue una época donde millones de europeos se desplazaron a América. Viendo una serie en Netflix, mencionaron el concepto en latín “in loco parentis”, fue ahí que asocié la utilización del diccionario con mi relato. Sí relees el párrafo final, te darás cuenta que lo defino, tal cual investigué su significado: “…refiriéndose a la responsabilidad legal que Olaf Wolf obtendría al momento de hacerse cargo del chico a nivel educativo”. Lo que no me atreví concientemente, fue a considerar “matar” a los padres para mantenerme fiel a ese concepto legal, busqué más bien “suavizarlo” con la deportación. Quise pues darle más énfasis a su rol de mentiroso y manipulador que al de asesino a mi personaje Olaf. (Nombre inspirado en un villano literario llamado Conde Olaf). De todos modos, acepto totalmente tu opinión. Esto es un taller en donde la imaginación fluye, basándose en lo real y en lo creíble. ¡Y cada cabeza es un mundo!

    Escrito el 19 marzo 2017 a las 15:22
  5. 5. Xavier dice:

    Buena tarde Alfredo.

    Es mi primer comentario, de la misma forma que es mi primer escrito compartido en este espacio. Intentare ser conciso, y aunque no tengo ninguna clase de estudios literarios, intentare realizar mi comentario de la forma mas conceptual posible.

    Un relato es, de algún modo , una narración de sucesos que guardan coherencia entre si, que tiene coherencia interna. La técnica literaria es la herramienta con la que se logra llevar a buen término esta difícil tarea, por lo cual el texto debe ser analizado en estas dos instancias separadamente, en principio. Para luego observar cómo se entrelazan la coherencia de la historia y la técnica para lograr una voz propia, un lenguaje literario, adecuado al menos, para lo que pretende la narración en cuestión. De este modo hay varias cosas que me desconciertan de tu relato, en tanto le restan coherencia.
    La imagen que muestras, la de la marquesina, supone toda una trayectoria artística del niño prodigio, que lo lleva a ser anunciado de esta forma tan espectacular, es más, tiene nombre artistico. Esta circunstancia no es coherente con la reticencia de sus padres para que se convierta en una estrella del canto. De hecho la marquesina anuncia que ya lo es y supone la aceptación previa de los mismos, pues fue descubierto hace dos años por el empresario, y esto da a entender que lleva este tiempo practicando para presentarse de forma profesional, o en un esfuerzo de imaginación, que a pesar de llevar dos años descubierto hasta hace poco se ha entrenado y en poco tiempo ha logrado el reconocimiento, pero esto no es coherente con los diálogos en los que da la impresión que el empresario está presentando por primera vez a sus padres su concepto respecto a las aptitudes del niño. Esto no sería creíble, pues hace dos años que lo descubrió, y este dialogo debería ser de ese tiempo. El lector puede preguntarse: ¿anunciaron al niño en una marquesina, pero ni siquiera contaron con el permiso de los padres?¿lleva algún tiempo practicando en contra de los deseos de sus padres, tan rígidos como los presentas?
    Otro aspecto que le resta coherencia es el de la procedencia incierta del niño. Cuando escribes: Su nombre real era Andrei Bogdan, sus padres y hermanos provenían de Rumania, das a entender que el niño no procede de allí, es decir que es natural de “America”, y si el tiene diez años, podría pensarse que ellos llevan al menos ese tiempo en el país. En la época en que señalas en el inicio, ¿era tan demorado lograr la residencia?¿tener un hijo en el país no era suficiente para ser ciudadano?

