Cookie MonsterEsta web utiliza cookies. Si sigues navegando, entendemos que aceptas las condiciones de uso.

Do you speak english?

¿If you prefer, you can visit the Literautas site in english?

Apuntes, tutoriales, ejercicios, reflexiones y recursos sobre escritura o el arte de contar historias

Las ocho reglas de escritura de J.K. Rowling

Supongo que todos, o casi todos, conocéis a estas alturas la historia de J.K. Rowling, la autora británica creadora de la saga de Harry Potter y, más recientemente, de la serie de novelas de Cormoran Strike. Aunque la trama para Harry Potter le rondaba en la cabeza desde muchos años antes de escribirla, fue en uno de los peores momentos de su vida cuando decidió darle forma y convertirlo en una novela.

JK Rowling

El recorrido hasta la publicación no fue fácil para Rowling, pero hoy en día es la autora mejor pagada del mundo. Por eso hemos querido reunir aquí una serie de reglas que ella misma ha comentado en ocasiones, cuando le han preguntado por las claves para convertirse en un/a buen/a escritor/a. ¿Quieres conocer los secretos de su éxito? Pues vamos allá:

1. Tus días de escritura son sagrados

Sé implacable a la hora de proteger tus días de escritura. No cedas, por ejemplo, ante las peticiones de celebrar reuniones «imprescindibles» y «tan esperadas» en esos días. Lo curioso es que, aunque la escritura ha sido mi trabajo real durante varios años, todavía parece que tengo que luchar por el tiempo para dedicarme a él.

2. Trabajo y disciplina

Tienes que trabajar. Hay que tener una estructura. Hay que tener disciplina.

3. Céntrate en la escritura

Dejé de pretender ser diferente a lo que era y empecé a dirigir toda mi energía en terminar el único trabajo que me importaba.

4. Escribe sobre lo que conoces

Tus intereses, sentimientos, creencias, amigos, familia, e incluso tus mascotas serán tus materias primas cuando comiences a escribir.

5. Lee todo lo que puedas

Siempre aconsejo a los niños que me preguntan por consejos para escribir que lean todo lo que puedan. Jane Austen dio a un joven amigo el mismo consejo, así que me siento respaldada en este tema.

6. Perseverancia ante todo

La perseverancia es absolutamente esencial, no solo para producir todas esas palabras, sino para sobrevivir al rechazo y a la crítica.

7. Disfruta con tu escritura

Lo que escribes se convierte en lo que eres, ¡así que asegúrate de que te encanta lo que escribes!

8. Crece con cada fracaso

El fracaso es inevitable. Conviértelo en fortaleza. Tienes que resignarte al hecho de que vas a desperdiciar muchos árboles antes de escribir cualquier cosa que realmente te guste, y así es como debe ser. Es como aprender a tocar un instrumento. Tienes que estar preparado para golpear las notas incorrectas de vez en cuando, o con frecuencia. Yo escribí montones de cosas antes de escribir algo con lo que me sentía feliz.


¿Qué os parecen estas ocho reglas? ¿Estáis de acuerdo con la autora británica?

Fuente: The Write Practice
Imagen: Cliparting


Entradas relacionadas:

Las ocho reglas para escribir de Neil Gaiman
Consejos de Paul Auster para escritores
Los consejos para jóvenes escritores de Ray Bradbury

Apps para escritores de Literautas

  • Compartir en Facebook

¿Te ha gustado esta entrada? Recibe en tu correo los nuevos comentarios que se publiquen.

19 comentarios

  1. Muy de acuerdo con todos. El primero es justamente el que más me cuesta. Cuando empecé a escribir en 2016 hice hábito de tener días específicos para escribir y lo respeté; pero no por mucho tiempo. Luego invertí mucho tiempo en la universidad, mi trabajo en ventas y la escritura la relegué; ahora quiero hacer el hábito de nuevo.

    Escrito el 10 enero 2018 a las 14:27
  2. 2. marazul dice:

    Hola literautas: me gusta que una escritora tan reconocida y famosa de consejos de lo más normales. No hay fórmulas complicadas para lograr el triunfo. La constancia y que te guste lo que haces renunciando muchas veces a otras cosas porque nadie te va a regalar nada. Todo lo que dice tiene mucho sentido comun.
    Gracias por compartirlo.
    Un abrazo

    Escrito el 10 enero 2018 a las 15:31
  3. 3. LUDIKA dice:

    Buenos consejos, creo que en cuanto a fomentar el hábito, este taller es un gran aporte y motivación.

