Cookie MonsterEsta web utiliza cookies. Si sigues navegando, entendemos que aceptas las condiciones de uso.

Do you speak english?

¿If you prefer, you can visit the Literautas site in english?

Apuntes, tutoriales, ejercicios, reflexiones y recursos sobre escritura o el arte de contar historias

<< Volver a la lista de textos

Voces - por PaulaC_99

El niño salió con su juguete preferido de la mano, un dinosaurio que había estado con él desde que era muy pequeño. No es que ahora hubiera crecido mucho más, ya que apenas llegaba a los diez años, pero él se sentía muy mayor después de lo que acababa de hacer.
Caminó por el largo pasillo del hotel hasta quedar frente al ascensor. Cuando la puerta se abrió, la mujer que estaba dentro vio la daga que sostenía en su mano y que estaba llena de sangre.
Como explicación, él dijo: “fueron las voces. Ellas me dijeron que lo hiciera”.

¿Te ha gustado esta entrada? Recibe en tu correo los nuevos comentarios que se publiquen.

8 comentarios

  1. 1. Mava dice:

    Hola Paula, interesante relato. Me pregunto: ¿Qué sucedió con el dinosaurio que llevaba en la mano?, después tenía solamente la daga. Genera intriga sobre lo que hizo el niño: ¿Habrá matado a alguien? ¿La daga estaría manchada realmente de sangre?
    Saludos

    Escrito el 17 junio 2019 a las 20:20
  2. 2. Luis Duque dice:

    Cordial saludo Paula

    Conciso y bien llevado relato de horror. Un gusto leerlo.

    Escrito el 18 junio 2019 a las 00:45
  3. 3. Mario Fernández dice:

    Hola, Paula:

    Muy buen relato. Inquietante y terrorífico. Coincido con Mava sobre el destino del dinosaurio. Tienes espacio para mencionarlo de nuevo, y así darle más importancia dentro de la trama.

    Mis felicitaciones.

    ¡Saludos!

    Mario (153)

    Escrito el 18 junio 2019 a las 16:30
  4. 4. ANGEL CLIMENT dice:

    Interesante y bien llevado este microrelato de terror.
    Me gusto.

    Escrito el 18 junio 2019 a las 16:31
  5. 5. Tulipán Magenta dice:

    Hola PaulaC, al leer tu relato, me surgen varias preguntas:
    1) para dónde salió el niño?
    2)qué hizo?, a quién?

    No encuentro un contexto justificable, que haya llevado al niño a una acción tan violenta, como sugieren los últimos tres versos.

    Me parece muy bueno y bien expuesto el final. Yo lo dejaría intacto.

    Se me ocurre que el niño, pudo haber salido a la calle con su juguete, y alguien se lo robó. Pero porqué estaba armado un niño tan pequeño?, y en un hotel?
    También pudo suceder que el niño creció en un entorno violento, vio como su madre era maltratada, y se vengó del agresor. Sería la misma mujer le que descubre la daga ensangrentada.
    Y las voces?, este ingrediente también necesitaría un contexto.

    Son mis humildes apreciaciones.
    Hasta pronto.
    Soy Tulipán Magenta 146

    Escrito el 19 junio 2019 a las 08:12
  6. 6. Ichabod Kag dice:

    Hola, Paula.

    Tu relato se parece mucho a otros que ya he leído por aquí. La idea no está mal, pero siento que podrías haber hecho una elección de palabras diferente para que el relato fluya mejor y la acción no se sienta tan forzada. Creo que el protagonista requiere un mayor contexto para que los lectores creamos en su existencia.

    Saludos.

    Escrito el 19 junio 2019 a las 19:51
  7. 7. María Jesús dice:

    Hola Paula: Yo creo que has hecho una buena escena donde dejas al lector que imagine muchas cosas, pero explicas lo suficiente. Lo he leído con interés porque está bien escrito y no tengo intención de desmenuzarlo buscándole pegas.
    Saludos desde el 142.

    Escrito el 12 julio 2019 a las 17:42
  8. 8. Beba dice:

    Hola, Paula: Muchas gracias por tu visita y amable comentario. Creo que hay espacio para darle alguna “ayudita” al lector; no todos los lectores son imaginativos, ni disfrutan de un “relato abierto”; lo aprendí en mi propia experiencia.Como sugerencias para enviarlo a la recopilación, van las siguientes: 1- Basta con decir que se trata de un niño, sin explicar cuánto hace que tiene al dinosaurio; esto no hace a la historia. 2- Este niño puede tener algunos rasgos que nos hagan presente que “oye voces”. 3-El niño podría estar dentro del ascensor y victimizar a la mujer; así se logra un tejido más sólido, en poco espacio de palabras. 4- La daga, que aparece sin asidero con el resto del relato, podría estar disimulada en la cola del dinosaurio, por ejemplo. Como ves, tienes muy buen material; hace falta reorganizarlo.Un abrazo.

    Escrito el 19 julio 2019 a las 02:54

Deja un comentario:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.