    Respecto a la frase: Puso todo su empeño en convencer primero a los padres del niño prodigio, en permitirles ser su profesor de canto, prometiéndoles grandes ganancias en muy corto tiempo. Puso su empeño en permitirles ser su profesor de canto, señala que los padres son su profesor de canto.
    Creo que la poca extensión que se requiere para este ejercicio literario, impidió que desarrollaras con más elementos las circunstancia que querías mostrar. Seguro con más palabras lo habrías logrado.
    Con aprecio Xavier

    Escrito el 19 marzo 2017 a las 21:27
  6. 6. Laura dice:

    Hola Alfredo.
    Un relato a mi criterio muy bien logrado. Me sigue chirriando la facilidad con que los padres dejaron su potestad sobre el niño, pero los apremios y presiones pueden haber incidido.
    Creo que te sobra la pregunta, creo que es innecesaria:¿Cómo iba a imaginarlo?
    Por lo demás, más que interesante el tema.Sigue escribiendo

    Escrito el 20 marzo 2017 a las 11:26
  7. 7. Luis Oyor dice:

    Hola Alfredo,
    Tu texto se lee con facilidad (lo que es fundamental en un relato corto) y está bien trabajado.
    Coincido, en parte, con Xavier respecto a la coherencia interna del texto. Probablemente a los autores nos cueste más detectar las inconsistencias pues disponemos de mucha más información que el lector que se enfrenta por primera vez al relato. También concuerdo con Sofía en que, tal y como está redactado el relato, no queda claro para el lector la razón por la que si se deporta a la familia no se deporta también al niño con ellos (parecería más lógico que separarlos de su familia de origen)
    Un saludo y nos seguimos leyendo

    Escrito el 20 marzo 2017 a las 11:56
  8. 8. P.J Dawon dice:

    Hola Alfredo, tu relato me ha gustado por que se nota que sabes de lo que estás hablando, aunque la información la adquirieras días antes de ponerte a escribir.
    Creo que concuerdan el lenguaje con lo que quieres contar . En general muy logrado la verdad.
    Yo diría que chirría un poco que los padres se opongan a la carrera musical de el niño empezando el relato contando su gran estreno como protagonista, si los padres se oponen sería desde el primer momento ¿no?
    Nos leemos.

    Escrito el 20 marzo 2017 a las 14:20
  9. ¡Hola! Nuevamente muchas gracias por expresarme sus impresiones. Mis saludos cordiales a todos.

    @Xavier: Me he topado con opiniones tuyas en otros textos y percibo tu fuerte personalidad. Por lo cual advierto que has expresado lo que te ha hecho sentir mi historia. Eso es genial. Lo aprecio sinceramente y creo que debí hacer más énfasis en demostrarle al lector (y no darlo por sentado, aunque sentí que estaba explícito) que todos los diálogos iniciales en donde Olaf conversa con los padres de Andrei en su presencia, fueron dos años antes, en el pasado, justo al iniciarse con él como profesor de canto y detectar sus potencialidades. Igual me pasó al describir que sus padres y hermanos mayores eran rumanos. Sobrentendí que estaría claro, que por ende, Andrei también lo era. ¡Gracias por tu tiempo y por tus comentarios!

    @Laura: De acuerdo contigo, puede eliminarse esa frase. Aunque sentí que Andrei era quien la formulaba en retrospectiva y por eso la coloqué, pero en voz de narrador.

    @Luís Oyor: Gentiles palabras. Se aprecian porque le pongo mucha alma y corazón a cada texto que escribo. Mi énfasis principal fue intentar demostrar que alguien que tiene fuertes propósitos como Olaf, usará fuertes recursos para lograr su cometido, y grandes mentiras. A mi me han demandado legalmente dos veces, por intereses de copropietarios sobre mi casa (herencia familiar), y ya la primera demanda la logré ganar, evitando que el inmueble se venda en unas condiciones desfavorables para mi familia. Los ardides de algunos abogados suelen fundamentar verdadades sólo para los intereses de sus representados. En mi historia, Olaf deporta a los padres de Andrei y miente descaradamente, tanto al niño, por apartarlo de su familia entera, como a sus padres, al apoderarse vilmente de las futuras ganancias que el chico logra con su talento. En 750 palabras es todo un reto. En mi humilde opinión, así fue como sentí que debía expresarlo. Gracias por opinar al respecto.

    Escrito el 20 marzo 2017 a las 14:29
  10. 10. Alfredo Mambié dice:

    @P.J Dawon: Efectivamente, colega. El chico se hace famoso dos años después. El relato cuenta los antecedentes de la carrera del niño prodigio justo antes de ese gran estreno.