    Saludos

    Escrito el 10 enero 2018 a las 18:02
  4. 4. Lapdog dice:

    Hola a todos:
    esos consejos ya los había leído en el Zen de la escritura de Ray Bradbury y en Mientras escribo de Steven King, sólo que esos dos escritores van más lejos porque ponen límites al trabajo diario. King, por ejemplo, dice que si quieres escribir de verdad necesitas unas mil palabras por día. Bradbury se limita a seleccionar palabras ideas y escribir menos y leer para inspirarse. También está el de Vargas Llosa Cartas a un joven novelista, pero es más técnico que los otros dos. Suerte a todos y los invito a mi nuevo blog:

    https://dis-adaptado.blogspot.ru/

    Gracias.

    Escrito el 10 enero 2018 a las 18:38
  5. ¡Totalemnte de acuerdo con @Ludika! Literarutas ha sido muy fiel a promover estos consejos de J.K. Rowling, la cual llevó su manuscrito a varias editoriales previas, quienes rechazaron publicarlo por considerarlo “no apto”. Además que sus necesidades económicas y la crianza de su hija como madre divorciada, eran también limitantes más que justificables, pero ella apostó por dedicarse con pasión y disciplina a este oficio que irónicamente y “mágicamente” logró transformar todas sus carencias en maravillosa y feliz realidad. ¡Vaya que si no! ¡Por todo lo anterior AMO ser escritor! P.D. ¡Estoy muy emocionado por el primer reto del taller de este año, dado a que logré participar creando la continuación de un texto con el que participé en marzo 2017 aquí en Literautas…! Esas coicidencias me motivan mucho y las valoro igual! Mis saludos cordiales.

    Escrito el 10 enero 2018 a las 18:45
  6. 6. Rita dice:

    Gracias, Literautas, por estos consejos tan buenos de J.K.Rowling.
    Me hace falta tomármelos más en serio; pero, sobre todo, me cuestan el uno y el seis. Soy muy poco constante y, lo peor, ni siquiera me he molestado en establecer mis días de escritura. En realidad, no lo he hecho porque me gustaría escribir todos los días. Pero la perseverancia es, tristemente, una de mis carencias. Es que ni siquiera tengo un horario, porque hasta para eso procrastino. Con tan poco tiempo, siempre me pongo la misma excusa.
    Espero algún día conseguir vencer este obstáculo.
    Un saludo a todos.
    Nos leemos!

    Escrito el 11 enero 2018 a las 00:04
  7. 7. Janna dice:

    Estos consejos son excelentes!
    Sin duda como escritores debemos ser de “acero” porque tenemos que aprender a canalizar las críticas, ser perseverantes e intentar las veces que sean necesarias. Trabajar duro y con disciplina, un escritor desordenado y flojo no llegará a dejar sus huellas en la literatura.
    Saludos a tod@s !!

    Escrito el 11 enero 2018 a las 01:43
  8. 8. cualquiera dice:

    Me parecen buenos consejos metodológicos. Resulta evidente que la perseverancia es un atributo necesario de todo escritor. También resulta primordial requerir un tiempo para aprender, en el que los intentos fallidos no desanimen el desarrollo. Pero también son consejos que se confunden con los criterios de la autoayuda, dónde se apunta demasiado al resurgimiento del ego “sigue escribiendo aunque desestimen tus escritos, no dejes que nada te desanime, sigue buscando tu sueño hasta la eternidad”. Yo creo que los escritores que triunfan cuentan sus fracasos como piedras que tuvieron que saltar por el camino, pero que valoran actualmente desde la cima. Un día les sonrió la fortuna, o el talento, o la suerte, y ahora están en disposición de dar consejos, pero no sabemos demasiado sobre los consejos que los escritores fracasados, darían a otros escritores fracasados como ellos. “persevera, sigue escribiendo aunque nunca nadie te haya aplaudido, aunque nadie haya leído nunca con gusto un texto tuyo, aunque el único lector placentero seas tú mismo para ti mismo”.

    No sé, creo que los auténticos secretos de los escritores están dentro, y no fuera de su escritura, están en las historias que son capaces de imaginar, en la forma que tienen de relatar, las figuras, reflexiones e imágenes con las que son capaces de atrapar la atención del lector. Sólo hay una forma de aprender todo eso, y es leyéndolos.