    Escrito el 20 marzo 2017 a las 14:56
  11. 11. Alfredo Mambié dice:

    @P.J Dawon: ¡Y muchas gracias por tus comentarios! 🙂 A mi me encanta la escritura creativa y me documento para disfrutar hacer los mejores textos posibles. ¡Me inspiran mucho los retos planteados en Literautas, son muy motivantes!

    Escrito el 20 marzo 2017 a las 15:02
  12. 12. el chaval dice:

    Hola Alfredo, Celebro que te guste mi relato, y más todavía tus opiniones. Incomprensibles errores, si no es por que aquel día me equivoqué y tenía que haber apretado el botón del despertador, porque se ve a las claras que estaba dormido. Gracias. paso a leer el tuyo.

    Escrito el 20 marzo 2017 a las 16:46
  13. 13. Marisa dice:

    Hola Alfredo Mambié. Gracias por leer mi relato y me alegra que te haya gustado!

    He pasado por el tuyo. Es un relato dinámico, entretenido. No soy simpatizante de las oraciones largas o del exceso de adjetivos, así que mi observación es: trata de acortar las oraciones y mira si es de tu agrado.
    El tema de adueñarse de la tutoría legal del niño no me resulta creíble así como está en el cuento. Opino que habría que darle una vuelta de tuerca sin necesidad que mates a los padres.
    Saludos y a seguir escribiendo!

    Escrito el 20 marzo 2017 a las 17:07
  14. 14. el chaval dice:

    no me veo con suficiente capacidad para comentar los escritos que enviamos, porque casi todos merecen un aprobado y mas si se cuenta una historia genuina. Me ha gustado tu escrito y la mala sombra del tutor, que hace daño a sus compatriotas.Los guiones creo que no se han de poner al final de la pregunta o texto del que habla y además no se ponen cuando son pensamientos. un saludo

    Escrito el 20 marzo 2017 a las 17:14
  15. 15. Alfredo Mambié dice:

    @elchaval: ¡Anda! ¡Casi todas las mentes creativas son así, andamos hechos un enrredo! ¡Muchas gracias por tiempo y apreciaciones.

    @Marisa: Respeto plenamente tu opinión. De eso se trata, conocerla y evaluarla. Cuando escribo lo hago ajustado a mi estilo. Antes de publicar algo, lo analizo y busco detectar aquello que me haga “ruido”. Y evito escribir apresurado, contra reloj. Todo lo contrario, me fascina madurar una idea y ajustarme a los parámetros y afrontar especialmente los retos adicionales del taller y darles mi enfoque personal. Lo demás, es dejar que la imaginación corra libre y sentir como las voces de estos nuevos personajes cobran vida propia. Llevo varios años ya disfrutándolo. ¡Escribir es maravilloso!

    Escrito el 20 marzo 2017 a las 17:30
  16. 16. Alfredo Mambié dice:

    P.D. Perdonen que se me fue una R de más al escribir enredo.

    Escrito el 20 marzo 2017 a las 17:32
  17. 17. marazul dice:

    Hola Alfredo: tu historia está bien ubicada en el tiempo y en el lugar. Los nombres de los personajes encajan a la perfección y están bien elegidos. Se nota que has cuidado el texto y que te has documentado. lo mejor, según mi punto de vista, es el personaje que has creado, el de Olaf. Realmente consigues que el lector lo vea como un manipulador y un timador sin escrúpulos que solo mira por sus intereses. Creo que esta historia puede tener continuación.
    Un buen relato, Alfredo
    Saludos

    Escrito el 22 marzo 2017 a las 16:46
  18. 18. Alfredo Mambié dice:

    ¡Hola Marazul! ¡Encantado de tenerte por aquí! Haces que me sonroje. Muchas gracias por revelarme que has entrado en sintonía con mi historia. Es maravilloso, se siente genial. Tienes razón, este señor Olaf lo deja a uno con la necesidad de aplicarle su merecido. Creo que podría darle una continuación y me emociona pensarlo, porque no lo consideré antes, créeme. Mis saludos cordiales, colega. Suerte con tu novela. Muchos éxitos.

    Escrito el 22 marzo 2017 a las 17:02
  19. 19. Nora C.P. dice:

    Hola, buenas noches!
    Gracias por pasarte y comentar.
    Ante todo decirte que pareces un experto en materia, se nota que conoces o te documentas.
    Como a otros compañeros en principio no se me queda claro el enredo que hace el malvado Olaf hasta llegar a deportar a sus padres. Pienso que tenías una gran historia en la mente con las palabras limitadas (750).
    Hubiese sido una historia muy entretenida si pudiera s r más extensa.
    Aún así cuando he leído tus explicaciones y la vuelvo a leer todo queda más claro.
    Saludos,
    Nora C.P. numero 54

    Escrito el 22 marzo 2017 a las 22:40
  20. 20. charola dice:

    Hola Alfredo Mambié!

    Un relato bien cuidado, creo que los nombres de tus personajes los has escogido muy bien. Los términos musicales bien documentados. La trama me gusta y está bien escrito. La única pega a mi parecer está en la fecha, pues Estados Unidos recibió en ese año a muchos inmigrantes sobretodo europeos sin ningún problema hasta después de la segunda guerra mundial porque el país necesitaba mano de obra para construir una patria grande. Con un cambio de fecha no habría problema.

    Muestras bien a Olaf como un despreciable manipulador, mentiroso, pero que logra su cometido. Dos años más tarde el niño prodigio ya estaba llenando las arcas de su mentor.

    Muy buen relato. Felicitaciones.

    Escrito el 26 marzo 2017 a las 07:26
  21. 21. Alfredo Mambié dice:

    Estimada @charola, muchas gracias por tus comentarios y tiempo en leer mi obra. De eso se trata al ubicarme en esa fecha, precisamente. Intento hacer ver que hay condiciones que permitían a estos inmigrantes establecerse y ya estaban en ese proceso, pero Olaf logra invertirlas a punta de mentiras, claro está. Elegí ese año sabiendo de antemano que fue época de un gran éxodo a este nuevo mundo, y mis personajes provenían entre los pocos que no fueron irlandeses o italianos, y es porque Attila Dorn es un cantante real, al cual admiro y es rumano, y fue en quien me inspiré y a quien dedico mi texto secretamente. Mis salusos cordiales, colega.

    Escrito el 27 marzo 2017 a las 01:13
  22. 22. Emilio dice:

    Hola Alfredo,

    Gusto de saludarte. Tu escrito muy interesante, bien estructurado y fácil de leer, no he perdido la atención en ningún momento. El lenguaje que utilizad tiene que ser de alguien que sabe de música o de alguien que ha investigado de buena manera y lo ha utilizado de la mejor manera para explicarlo. Te felicito.

    Como observación las palabras del reto fueron mal utilizadas, tu has puesto “entrada de cortesía” cuando era “entrada al cine” y usaste “termino latino en un diccionario” cuando era “un diccionario en latín”. Muchos éxitos.

    Saludos cordiales,

    Escrito el 29 marzo 2017 a las 01:39
  23. 23. Alfredo Mambié dice:

    Estimado @Emilio, muchas gracias por expresame tus impresiones. Te aclaro, en escritura creativa se establece la utilización de un objeto cualquiera como reto para lograr incorporarlo a tu obra y hacerlo parte de tu historia. Ese objeto pasa a tener muchas veces, tanto peso en tu trama como un personaje y le brinda un interés particular a tu relato, dependiendo de tu enfoque e intenciones. No asumo nunca que puedo lo obvio. Una entrada de cortesía es una entrada al cine gratis, es decir, le di a ese objeto exigido un contexto personal dentro de mi historia. Igual aplica para el antifaz y el diccionario. Cada autor lo manejará y hará de cada objeto lo que bien la imaginación y la creatividad te inspire. Un ejemplo de esto es la pelota marca Wilson en la película El Náufrago con Tom Hanks. Literautas brinda parámetros pero deja plena libertad al ejecutarlos. ¡Eso es lo que me encanta y recomiendo a ustedes mis colegas!

    Escrito el 29 marzo 2017 a las 02:03

Deja un comentario:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.