    El consejo de ser constante y trabajador, es algo que vale para cualquier oficio, un consejo básico vital, para cualquier actividad de la vida, es una lógica esencial que un fin sólo puede conseguirse en la persecución de su meta, son conceptos evidentes, y por lo tanto vacíos.

    Que nos digan cómo imaginan, cómo respiran, como sueñan. Que nos cuenten cómo capturan la verdad de las palabras, cómo cazan las ideas, y dejen ya de darnos ánimos.

    En cualquier caso yo creo que toda persona que acomete el acto de escribir, es único en su forma de ver el mundo, y también en su metodología. Ha de encontrar la que mejor se adapte a él, en base a su carácter, la que le ayuda a encontrar su mejor escritura, su profundidad de imaginación. En todo este proceso creo que hay dos fases básicas que el artista debe ordenar a su propia manera: una fase de transpiración, en la que se está atento a las señales que provienen del entorno y de la propia imaginación y otra de construcción, que es en la que el escritor selecciona y construye, da coherencia a aquello que va naciendo como ficción y que antes sólo era vacío. Y entre medias está eso que llaman inspiración, y que es lo único que cuenta.

    Perdón por la parrafada, estaba pensándolo para mí y me he puesto a escribirlo.

    Escrito el 12 enero 2018 a las 01:19
  9. 9. marazul dice:

    Pues para ser “cualquiera” trasmites muy bien y creo que tu seudónimo no te hace justicia. Demasiado modesto? o quizás por eso mismo llama la atención je, je….
    Nos leemos pronto
    Marazul

    Escrito el 12 enero 2018 a las 14:29
  10. 10. Alfredo Mambié dice:

    ¿Ven? ¡Eso es tener estilo propio!…¡Todo un gancho para recrearnos a un personaje bien definido y una historia que inicia al encontrar a una chica con nombre evocador, que llama su atención, al coincidir casualmente en un chat literario!

    Escrito el 12 enero 2018 a las 14:38
  11. 11. Lapdog dice:

    Algunas observaciones sobre los bellos consejos de esta famosa escritora.
    Por desgracia la vida moderna no nos permite darnos el lujo de dedicarle el lunes, miércoles y viernes a la escritura y los momentos sagrados dependen de la así llamada “Inspiración” que es todo un proceso de maduración de una idea y no se puede elegir el momento. te pilla en el baño, en la ducha u otros lugares. Además por lo regular cuando tienes tiempo no puedes escribir y cuando estás súper ocupado se sienta la musa a tu lado despatarrada y se aburre hasta que termines de laborar.
    El trabajo y la disciplina son fundamentales, pero si no les crítica literaria, ensayos de lingüística o filología, manuales sobre la escritura y trabajas a lo bruto, nunca avanzarás.
    ¿Centrarse en la escritura?Pues de eso se trata, pero yo le pondría un nivel de secta o religión con mandamientos. Escribirás cosas bellas sobre todas las cosas, no escribirás en vano, no matarás a la gente de aburrimiento. Honrarás la literatura sobre todas las cosas y mandamientos por el estilo.
    Lee lo que puedas y lo que no. Escucha audio-libros, ve películas, lee poesía, pregúntale a tus amigos, habla con la gente, embadúrnate de la vida y sus sucesos.
    Perseverancia, sí, pero racional.Encuentra tiempo para desconectarte, es importante.
    Disfruta tu escritura. !Que barbaridad! Hay que escribir, llorando, sufriendo, muriendo en la piel de un personaje, si no queda nada de eso en tus cuentos, poemas o novelas, no valen nada.
    Los fracasos. El escritor debe narrar, hacerlo lo mejor posible y dejar a sus vástagos vivir solos. Ya llegará su hora en el futuro. Sí a uno no lo publican, no lo leen y lo ignoran, eso no es signo de fracaso. La sociedad vive sus tendencias si no entras en esa dinámica estás solo, pero mejor, así nadie te molesta y puedes trabajar más.
    Les deseo que escriban sin importar nada. Se escribe solo, se lee solo y la literatura disfrutada en soledad es lo único que une a la gente cuando no tiene nada de qué hablar.

    Escrito el 12 enero 2018 a las 18:36
  12. 12. Tomás Gauthier dice:

    Totalmente de acuerdo con Lapdog. Un escritor tiene que ser tenaz, sin llegar a darle las espalda a la vida o a los aspectos más tecnicos del oficio.

    Escrito el 13 enero 2018 a las 08:34
  13. 13. Pablo dice:

    Muy de acuerdo con las reglas, sumaría la de ‘saber mostrarse’, escribir algo, publicarlo, y crecer a partir de publicaciones en medios y revistas. De a poco lo pude ir cumpliendo desde http://letrasdeviaje.blogspot.com.ar/.

    Saludos cordiales

    Escrito el 16 enero 2018 a las 20:01
  14. 14. Alfredo Mambié dice:

    “No existen más que dos reglas para escribir: Tener algo que decir y decirlo.”
    Oscar Wilde (1854 – 1900)

    Escrito el 16 enero 2018 a las 20:31
  15. 15. Ulises Miraval Martínez dice:

    Gracias, Literautas. Estas reglas me servirán para emprender una aventura negligentemente postergada. Muchas historias revolotean en mi mente; espero poder liberarlas con la confianza que encontrarán su propio destino.

    Escrito el 22 enero 2018 a las 17:02
  16. 16. LUIS dice:

    Totalmente de acuerdo contigo Alfredo. A menos que haya algo que te lo impida, claro. Trabajo, grandes problemas, etc.

    Escrito el 25 enero 2018 a las 21:29
  17. 17. Alfredo Mambié dice:

    Esos impedimentos, estimado Luis, han permitido a esas figuras tan admiradas llegar bien alto. Si deseas alcanzar algo, debes luchar por ello. El efecto es proporcional.

    Escrito el 26 enero 2018 a las 14:14
  18. 18. Pilar dice:

    Creo que con las reglas de la señorita Rowling sucede lo mismo que con los artículos para tener un culo perfecto en tres semanas… Yo creo que aparte de todo eso, y estoy totalmente de acuerdo con Cualquiera y Lapdog, hay que tener un mínimo de talento, una pizca de aptitud y después formarte, trabajar, ser constante, leer, observar… No todo el mundo es capaz transmitir escribiendo; de escribir sí, pero transmitir, entretener y enganchar es otra cuestión. En mi trabajo, existen personas muy formadas académicamente, con grandes conocimientos de la historia, de la literatura y de otras disciplinas, pero que me han confesado al leerme en “Móntame una escena” que serían incapaces de escribir dos líneas que diesen ganas de seguir leyendo”. Y no es que yo esté menos formada, que no se trata de eso, (aunque sí la verdad), sino de la capacidad innata de imaginar, visualizar las ideas y dar forma a toda esa plastilina mental.
    Claro que hay que ser constante, disfrutar y sufrir con lo que se escribe, pero yo añadiría que hay que hacerlo sin presión, dentro de un hábito, pero sin presión y sin esperar nada de los que nos leen después. Hay que buscar trucos para atrapar a las musas que nos visitan en los momentos más insospechados. Yo me anoto las ideas en el móvil: una frase, una sensación, algo que he visto y me ha llamado la atención. Después trato de recrearlo, de visualizarlo en mi cabeza. A veces me lo imagino como una escena de una película, incluso pienso en los actores, en los gestos que harían, el tono de voz que utilizarían, en la banda sonora (a mí la música me transmite muchísimo). Aprovecho los momentos en los estoy haciendo algo pero me permite pensar a la vez (como limpiar la casa o darme una ducha) Reinicio cuando me bloqueo y no trato de saltar los muros insalvables de la página en blanco, sino que los rodeo, busco otras opciones. Pero sobre todo no me presiono: habrá días en que no escriba nada y otros en que me salga. Por eso lo de ponerse un límite de palabras al día, conmigo no funciona. Hay que ser flexibles, conocer las limitaciones de cada uno y buscar los momentos más adecuados, aunque sea robándole unos minutos al sueño.

    Que la inspiración os acompañe!!!

    Escrito el 5 febrero 2018 a las 13:19
  19. 19. Héctor Urzúa García dice:

    ¿Y ahora como hago,eso que dicen, esos consejos?, me parece que yo necesito mas información de como hacerlo, otros no:y porqué varios de ellos parecen buenos para la vida diaria, y útiles en cualquier actividad en la que se quiere mejorar, ¡ha! todos tenemos una, pero sigue siendo la misteriosa mente humana.

    Escrito el 6 abril 2018 a las 03:05

Deja un comentario:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.